Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Espacios naturales | El delicado equilibro entre la protección y el disfrute

Los 4x4 solicitan una aplicación para estar localizados en el monte

La Asociación de Clubes recuerda su respeto al medio ambiente, que demuestra con las recurrentes campañas de concienciación

Salir con vehículos 4x4 es una tradición arraigada en Tenerife. E. D.

La Asociación de Clubes de vehículos 4x4 de Tenerife ha propuesto al Cabildo crear una aplicación informática para controlar la presencia de estos todoterrenos en los montes y espacios protegidos de la Isla. Son miles –más de 3.000 según los cálculos– los aficionados a esta actividad que, sobre todo los fines de semana, salen a las carreteras insulares para disfrutar de paisajes únicos. Los organizados aceptan el control, pero en palabras de Aday González Negrín, del colectivo Gofio, piden que prime «regular más que prohibir». Defienden su compromiso con el medio ambiente que demuestran a través de constantes campañas en las redes sociales. Tienen claro que «no se puede meter a todos en el mismo saco porque pagamos justos por pecadores».

Siempre por las roderas, Que vuelva contigo (la basura) o Ser legal. Desconocer la ley no te da derecho a incumplirla. Son algunos lemas de quienes tienen esta actividad casi como forma de vida para juntarse en el medio natural con familia y amigos que tienen una afición común.

Los 4x4 solicitan una aplicación para estar localizados en el monte

La iniciativa de concienciación más reciente, que incluye también a las motos o los quads, tiene como título Cuidar lo nuestro es tarea de todos. La mueven tres premisas: dar ejemplo, recoger toda la basura y no utilizar los barrancos u otros espacios naturales como vertederos

Aday González recuerda que «hemos mantenido reuniones con el Cabildo y hay buena predisposición pero la ley está obsoleta con un monte masificado por reacción a la pandemia y la escasa vigilancia. Cabe afrontar la situación con un proyecto más a medio largo plazo». Considera quien atesora experiencia en este mundo que «lo que fomentan es el furtivismo nocturno. O sea que la gente vaya al monte y cometa irregularidades al faltar esa vigilancia hoy insuficiente». Al respecto aclara que «solo cuatro agentes del Seprona vigilan toda la Isla». Sobre las prohibiciones ahonda: «Ahora es la Mesa Mota, en La Laguna, y nos plantean un circuito alternativo en Los Baldíos que no vemos por distintas razones entre ellas la cercanía de las viviendas».

Aday insiste en que «cada vez son más las personas que salen a disfrutar de la naturaleza. Ha aumentado el número después de la pandemia y se hace necesario el control. Hay que adaptarse a los tiempos y definir un censo claro porque esto va a ir a peor».

«No hay que meter a todos en el mismo saco porque pagamos justos por pecadores»

Aday González - Club Gofio 4x4

decoration

Al respecto defiende la idea de «crear una aplicación que permita localizar a los que estén en un determinado momento en el monte. El Cabildo tiene una desde hace más o menos un año, Vente, pero nos parece anticuada y hay que renovarla. Sea esta u otra nueva es una medida imprescindible».

González admite incluso que «podría ser de pago, con coste de 1 o 2 euros por usuario, aunque no creo que sea tan cara para el Cabildo. Nosotros sabemos que sería posible con entre 3.000 y 15.000 euros de inversión. Todo el mundo quedaría registrado con centralización en el Cecopin insular, donde hay servicio las 24 horas».

Alertas de casi todo

Desde basuras acumuladas a cortafuegos a los que ha entullado la maleza, participar en campañas de prevención de incendios o avisos sobre personas perdidas. Aday González recuerda en este sentido la labor de advertencia y alerta en cualquier lugar de la Isla por donde pasan los 4x4. También es habitual que den cuenta de la presencia de animales abandonados, del derrumbe de pistas o de «prácticas de brujería y de santería cada vez son más frecuentes en lugares aislados de nuestra geografía». No olvida mencionar acciones altruistas y desinteresadas como la excursión de la que pudieron disfrutar gracias a ellos los niños con cáncer de Pequeño Valiente.

González Negrín tiene claro que «si se cometen irregularidades hay que sancionar de manera ejemplar. Siempre existen garbanzos negros en todos los colectivos». Pero también valora: «Meter a todos en el mismo saco es hacer que paguemos justos por pecadores. Se nos denuncia por cuatro o cinco que no cumplen. Y eso no debe ser así». Reconoce que «en 2020 no hubo ninguna sanción para 4x4 y todoterrenos aunque si para motos y quads».

