Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno ariquero acusa al PSOE local de «rendir pleitesía a sus jefes del Cabildo»

Reprochan a los socialistas ariqueros que no apoyen la demanda de renovar el convenio que compense al municipio por los perjuicios que ocasiona el actual vertedero insular

Juan José Armas, Sebastián Martín y Andrés Martínez.

Las diferencias entre el Cabildo y el Ayuntamiento de Arico por la compensación que reclama el municipio para cubrir los perjuicios que ocasiona el Complejo Ambiental vivirán mañana un nuevo episodio. Está convocada una reunión entre las partes que se presenta como fundamental para el futuro inmediato de los ariqueros. Ante ello, el gobierno municipal avisó ayer «del peligro que supone para Arico una oposición totalmente alineada con el Cabildo por intereses políticos».

Refiriéndose al posicionamiento público de Olivia Delgado, concejal del PSOE, alabando la actuación del Gobierno insular en este asunto, el grupo gobernante señaló que «la triste realidad es que necesita rendir pleitesía a Pedro Martín para sostenerse en el Senado, ella, y a la portavoz municipal, Airam Álvarez, en el Cabildo con un cargo de especial confianza».

E Primero Arico. El alcalde, Sebastián Martín, asegura no haber recibido «ni una sola palabra de apoyo en estas semanas de lucha» de ningún representante del PSOE de Arico. A la vez, resalta la «incredulidad» con la que los vecinos reaccionaron «tras amanecer hoy (por ayer) con la noticia del respaldo de los socialistas al Cabildo». El regidor puso de manifiesto que «hoy, el vecino tiene claro que Primero Arico, Coalición Canaria, Partido Popular y Sí Podemos Tenerife, tanto a nivel insular como local, apoyan la reivindicación del Ayuntamiento, y que el PSOE de Tenerife y el PSOE de Arico, no».

Martín informó de que acudirá mañana a la reunión convocada por la Presidencia de la Corporación insular «con actitud firme, pero negociadora», tras haber recibido el respaldo de «la inmensa mayoría de la sociedad ariquera y, en gran medida, de la sociedad tinerfeña en la voz de muchos de sus alcaldes, concejales, consejeros insulares y diputados autonómicos, así como de las asociaciones de vecinos, empresas y demás colectivos del municipio».

Juan José Armas (CC), primer teniente de alcalde, tachó la alineación del PSOE de Arico con el Gobierno insular de «una auténtica traición a su pueblo y una demostración del desconocimiento de la oposición en este asunto. Deben saber que este tema le duele a los ariqueros, que este asunto no es menor para ellos y que este desplante del PSOE de Arico se está viviendo en el pueblo como cuando nos pusieron el vertedero, lo que enterró de lleno sus opciones electorales».

El Gobierno insular rechazó la exigencia del tripartito de Arico de renovar el convenio que compense al municipio por ceder dos millones de metros cuadrados para albergar el vertedero de la Isla. Su consejero Javier Rodríguez explicó al Pleno, en junio y en septiembre pasados, que no se puede aplicar el acuerdo adoptado por el mismo órgano (julio de 2020) para atender la petición del Ayuntamiento, porque un informe del Servicio Administrativo de Residuos advierte de que no están autorizadas dos subvenciones por el mismo concepto.

Esta negativa del Cabildo viene precedida del portazo a otros asuntos de vital importancia. Según el gobierno local, «el PSOE de Tenerife y el de Arico nos negó la presa de El Río, nos negó el proyecto de los hoteles de Punta de Abona, nos negó la paralización de los molinos de La Morra existiendo sentencia judicial y nos negó cualquier esperanza de tener listo el Plan General –documento que elabora el Gobierno de Canarias– en los próximos meses. Parece que Arico está siendo atacado con las cinco plagas del PSOE», afirmó Andrés Martínez (PP), segundo teniente de alcalde.

En esta línea, el también concejal de Urbanismo y Medio Ambiente denunció que el Partido Socialista en Arico «está actuando de manera inconsciente, desleal y con un sentido irrisorio de la responsabilidad política. Ellos se creen que los vecinos que les votan están en Madrid o en Santa Cruz, no en Arico, y la realidad es que están cometiendo un error histórico que el pueblo no olvidará».

Olivia Delgado instó anteayer al alcalde a elaborar una «propuesta razonada, basada en criterios económicos, ambientales y sanitarios» para que el Cabildo «pueda estudiar» un nuevo convenio que compense al municipio por los perjuicios que genera la presencia y la actividad del Complejo Ambiental de Tenerife. En un comunicado, defendió «la voluntad y actitud» del Gobierno insular y del consejero de Desarrollo Sostenible, Javier Rodríguez, a los que atribuyó una posición «de escucha activa y sosiego, frente al comportamiento infantil e irresponsable del alcalde».

El 27 de octubre de 2000 el Pleno de la Corporación Insular aprobó el convenio de colaboración a cuyo objeto era instrumentalizar el destino finalista de la compensación por la ubicación en el territorio municipal de la planta de tratamiento de residuos sólidos. En dicho plan, se contempló la realización de diversas operaciones tendentes a la reurbanización y al equipamiento de núcleos, la mejora de infraestructuras en suelo rústico, el desarrollo de viviendas y la conservación de patrimonio natural, histórico artístico, etc. La aportación al municipio era de más de un millón de euros al año y hasta un máximo de 10 millones.

El 22 de agosto de 2001 se formalizó el convenio entre ambas administraciones, siendo posteriormente modificado por acuerdos del Pleno del Cabildo adoptados en 2004, 2005 y 2017. A día de hoy, ese convenio previsto para las anualidades 2001-2018 ha expirado, manteniéndose la necesidad de compensar al municipio y sus vecinos, explicó el gobierno local.

El Ayuntamiento de Arico recibe en la actualidad en torno a 730.000 euros de un segundo convenio, aprobado en el año 2010 y que continúa vigente. Se da la circunstancia de que de esa cantidad, la Corporación municipal ariquera «tiene que pagar algo más de 250.000 euros por el uso del vertedero».

Compartir el artículo

stats