Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo de Tenerife ejecutará a partir de enero la mejora de la carretera TF-21 entre La Orotava y Santa Úrsula

La actuación se desarrolla en un tramo de casi 5 kilómetros y tiene un coste de 1,4 millones de euros

La carretera TF-21 entre Santa Úrsula y La Orotava E. D.

El área de Carreteras del Cabildo de Tenerife anuncia que a partir de enero de 2022 comenzará a ejecutar la mejora del deteriorado firme de la vía TF-21 entre los municipios de La Orotava y Santa Úrsula, conocida popularmente como la carretera de Humboldt, por la existencia en la zona del mirador que lleva el nombre del geógrafo, astrónomo, humanista, naturalista y explorador nacido en Berlín. El vicepresidente primero y consejero de Carreteras, Enrique Arriaga (Cs), resalta la importancia de esta actuación en una vía que es utilizada a diario por «una media de 11.000 vehículos», y que presenta un notable deterioro en el firme.

La administración insular ha adjudicado las obras de rehabilitación superficial de la TF-21, a su paso por los términos municipales de Santa Úrsula y La Orotava. en un tramo con una longitud total de 4,7 kilómetros. La intervención cuenta con un presupuesto de ejecución 1.464.880 euros, que en el futuro se complementará con otra aportación de 597.000 euros para la construcción de una nueva rotonda en el cercano cruce de la TF-217 y el acceso a la TF-5.

Esta vía insular soporta a diario el tránsito de una media de 11.000 vehículos

decoration

Enrique Arriaga subraya que este tramo de la carretera insular TF-21 es uno de los de mayor densidad de tráfico, ya que sirve de conexión entre ambas localidades y, además, en algunas zonas se ha convertido en una importante arteria para el sector de la restauración y el comercio en el norte de la isla. A su juicio, se trata de una actuación «muy necesaria dado el deterioro que presenta un firme que ya ha sobrepasado su vida útil», por lo que presenta baches, grietas y numerosas reparaciones parciales.

 El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, informa de que las previsiones del área son que la obra «esté terminada en un plazo de cinco meses», que se cumplirá en torno al mes de junio de 2022. Con esta intervención a lo largo de casi 5 kilómetros se trata «de mejorar el confort en la conducción, así como incrementar la seguridad vial de nuestras carreteras», añade García.

 La rehabilitación superficial del firme de la carretera insular TF-21 está cofinanciada por la Administración insular en el Marco Estratégico Plurianual de Actuaciones para el Desarrollo de Tenerife (MEDI), en su programa específico de Carreteras, así como por el Gobierno de Canarias en el marco del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan).

Esta restitución de la capa de rodadura de parte de la TF-21 se une, según destacan desde el área insular de Carreteras, «a otras muchas actuaciones que se están llevando a cabo en el resto de la isla de Tenerife, como la rehabilitación integral del firme que se está ejecutando tanto en la autopista del Sur (TF-1) como en la autopista del Norte (TF-5).

Una nueva rotonda

El Cabildo también anunció esta semana una inversión de 597.000 euros, junto al Ayuntamiento de Santa Úrsula, para ejecutar la nueva rotonda de 30 metros de diámetro que eliminará un punto negro para la seguridad vial en el cruce de la TF-217 con el acceso de la TF-5. Esta intersección es destino habitual de los usuarios de la TF-21.

Compartir el artículo

stats