Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transporte | Déficit de recursos para la vigilancia fronteriza

La falta de controles aduaneros en los dos aeropuertos desvía la mercancía a Gando

La diputada regional Rosa Dávila (Coalición) advierte de los perjuicios económicos que causa la inoperatividad de los Puestos de Inspección Fronteriza en Tenerife Sur y Norte

Terminal del Aeropuerto Tenerife Sur. Carsten W. Lauritsen

La inoperatividad de los Puestos de Inspección Fronterizos (PIF) en los aeropuertos Tenerife Sur y Tenerife Norte obliga a desviar al Las Palmas Gando la mercancía que requiere de este servicio con destino a Tenerife. La consecuencia es que se registra la pérdida y el encarecimiento de productos, tanto perecederos como perdurables, así como de contratos, además de «condicionar la posibilidad y capacidad de diversificar la economía», denuncia la diputada autonómica Rosa Dávila (CC).

Si bien el 90% de la mercancía que recibe la Isla llega a través de los puertos, el 10% que entra vía aeroportuaria tiene que pasar el control aduanero en Gran Canaria. Esto ocurre a pesar de que en los dos complejos aeroportuarios de la Isla existen instalaciones adaptadas como Puesto de Inspección Fronteriza. En el caso del Reina Sofía, las dependencias «fueron habilitadas hace años, están creadas, pero nunca entraron en funcionamiento». En cuanto al Ciudad de La Laguna, dejó de prestarse el servicio cuando el personal que lo atendía –adscrito al Puerto de Santa Cruz de Tenerife– dejó de hacerlo al no ver atendidas sus reivindicaciones, explica la también secretaria de Organización de Coalición Canaria de Tenerife.

Rosa Dávila advierte de que «estamos ante un problema cuya solución es cuestión de voluntad política». Mientras se recurre al argumento de una necesaria diversificación económica, «nos encontramos con que estamos en una región ultraperiférica y Tenerife no tiene un Punto de Inspección Fronteriza». La diputada regional sostiene que esta circunstancia se produce porque «no se ha destinado personal específico para atender el PIF en ninguno de los aeropuertos de la Isla. Eso causa perjuicios».

La demanda de la puesta en funcionamiento del Puesto de Inspección Fronteriza en los aeropuertos Tenerife Sur y Tenerife Norte es una cuestión que implica al Gobierno central –a través de la Agencia Tributaria, Sanidad Animal, Sanidad Vegetal, Sanidad Exterior y el Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación Aduanera (Soivre)– y al Ejecutivo canario, asegura Dávila. Recuerda que formuló una petición en este sentido siendo Directora General de Transportes del Gobierno de Canarias, durante el mandato 2003-2007, bajo la Presidencia de Adán Martín.

Fuentes de la sociedad mercantil estatal Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) aseguran que su competencia se limita a habilitar las instalaciones del Puesto de Inspección Fronterizo del Aeropuerto Tenerife Sur, confirmando que las mismas están «en perfectas condiciones», aunque no en uso.

El Reina Sofía tiene instalaciones habilitadas para el control pero nunca entraron en servicio

decoration

Una PNL

La diputada nacionalista en la Cámara Autonómica engloba esta problemática en la Proposición No de Ley (PNL) que su formación política plantea con el objetivo de que el Ejecutivo regional amplíe a sábados, domingos y festivos los horarios de control e inspección en los puertos canarios de las mercancías en todas las áreas de su competencia. Rosa Dávila sostiene que «Canarias no puede estar cerrada por vacaciones. Las Islas no pueden quedarse aisladas los días festivos o los fines de semana, y esto ocurre en la actualidad».

Explica que el servicio del Puesto de Inspección Fronteriza en los muelles de Tenerife cesa la actividad cada viernes a mediodía hasta el lunes o cuando concluya el puente festivo correspondiente. «Es decir, la mercancía que llega al puerto un viernes no estará en la cadena de distribución hasta el martes». Esa circunstancia afecta, especialmente, a los productos perecederos tanto de importación como de exportación. Como ejemplo, cita un caso registrado el último fin de semana. «Binter no pudo sacar del muelle hasta el lunes un motor de avión que llegó el viernes», explica antes de enfatizar que «también se han perdido contratos importantes de reparación marítima, porque no se puede garantizar la disponibilidad de repuestos o mercancías durante el fin de semana».

Mientras esto sucede en Tenerife, la diputada autonómica sostiene que «en Gran Canaria se autoriza la operatividad de forma puntual, algo que aquí no se consigue de ninguna de las maneras».

«Estamos ante un problema cuya solución es cuestión de voluntad política»

Rosa Dávila - Diputada autonómica de CC

decoration

Apertura permanente

La denuncia pública y la PNL que formula CC tiene su origen en un encuentro con el grupo de trabajo de Transporte y Logística de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE-Tenerife). Los nacionalistas plantean la apertura, 24 horas y todos los días del año, de los puertos y aeropuertos de Canarias, una medida «muy necesaria para la recuperación económica de la Isla y del Archipiélago», ya que «no es posible que las mercancías se queden paradas en puertos y aeropuertos los fines de semana, puentes y festivos por no tener habilitado un sistema aduanero de forma permanente». Dávila asegura que esta situación «no se vive en ningún otro lugar de España y Canarias necesita de esta medida para ser competitiva, especialmente Tenerife. El Gobierno central debe atender esta demanda para no perder más empleo».

La CEOE lo planteó el pasado abril

El grupo de trabajo de Transportes de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE-Tenerife) remitió en abril un escrito al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, a través del que expusieron «este gravísimo problema», manteniéndose a la espera de una respuesta. El objetivo es que se preste el servicio aduanero de forma permanente en los puertos y en los aeropuertos de las Islas, teniendo en cuenta los perjuicios que están ocasionando el sistema actual. «Canarias, como Región Ultraperiférica (RUP), tiene unas especificidades que no deben suponer un obstáculo para nuestra economía, menos aún para la internalización de la misma», incidió Rosa Dávila. La solución «es cuestión de voluntad política».

Compartir el artículo

stats