Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puertos de Tenerife | El futuro del transporte marítimo en la provincia

El proyecto del Puerto de Fonsalía naufraga en el Parlamento de Canarias

Los votos de Sí Podemos, CC y NC tumban de forma definitiva el plan para construir un muelle en la costa de Guía de Isora

Zona de Fonsalía, en la costa de Guía de Isora, donde se proyectaba la construcción de un puerto. Carsten W. Lauritsen

El proyecto del Puerto de Fonsalía naufragó ayer en el Parlamento de Canarias tras 26 años de errática travesía y muchas dudas sobre su idoneidad. El pleno de la cámara canaria acordó «el abandono definitivo» de la propuesta para construir un puerto en la costa sureña de Guía de Isora, como alternativa al tráfico marítimo con el resto de las islas de la provincia –La Palma, La Gomera y El Hierro–, en una votación en la que hubo división en el pacto de las flores que sustenta el Gobierno de Canarias. Sí Podemos, promotor de medida, y Nueva Canarias votaron por dar carpetazo al proyecto, mientras el principal socio del pacto de las flores, el PSOE, se abstuvo y ASG, otro de sus integrantes, se mostró en contra. Entre los partidos opositores, Coalición Canaria-PNC respaldó descartar el puerto, mientras PP y Ciudadanos, lo contrario. Resultado final: 24 votos a favor (Sí Podemos, CC-PNC y NC), 13 en contra (PP, ASG y Cs) y 21 abstenciones (PSOE).

El Parlamento de Canarias rechaza el proyecto del Puerto de Fonsalía 26 años después de abrirse el debate sobre la necesidad de su construcción y 15 años después de que la propia cámara canaria adoptara una decisión contraria a la de ayer: respaldar de manera unánime la propuesta del Gobierno de Canarias de calificar al Puerto de Fonsalía de «excepcional interés público». En lo que sí hubo coincidencia ayer en la cámara canaria, según informó Efe, fue en pedir al Gobierno que busque alternativas al tráfico marítimo en la provincia tinerfeña que pasen por la mejora de las infraestructuras existentes, escuchando a la ciudadanía y a las instituciones, y que se busquen soluciones inmediatas al colapso del Puerto de Los Cristianos.

El debate sobre una nueva instalación portuaria para el sur de Tenerife se retomó el pasado agosto después de que Casimiro Curbelo, presidente del Cabildo de La Gomera y líder de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), exigiera una solución al «colapso» del Puerto de Los Cristianos, en el que operan la mayoría de barcos de transporte que unen Tenerife con La Palma, La Gomera y El Hierro. El propio Curbelo se topó, al tomar un barco a San Sebastián de La Gomera, con una situación que se venía repitiendo en los últimos años cuando las líneas de conexión con las islas no capitalinas coinciden en sus operaciones: colas interminables de vehículos y largas esperas en Los Cristianos. «La ciudadanía no puede aguantar ni un minuto más un colapso que inevitablemente requiere buscar soluciones inmediatas en Fonsalía», señaló entonces el presidente gomero.

Una parte de los partidos, los empresarios, la Autoridad Portuaria y colectivos de profesionales, como el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, defendieron la opción de Fonsalía. El proyecto, sin embargo, contó desde el principio con una fuerte oposición de los colectivos ecologistas, pues el muelle amenazaba una zona de especial sensibilidad de la biodiversidad marina por la presencia de importantes poblaciones de cetáceos. En medio de todo ha habido partidos que han cambiado de opinión –como CC o NC, que pasaron de defenderlo a desecharlo– o incluso divisiones en el seno de otros, como el mismo PSOE, que gobierna en el Cabildo y el Gobierno de Canarias. Mientras un sector importante del PSOE insular defendió el Puerto de Fonsalía, otro no menos importante lo rechazó, alegando similares argumentos a los del fuerte movimiento ecologista de oposición.

