Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ‘brexit’ dificultará la llegada a Tenerife de papas inglesas en este último trimestre

El mercado nórdico, sobre todo el danés, es la alternativa a Gran Bretaña | La falta de mano de obra y las complicaciones en el transporte son los factores adversos en origen

Agricultores en una finca de papas de Los Realejos. Carsten W. Lauritsen

La oferta de papas para el consumo está garantizada en Tenerife durante el último trimestre del año pero habrá dificultades de abastecimiento derivadas de la situación adversa que se vive en el ámbito rural del Reino Unido a consecuencia del brexit. Lo apunta una experta como Ángela Delgado, presidenta de Asaga y gerente de varias empresas agrarias, entre ellas la Sociedad Cooperativa Garañaña, que aglutina a unos 700 productores. Lo corrobora desde la consejería de Agricultura del Cabildo su titular, Javier Parrilla. Esas dificultades en el agro de Gran Bretaña se dan tanto en el ámbito de la recolección del tubérculo como en su transporte. Cabe recordar que el británico es el principal mercado importador de papas de la Isla. La producción local no cubre las necesidades y resulta imprescindible traerlas del exterior para garantizar la demanda de un producto fundamental en la dieta diaria de los isleños. Las alternativas son los países nórdicos, como Suecia y, sobre todo, Dinamarca, Israel o Egipto.

Ángela Delgado aclara que hay «una cosecha grande de papas que está acabando». Señala que «a principios de septiembre quedaban unos cinco millones de kilos, de ellos 1,9 solo en Garañaña». Calcula que entre el 15 y el 18 de este mes «acabará esta cosecha de papa local». Aún queda una última cosecha anual, la de Vilaflor, favorecida por las características de la superficie de jable sobre la que se planta. Recuerda Delgado que «toda la vida se ha importado papa del Reino Unido para cubrir la demanda en este último trimestre».

«Habrá alguna dificultad estas primeras semanas de mes, pero confío en que se superen»

Ángela Delgado - Presidenta de Asaga

decoration

Delgado opina que la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea es un factor que podría complicar el abastecimiento en estos meses finales del año por los problemas derivados del brexit en cuanto al transporte por las carencias de combustible y por falta del personal necesario para la distribución de la cosecha.

Delgado explica que hay dos tipos de complicación que afectan a las papas para el consumo y a las semillas. Por ejemplo, señala Delgado, «la mano de obra en el campo suele proceder de la Unión Europea; se trata de búlgaros o rumanos con problemas de visado para poder trabajar», A eso hay que añadir las dificultades en el transporte.

La presidenta de Asaga subraya: «No se pueden importar papas de cualquier sitio sino que es necesario cumplir una serie de requisitos fitosanitarios, ya que se corre el riesgo de que lleguen plagas como el escarabajo de la papa. Ya sería algo gravísimo cuando tenemos por aquí la polilla guatemalteca».

Delgado augura «algo de desabastecimiento en las primeras semanas de este mes». Cree que «sería paliado en buena medida por la recogida de la mencionada cosecha de Vilaflor aunque siempre depende de la climatología. Afortunadamente se ha ido la calima de estos días que era una amenaza. Es consustancial al campo, siempre miramos al cielo».

«Cantidad y calidad garantizan el consumo; los demás aspectos son remontables»

Javier Parrilla - Consejero del sector primario

decoration

Una buena cosecha

Javier Parrilla, consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca señala que «Inglaterra y Dinamarca son nuestros principales proveedores. No he hablado con Ángela (Delgado) pero ella había establecido contactos desde tiempos anteriores al brexit. Los problemas de comercialización en Gran Bretaña y el exceso de demanda en Dinamarca son factores adversos». Insiste el consejero en una «buena cosecha este año, mejor incluso de lo previsto; por encima d de los 6,5 millones de kilos». Recalca que «hemos hecho una campaña de difusión del consumo de papas del país, y hay cantidad y calidad». Reconoce Parrilla que «hay papas viejas aptas para el consumo, pero en el circuito comercializador no son válidas y por eso hay que importar las nuevas». Cree que «el problema del brexit y sus consecuencias, que existe, es superable en cuanto al consumo pero se complicaría la situación si también se diera con las semillas de papa blanca». Recuerda el consejero, que «hay dos grandes cosechas al año, la de Norte y la del Sur, que coinciden con el calendario cronológico». Insiste para concluir: «Este año ha habido buena cosecha».

«Martín y Parrilla no han cumplido con los productores de papas del Norte»

Antolín Bueno - Consejero de CC

decoration

Apuesta por la Mesa de la Papa

El consejero Antolín Bueno es el experto de Coalición Canaria en el sector primario. Se muestra «preocupado» por la situación de las papas en Tenerife y asegura que la producción local «ha ido saliendo a trancas y barrancas». Critica la falta de compromiso del presidente insular, Pedro Martín, y el consejero Javier Parrilla, con el sector.

«Les prometieron a los productores del Norte la instalación de cámaras frigoríficas para que no tuvieran que vender a bajo precio, pero no han cumplido. Los agricultores han tenido que vender a 0,25 euros, muy por debajo de 0,45 que es el coste de producción, ante el riesgo de perderlo todo. Fueron en julio a sacarse la foto y poco más». Bueno reclama la reunión urgente de la Mesa Insular de la Papa «para planificar la situación y anticiparse a los problemas. No se puede seguir improvisando y gobernando a golpe de titular».

En cuanto al abastecimiento, el consejero de CC señala que «si las papas no vienen del Reino Unido, vendrán de otros destinos, pero lo que hay que hacer es apoyar nuestra producción local y darle prioridad. Las papas de fuera tienen que ser complementarias».

Sin embargo, sí advierte que pueden surgir problemas con la importación de papas de semillas. «Esto es un motivo más para potenciar el autoabastecimiento y fomentar la soberanía alimentaria y no depender tanto de fuera», apunta. Valora que «el Cabildo y el Gobierno de Canarias tienen que hacer políticas adecuadas para proteger la producción local». Considera que «eso promovería la incorporación de los jóvenes y mujeres al sector primario, pero tiene que haber una política que fomente esa labor. Si no, lo que se produce el efecto contrario, con un abandono del campo y, en consecuencia, una mayor dependencia del exterior”.

Campaña por el consumo local

El Área de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo puso en marcha el pasado verano una campaña publicitaria para impulsar el consumo de productos locales, entre ellos las papas de Tenerife. Parrilla la califica de «éxito». Agrega que su objetivo es que «la población de la Isla conozca y dé el valor que se merecen a los productos del sector primario» Porque, insiste, «generan empleo y actividad económica, conservan nuestro paisaje y contribuyen a un desarrollo sostenible del territorio». Además de tener «una calidad excelente». Unas 2.000 hectáreas se dedican en la Isla al cultivo de la papa. Es el tercero en importancia, tras el plátano y la viña, además de la principal actividad en las medianías altas sobre todo del Norte. Un 56% de los agricultores de papas de ese Norte realizan una sola cosecha al año.

Compartir el artículo

stats