Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 40% de la superficie cultivable de La Laguna está sin plantar

El municipio traza una estrategia y un plan de acción para fomentar la soberanía alimentaria

Luis Yeray Gutiérrez y Aitor López, durante la rueda de prensa. E. D.

La Laguna cuenta con un 40% de su superficie potencialmente cultivable –que representa el 31,1% del suelo total del municipio– sin plantar. Ese es uno de los datos más destacados que se conocieron ayer durante la presentación del documento titulado Estrategia municipal de fomento de la soberanía alimentaria, la educación ambiental y la sostenibilidad del territorio, un instrumento con el que el municipio quiere trazar las líneas estratégicas en materia agroalimentaria.

Según precisaron desde Desarrollo Rural, se da la circunstancia de que el término municipal posee el mayor sistema agrícola de la Isla, con 3.181 hectáreas. Los últimos datos de los que se disponen, de 2016, recogen concretamente que el 41,1% del área cultivable se encontraba sin uso. De las 1.308 hectáreas que se encuentran sin plantar, el 23% representa un abandono reciente (306 hectáreas), mientras que el 74% es más prolongado (973).

La potenciación del campo es, precisamente, una de las consecuencias que se persiguen con el plan presentado este viernes, toda vez que su objetivo último es la puesta en marcha de una estrategia sustentada en los principios de soberanía alimentaria, que propone un modelo diferente de producir, vender y consumir los alimentos. El extenso documento, que puede consultarse en la página web municipal www.lalaguna.es, fue explicado por el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y el responsable de Desarrollo Rural, Agrario, Ganadero y Pesca, Aitor López.

«Desde el primer momento en que asumimos las responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento, nuestras prioridades en materia de desarrollo rural han sido garantizar la protección de nuestro suelo agrario, apoyar la actividad de los productores locales potenciando el consumo local y, en definitiva, avanzar hacia un sistema agroalimentario respetuoso con el medio ambiente y que favorezca los hábitos saludables de consumo», manifestó Gutiérrez. «Este documento pretende ser un punto de partida. Se trata de un proyecto abierto y dinámico, ya que el proceso de transición del sistema agroalimentario municipal requiere de una constante actualización», añadió.

El texto elaborado, que incluye una propuesta de plan de acción, es el resultado «de un proceso participativo desarrollado durante los años 2020 y 2021», recoge la nota del Ayuntamiento. «La Estrategia señala que la implantación de un sistema de alimentación cada vez más industrial está teniendo efectos perjudiciales para la salud de la población, al tiempo que hace a Canarias excesivamente dependiente del exterior en materia alimentaria», informaron desde el Consistorio lagunero, y agregaron: «Esto conlleva el paulatino deterioro del sector primario y de los territorios agrarios y marítimos, pero también de las propias condiciones de vida».

Por su parte, Aitor López apuntó que esta estrategia es «el documento marco que nos va a guiar en el futuro de la política agrícola, ganadera y pesquera del Ayuntamiento». Asimismo, el responsable de Desarrollo Rural indicó que ha habido reuniones «con todos los sectores de la sociedad que tienen algo que decir sobre el sistema agroalimentario para desarrollar una guía hacia una agricultura más sostenible, inclusiva y resiliente, donde la principal línea estratégica es el fomento de la agroecología como un sistema de producción de alimentos sano y nutritivo y de cercanía».

El referido plan de acción se articula en torno a cuatro ejes: la gobernanza alimentaria municipal (que aborda la creación de instrumentos participativos de coordinación y gestión local en el ámbito agroalimentario), la producción sostenible, comercialización y distribución agroecológica, y un consumo alimentario consciente y responsable.

Compartir el artículo

stats