Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreteras proyecta el tercer carril desde el Polígono de Güímar hasta San Isidro

El director general de Infraestructura Viaria anuncia que la licitación de esta obra se producirá en el primer trimestre de 2022 | Es la obra más compleja de la Autopista del Sur

Enlace de Chimiche, junto al Polígono Industrial de Granadilla. Carsten W. Lauritsen

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias pone en marcha la redacción del proyecto del tercer carril de la Autopista del Sur entre los enlaces del Polígono Industrial de Güímar y de San Isidro, en Granadilla de Abona, obra que forma parte del Convenio entre el Ministerio de Fomento y la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias en materia de carreteras 2018-2027. Se trata de casi 36 kilómetros de trazado que configuran «el tramo más complicado» de la TF-1, explica José Luis Delgado, director general de Infraestructura Viaria.

La primera de las dificultades es el túnel de la autopista a la altura de Güímar. La solución pasa por construir uno nuevo, ya que la estructura actual no tiene capacidad para albergar el tercer carril por cada sentido. La propuesta que se baraja determina construir una de las bocas encima de las actuales, ensanchar la que quede en el centro para redimensionarla a las necesidades del nuevo trazado y la boca más próxima al mar servirá, además, como la nueva vía de conexión de la TF-1 con El Puertito de Güímar, que, además, utilizará el existente en La Caleta-Punta Prieta.

La Dirección General de Infraestructura Viaria planifica la obra contemplando la puesta en servicio del túnel de nueva construcción antes de cerrar la boca central para su ampliación.

Otro aspecto a tener en cuenta, por su relevancia, es el enlace directo Puerto de Granadilla-Autopista del Sur. Se utilizará el existente Chimiche-El Río-Las Maretas. Este enclave cambiará su fisonomía ya que se precisa su adaptación a los requerimientos del tráfico propio de un muelle de las características del ubicado en el Polígono Industrial de Granadilla.

Pero José Luis Delgado advierte de otra dificultad añadida. En la casi totalidad de los casi 36 kilómetros de trazado que configuran este nuevo tercer carril de la TF-1 no hay espacio para construirlo. La consecuencia es que «habrá que tumbar todos los enlaces» para acometer su reconstrucción adaptándolos a las necesidades.

Asimismo, el director general anuncia que el proyecto tendrá en cuenta el paso de los servicios existentes en la actualidad, «principalmente de telecomunicaciones». En el caso del futuro Tren del Sur, su paso por el Valle de Güímar estaría por encima de la tercera boca del nuevo túnel.

El director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado, anuncia que la licitación de la redacción del proyecto se producirá durante el primer trimestre del año próximo.

Los túneles de la autopista del Sur a su paso por Güímar. | | CARSTEN W. LAURITSEN

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias pone en marcha la redacción del proyecto del tercer carril de la Autopista del Sur entre los enlaces del Polígono Industrial de Güímar y de San Isidro, en Granadilla de Abona, obra que forma parte del Convenio entre el Ministerio de Fomento y la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias en materia de carreteras 2018-2027. Se trata de casi 36 kilómetros de trazado que configuran «el tramo más complicado» de la TF-1, explica José Luis Delgado, director general de Infraestructura Viaria.

La primera de las dificultades aparece en el túnel de la autopista a la altura de Güímar. La solución pasa por construir uno nuevo, ya que la estructura actual no tiene capacidad para albergar el tercer carril por cada sentido. La propuesta que se baraja determina construir una de las bocas encima de las actuales, ensanchar la que quede en el centro para redimensionarla a las necesidades del nuevo trazado y la boca más próxima al mar servirá, además, como la nueva vía de conexión de la TF-1 con El Puertito de Güímar, que, además, utilizará el existente en La Caleta-Punta Prieta.

La Dirección General de Infraestructura Viaria planifica la obra contemplando la puesta en servicio del túnel de nueva construcción antes de cerrar la boca central para su ampliación.

Otro aspecto a tener en cuenta, por su relevancia, es el enlace directo Puerto de Granadilla-Autopista del Sur. Se utilizará el existente Chimiche-El Río-Las Maretas. Este enclave cambiará su fisonomía ya que se precisa su adaptación a los requerimientos del tráfico propio de un muelle de las características del ubicado en el Polígono Industrial de Granadilla.

Pero José Luis Delgado advierte de otra dificultad añadida. En la casi totalidad de los casi 36 kilómetros de trazado que configuran este nuevo tercer carril de la TF-1 no hay espacio para construirlo. La consecuencia es que «habrá que tumbar todos los enlaces» para acometer su reconstrucción adaptándolos a las necesidades.

Asimismo, el director general anuncia que el proyecto tendrá en cuenta el paso de los servicios existentes en la actualidad, «principalmente de telecomunicaciones». En el caso del futuro Tren del Sur, su paso por el Valle de Güímar estaría por encima de la tercera boca del nuevo túnel.

El director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado, anuncia que la licitación de la redacción del proyecto se producirá durante el primer trimestre del año próximo.

Compartir el artículo

stats