Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cáritas Diocesana abre en Arona un centro para 20 personas sin hogar

Ofrece atención socioeducativa, psicológica, orientación y formación para el empleo, así como asesoramiento jurídico

Autoridades y usuarios en el acto celebrado ayer. E. D.

Cáritas Diocesana de Tenerife abre un recurso alojativo para personas sin hogar en el municipio de Arona, que da cobertura a hombres y mujeres de entre 18 y 65 años que se encuentren en situación de exclusión y vulnerabilidad. El acto de apertura oficial contó con la presencia, entre otros, del obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez; el director de la entidad católica, Juan Rognoni; el presidente del Cabildo, Pedro Martín; la consejera insular de Acción Social, Marián Franquet; el director general de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Francisco Javier Bermúdez; y la primera teniente de alcalde de Arona, Raquel García.

El proyecto Santo Hermano Pedro es un recurso de baja exigencia que, además de dar cobertura a las necesidades humanas de seguridad y protección física y psicológica, entre las que se encuentra la alimentación, la higiene y el alojamiento, ofrece atención socioeducativa de un equipo multidisciplinar, compuesto por cinco profesionales de la educación social y una trabajadora social. Con ello, Cáritas Diocesana de Tenerife garantiza la cobertura desde un enfoque integral, tal y como establece el Modelo de Acción Social de la institución.

Juan Rognoni, director de Cáritas Diocesana de Tenerife, destacó que la puesta en marcha de este centro responde a una «necesidad» del colectivo de personas sin hogar del sur de la Isla. Rognoni subrayó que el equipo técnico trabajará con los participantes a través de «un proceso de acompañamiento» para que puedan salir de la exclusión lo antes posible y reinsertarse en la sociedad.

Pedro Martín, presidente del Cabildo de Tenerife, indicó que se siente orgulloso de ver el compromiso de la Iglesia en proyectos como este. «Tenemos mucho que aprender las administraciones», dijo, mientras el director general de Políticas Sociales del Gobierno canario, Francisco Javier Bermúdez, aseguró que servicios como este son «garantía de ciudadanía».

Más colaboración

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Arona, Raquel García, subrayó la necesidad de «una mayor cooperación entre las administraciones para que el conjunto de la comarca Sur cuente con un escudo social potente y compartido», al tiempo que el obispo, Bernardo Álvarez, enfatizó que «el objetivo de este tipo de recursos es que las personas que se encuentran en él logren salir, lo antes posible, porque eso significará que han superado esas etapas complicadas de su vida».

El recurso se encuentra ubicado en Arona y está financiado por el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias. Cuenta con de 20 plazas y ofrece sus servicios las 24 horas del día, los 365 días del año.

Estos recursos prestan servicio permanente de cobertura de necesidades básicas, como alimentación, higiene, medicación, transporte y ropero, así como la atención socioeducativa que ofrece un equipo multidisciplinar. El requisito de entrada, además de estar en situación de sinhogarismo, es manifestar un compromiso con la intervención socioeducativa.

Compartir el artículo

stats