Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buenavista del Norte

El Cabildo de Tenerife repara de urgencia un muro dañado en la vía de Punta de Teno

Enrique Arriaga anuncia que los trabajos durarán un mes y costarán 42.573 euros

El muro dañado en la TF-445. E. D.

El área de Carreteras del Cabildo de Tenerife inicia por la vía de urgencia la restauración de un muro en la vía TF-445, que da acceso a la Punta de Teno, en el municipio de Buenavista. Se trata de una estructura hecha con mallas metálicas que se rellenan con rocas y están destinadas a retener los escombros tras desprendimientos. Las obras, con un presupuesto de 42.573 euros, durarán un mes.

El vicepresidente insular y consejero de Carreteras, Enrique Arriaga (Cs), explica que «se trata de una obra de urgencia para evitar la caída de más escombros a la carretera, después de que los continuos episodios de desprendimientos detectados en la zona hayan acumulado tras el muro grava y rocas de gran tamaño que podrían llegar en la calzada».

«La actuación consiste en la retirada del material desprendido y la reparación y recrecimiento del muro de contención. Las obras se ejecutarán en horario diurno y es necesario establecer cortes puntuales en el tráfico que serán señalizados», anuncia Arriaga. El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, añade que esta actuación «se suma a otros trabajos que el área también ejecuta en esta vía de acceso al faro de Teno, como es la reparación y limpieza de las mallas de retención instaladas en el margen izquierdo de la calzada. Los operarios, especialistas en trabajos verticales, están eliminando piedras de las mallas y sustituyendo algunos cables de anclaje que se habían deteriorado.

Estos trabajos de mejora del sistema de retención de desprendimientos comenzaron el 27 de septiembre en la carretera insular TF-445. La zona en la que se ejecutan los trabajos está comprendida entre los puntos kilométricos 4,150 y 5,400, que son los más afectados por la caída de rocas desde unos acantilados de gran altura.

Arriaga también ha explicado que «se trata de una actuación urgente que permitirá instalar nuevas mallas de triple torsión para restituir la seguridad en esta vía insular. El sistema actual de retención del talud está comprometido debido a los frecuentes desprendimientos que se registran en la zona, en ocasiones con rocas de gran tamaño». Esta actuación también obligará a establecer «cortes puntuales para poder trabajar con seguridad y en momentos en los que se considere que existe algún riesgo de desprendimiento». Estas obras cuentan con un plazo de ejecución de tres meses.

Compartir el artículo

stats