Aday pone un ejemplo de cómo se les perjudica en su opinión: «La pista de Anocheza, una de las más transitadas en la Isla, de Güímar a Izaña, se saca de las forestales por su supuesta peligrosidad porque ha habido dos muertes. Es cierto pero nada tiene que ver ni con los 4x4 ni con la actividad en montes y espacios protegidos».

La propuesta es «salir al monte sin prisas, relajarse y disfrutar del camino. Despacito y con el concepto claro de que se comparte el espacio con otros usuarios». Los amantes de esta afición en Tenerife defienden «salir a la naturaleza con tu núcleo familiar o de amistades sin ningún tipo de interés competitivo. Sólo queremos acceder y desplazarnos por nuestros montes a través de las pistas forestales de forma responsable para poder disfrutar de un día en familia y con los amigos».

Actividad económica

El mundo del 4x4 mueve un creciente volumen económico, no sólo por su alta incidencia en cuanto al pago de tasas e impuestos, sino también por la creación de empleo. Tanto en estaciones de servicio como en el floreciente mercado de las empresas de ITV, el despegue de las compañías de seguros, las empresas de taller de mecánica y pintura o las tiendas de repuestos y la gastronomía (restaurantes y guachinches). Sin dejar de lado el sector turismo.

Tenerife cuenta con una red de pistas forestales con más de 2.200 kilómetros, pero sólo está permitido circular por 180. Apuntan desde el sector que «otras comunidades autónomas, como Galicia, permiten la libre circulación de vehículos por pistas para contribuir a su recuperación».

Sancionar de manera ejemplar a quien no cumpla. Es el primer precepto en la propuesta de colectivos y usuarios. Pero también «la creación de una APP en la que se pueda solicitar en tiempo real el acceso a la pista». Así sería posible controlar «por dónde se accede, la ruta que se realiza, la velocidad del vehículo, su matrícula, el número de ocupantes, la opción de avisar por una emergencia, etiquetar la basura, etcétera».

Otras peticiones son «la apertura de un mayor número de pistas, con más continuidad de tránsito; ampliar el número de usuarios por día o permitir a los clubes organizar rutas con más de tres vehículos». Asimismo, «el uso de cortafuegos para enlazar varias pistas o dividir el uso de estas con la idea de darles descanso en temporadas de invierno y de verano».

De manera más específica el sector reclama que «durante la época de invierno, cuando nieva, se proceda al uso limitado de las pistas a vehículos debidamente preparados. Y en relación al problema de la Mesa Mota, «buscar una solución en la que todos los colectivos se vean beneficiados».

De un lado la participación activa en eventos sociales y solidarios; el trabajo de concienciación para el fomento de los valores ambientales y la conservación de los espacios naturales, así como la colaboración con la administración pública. Por la otra parte, «prohibiciones que generan furtivismo y provocan problemas de seguridad». Desde el colectivo de los 4x4 apuntan como balance: «Las nuevas tecnologías pueden generar mecanismos para monitorizar los accesos y hacer el seguimiento de la actividad. Esos aplicativos ayudarían al control de posibles infractores y a generar una actividad que permitiría el mantenimiento de las pistas y, además, serviría para un uso público que hoy en día está en auge».

El último acuerdo del Cabildo

Baste un ejemplo para demostrar la afición a estos vehículos en Tenerife. En 2003, la Isla, concretamente el municipio de Güímar, acogía la concentración de más de 1.300 lo cual supuso conseguir un récord Guiness que aún sigue vigente. El reciente acuerdo institucional del Cabildo valora ese arraigo. En primer lugar, establece «crear una mesa de trabajo con clubes y usuarios, en paralelo a estimular su participación en voluntariado ambiental, para estudiar el uso racional de las pistas forestales». En este sentido, además, «analizar condiciones de seguridad y aforos para reevaluar las pistas susceptibles de ser utilizadas por estos vehículos». En segundo término, «instalar nuevos aforadores que refuercen el sistema de reservas y disminuyan el furtivismo». Por último, «impulsar campañas de información y sensibilización que promuevan la circulación responsable por pistas forestales y espacios naturales protegidos».

Compartir el artículo

stats