Manuel Marrero, portavoz de Sí Podemos Canarias, se congratuló en declaraciones recogidas por Efe de que «estemos ante los últimos estertores de un proyecto imposible», que «se ha quedado en atentado frustrado contra el medioambiente». Consideró «positivo» que «la mayoría del espectro político» se haya movido hacia las posiciones «siempre defendidas por Sí Podemos y respaldadas por la sociedad civil» con más de 400.000 firmas, recogidas en la plataforma Change.org. Al respecto, agradeció a CC y NC su «cambio de posición» respecto a esta infraestructura y «el esfuerzo» del PSOE por «darse argumentos y tiempo», pese al «inmovilismo» de «muy pocos» que siguen apoyando esta «descabellada idea», entre los que citó al presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín.

Socorro Beato, de CC-PNC, explicó ante el pleno que CC de Tenerife ha optado «por el rechazo definitivo» al puerto de Fonsalía tras «un proceso de reflexión en defensa del territorio, el medio ambiente y las nuevas generaciones», si bien detalló que son «urgentes las soluciones» al colapso de Los Cristianos. La diputada de NC Carmen Hernández defendió que es «mejor cambiar de opinión que persistir en el error». «Decir sí a Fonsalía es gobernar en contra de la ciudadanía, contra el medio ambiente y contra la biodiversidad», matizó.

Nira Fierro (PSOE) apuntó que «hay que resolver el problema en Los Cristianos» y que «por responsabilidad» es «aconsejable» esperar a los estudios que ha encargado el Gobierno de Canarias para «planificar con conciencia y serenidad». «Nadie puede dudar de nuestro compromiso medioambiental, pero también vamos a seguir resolviendo los problemas históricos de conectividad con criterios fundamentados», enfatizó.

El diputado del PP Manuel Domínguez alabó la «responsabilidad» del PSOE de esperar a los informes encargados por el Gobierno y defendió esperar a esos estudios antes de tomar decisiones. Aunque señaló que el PP ya se pronunció a favor de Fonsalía, «no irá en contra de esos dictámenes». Jesús Ramos Chinea (ASG) defendió que el puerto de Fonsalía «tenía una declaración de impacto ambiental favorable que misteriosamente se dejó caducar» y añadió que «en todo caso, el debate no es Fonsalía sí o Fonsalía no, sino la cohesión interinsular y el colapso de Los Cristianos». El diputado de Ciudadanos, Ricardo Fernández de la Puente, defendió por su parte que «Fonsalía es estratégico para Tenerife», pidió que se dejen de «poner trabas al desarrollo» y recordó que los empresarios del sur de Tenerife y de la construcción «lo consideran irrenunciable».

  • UNA CRONOLOGÍA DE CASI TRES DÉCADAS

    1992

    El Gobierno de España se plantea construir un puerto en la costa de Guía de Isora.

    2000

    Puertos del Estado cede al Ejecutivo canario el anteproyecto de Fonsalía.

    2001

    Con la aprobación el Plan de Puertos e Instalaciones Portuarias de Canarias por el Gobierno regional se abre el expediente para construir en Fonsalía.

    2006

    El Ejecutivo canario califica al Puerto de Fonsalía de «excepcional interés público» con el respaldo unánime del Parlamento autonómico.

    2014

    El 22 de diciembre de 2014, la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias aprueba la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

    2015

    El Gobierno canario solicitó la adscripción de espacio de dominio público marítimo-terrestre para construir el puerto el 30 de enero. La respuesta fue desfavorable el 16 de octubre de 2018.

    2018

    El 22 de diciembre de 2018 caduca la Declaración de Impacto Ambiental

    27 de enero de 2021

    El 27 de enero, la Alianza Mundial de Cetáceos declarara la franja marina Teno-Rasca como el primer Lugar Patrimonio de Ballenas de Europa.

    9 de junio de 2021

    La Cámara autonómica volvió a respaldar la construcción del Puerto de Fonsalía hace tres meses al aprobar, con el único voto en contra de Sí Podemos, la Propuesta No de Ley del PP que insta al Gobierno canario a impulsar dicha obra.

    11 de septiembre de 2021

    Confirmada la caducidad de la declaración de impacto ambiental y con el aumento de pronunciamientos en contra, Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife anuncian la elaboración de un estudio sobre las alternativas posibles para la conectividad marítima entre las Islas Occidentales.

Compartir el artículo

stats