Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pleno da luz verde a la obra para ampliar el Centro Cultural La Grama en Santiago del Teide

Con más de 1,8 millones de presupuesto de licitación, suplirá las carencias de espacio y estado que presenta el recinto al uso

Infografía del Centro Cultural Grama, en Santiago del Teide.

La ampliación del Centro Cultural La Grama se acometerá con una inversión superior a 1,8 millones de euros. El Pleno de Santiago del Teide aprobó, con los votos favorables del equipo de gobierno (PP) y la abstención de CC y PSOE, el proyecto básico y de ejecución. El alcalde, Emilio Navarro, considera que esta obra es un reflejo del «salto cuantitativo y cualitativo» dado en matera de infraestructura cultural por Santiago del Teide.

El presupuesto base de licitación asciende a 1.859.563 euros, de los que la Consejería de Cultura del Cabildo de Tenerife aporta, a través de una subvención, 1.711.934, mientras que la Corporación municipal aporta los 190.215 euros restantes.

El actual centro cultural cuenta con unas instalaciones que, además de insuficientes, están obsoletas, siendo necesaria su renovación y adecuación a las necesidades de una población que demanda nuevos espacios y dotaciones con un grado de modernidad y actualización de las mismas. Es por ello que para la ejecución de la reforma y ampliación propuesta se plantea la construcción de una nueva edificación, ocupando tanto el espacio del centro cultural actual como el jardín posterior.

El nuevo inmueble tendrá tres niveles, de forma que en la planta baja se emplazarán el acceso, con vestíbulo y atrio; el salón de actos, con sala, escenario y almacén); además del acceso al escenario y al camerino. La planta alta albergará los estudios de una emisora de radio, la biblioteca, una sala de usos múltiples (con aula de informática), aseos femenino y masculino, ambos adaptados, y la zona de descanso comunicado con la terraza. En la planta bajo rasante se habrá salas de usos múltiples (una de ellas insonorizada), aseos generales, camerino (con entrada independiente), oficina y el cuarto de instalaciones bajo la escalera, según lo aprobado por el pleno santiagués.

Compartir el artículo

stats