Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DÍA DE LOS FINADOS | Un camposanto con mucha historia

El cementerio de los héroes y los pobres

El camposanto de San Juan de La Laguna, que fue clausurado en 1983, vive una de sus jornadas de más actividad del año

24

Cementerio de San Juan (La Laguna) María Pisaca

El Cementerio de San Juan, el más antiguo de La Laguna, es también uno de los de más honda historia de todo Tenerife. Se calcula que descansan allí unas 55.000 personas, entre las que hay nombres propios de la historia local, fallecidos en el accidente de los jumbos en Los Rodeos –la mayor tragedia de la aviación comercial– y se cree que represaliados del franquismo, así como muchos vecinos humildes y anónimos. Es el caso de Juan Rodríguez Toste, el primer enterrado en el recinto, el 4 de julio de 1814. A él se debe la denominación de este camposanto que ayer, al igual que en los días previos y de la misma manera que ocurrió en otros cementerios de la Isla, vivió una jornada de visitas y de reencuentro con los familiares fallecidos.

José Carlos Pérez, lagunero de 62 años, era uno de los visitantes madrugadores. Antes de las 8:30 horas ya estaba preparando unas flores en la zona. «Yo vengo todos los años por mi padre; paso por aquí primero y después voy al Cementerio de San Luis por otros familiares que murieron después», expresó. «Mis hijos no sé si continuarán con esto; solo hacía falta ver el centro de La Laguna la otra noche lleno de gente disfrazada...», apuntó. No era el único que este lunes mostraba dudas con el futuro de la tradición. Isabel Díaz, en cambio, se sorprendía por la tranquilidad que se respiraba a esa hora: «Es temprano, pero otros años ha habido más gente; también es verdad que, al haber caído justo después del fin de semana, muchos ya vinieron».

Los restos de víctimas del accidente de los ‘jumbos’ se encuentran allí

El investigador Benjamín Reyes realizó años atrás un detallado trabajo sobre esta infraestructura clausurada en 1983, cuando llegó a su capacidad máxima. Reyes indicó entonces que entre los numerosos personajes históricos que reposan allí están Luis Florencio Román y Machado (circa 1755-1841), que participó en la Gesta de 1797 frente al ataque del almirante Horacio Nelson, donde tuvo una destacada actuación; Alfred Rensonnet y Rensonnet (1868-1921), que fue ingeniero director del primer tranvía de Tenerife, que se inauguró en 1901 y perduró hasta 1956, y José Rodrigo Vallabriga (1876-1965), que proyectó numerosas obras en Canarias y que realizó la reforma de la Catedral de La Laguna de 1905.

Es habitual que al Cementerio de San Juan acudan vecinos de barrios cercanos, como San Benito o El Coromoto, que tienen allí a sus familiares enterrados. | maría pisaca

El estilo de la instalación también contribuye a que transmita historia. Se da la peculiaridad, además, de que viviendas de la parte baja del Polígono Padre Anchieta tienen sus balcones hacia las tumbas y nichos. «Vienes a aquí y por un momento no parece del todo un cementerio», expresaba otra señora que se había acercado con flores hasta allí, de nombre Carmen. «Yo tengo a unos cuantos familiares, sobre todo allegados de mis padres, que están aquí», comentó. La previsión era que el lugar abriese ayer sus puertas de 7:00 a 18:00 horas, al igual que el resto de cementerios con los que cuenta el municipio: San Luis, el mayor; Valle de Guerra; Tejina, y la Punta del Hidalgo.

«Uno viene porque siempre ha venido y una costumbre como esta no se puede perder; te acuerdas siempre de tus seres queridos, pero en estas fechas más todavía», apuntó Alberto Díaz, que recorría el exterior del camposanto acompañado de sus hijas. «Yo creo que la primera vez que estuve fue de niño con mis padres y me parece que desde entonces he venido todos los años por estas fechas a limpiar un poco y poner unas flores», manifestó. A Mari Carmen Domínguez, otra señora que se acercó hasta el lugar a primera hora de la mañana, le llamaba la atención que la afluencia era menor a ediciones anteriores. «Tiene que ser por cómo ha caído este año, que ha habido más oportunidades para venir, con el fin de semana de por medio, que otras veces, en las que al final terminamos viniendo todos a la vez», opinó. «Pero mejor así: más tranquilo, menos apuro y hasta más seguro por la pandemia», aseveró.

Se cree que en San Juan pueden estar los restos de once represaliados del franquismo

Cabe recordar que el Ayuntamiento de La Laguna había llevado a cabo una intervención integral en este camposanto para restaurar la imagen del espacio y que seguía a otras acciones que se habían efectuado en los últimos años. Más en detalle, participaron quince personas procedentes de un convenio suscrito para favorecer la empleabilidad con trabajos en este recinto y en el de San Luis. Se realizaron en aquella ocasión tareas de conservación y renovación, como la limpieza integral de la instalación, el pintado de paredes, arcos e interlineado entre las lápidas, el arreglo de barandas y la reparación de la puerta de la capilla, entre otras actuaciones, según enumeraron desde el Consistorio lagunero coincidiendo con aquellas labores.

El cementerio de los héroes y los pobres

Monolito a 583 personas

Otra de las acciones destacadas de los últimos tiempos en este espacio la dio a conocer la Concejalía de Cementerios del Ayuntamiento de La Laguna. En agosto de 2020 anunció que había iniciado el proceso para colocar un monolito y una placa en homenaje a las 583 personas que perdieron la vida en el mayor accidente aéreo de la historia, ocurrido en 1977 en el aeropuerto de Los Rodeos. «Estos reconocimientos se ubicarán en el lugar donde se encuentran los restos de muchas de las víctimas, que también cuentan en el municipio con una escultura en su recuerdo en la Mesa Mota», explicaron entonces. «Es un acto de justicia guardar la memoria de las víctimas de aquel accidente que fueron enterradas en una fosa en el cementerio de San Juan, sin poder ser identificadas, con el futuro monumento y la placa, pero también adecentando la parcela en la que se hallan sus restos», informó la edil responsable de Cementerios, antes de añadir que «todos ellos forman parte de la historia por este suceso terrible y queremos llevar a cabo esta iniciativa por respeto hacia ellos y hacia sus familias».

En el recinto fueron enterradas algunas personalidades destacadas y muchos vecinos anónimos

El Cementerio de San Juan también ha tenido protagonismo en la etapa más reciente porque hay indicios de que allí se encuentran los cuerpos de represaliados del franquismo, los conocidos como los once de San Juan. Sin ir más lejos, la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias concedió hace un año una subvención de 15.900 euros para realizar una investigación que permitiese la localización de fosas de personas represaliadas en La Laguna y Los Rodeos, lo que significa, destacó por entonces el consejero Julio Pérez, «un acto de materialización de los compromisos» de la Ley de Memoria Histórica. «En concreto, se priorizarán las tareas de investigación sobre personas desaparecidas que podrían estar enterradas en una fosa común en el Cementerio de San Juan y en Los Rodeos, así como la investigación de un testimonio oral que señala una casa de la calle del Agua, en La Laguna, como lugar de descanso final de cuatro personas desaparecidas», indicaron desde el Ejecutivo regional sobre aquellas acciones que se programaron sobre este espacio.

El cementerio de los héroes y los pobres

Compartir el artículo

stats