Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presidente insular del PSOE dice que Mena está en el partido «por el momento»

Atribuye la autoría del expediente de expulsión del alcalde a las Ejecutivas regional y federal

Nidia Méndez Martín, jueza del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Arona, anuló anteayer la expulsión del PSOE de José Julián Mena, alcalde del municipio, y condenó a pagar las costas al Partido Socialista. «Esta sentencia sitúa a José Julián Mena en el partido, por el momento. Veremos qué decisiones se toman», afirmó ayer el presidente del PSOE en Tenerife, Pedro Martín Domínguez.

En su reflexión, estableció que la división por la mitad del gobierno municipal de Arona tras obtener la mayoría absoluta en 2019, con denuncia de una de las partes ante la Fiscalía (archivada) incluida; la expulsión del alcalde y del concejal denunciante, Luis García (cuya destitución como edil de Urbanismo dio origen a la ruptura) y el apoyo externo del PSOE a la facción socialista enfrentada a Mena «es un problema personal y humano, de desencuentros».

Fracaso de todos

El presidente insular del PSOE aseguró que lo ocurrido «no es un conflicto entre la agrupación local y la dirección insular, regional y nacional». Pedro Martín situó la solución, «si es que la hay», del problema que dificulta la gobernabilidad del municipio de Arona «en el propio grupo de gobierno, que es donde surge». Admitió que la decisión judicial, favorable íntegramente a la demanda de José Julián Mena, es un «fracaso de todos» en el intento de resolver el problema.

Martín Domínguez señaló a la Comisión Ejecutiva Regional y a la Comisión Ejecutiva Federal como autoras del expediente que la jueza, en consonancia con lo defendido por el Ministerio Fiscal, valoró como insuficiente para no darle la razón a Mena. La participación de la Insular la ciñó a «las reuniones de trabajo» celebradas para tratar de reunificar al Grupo Municipal Socialista.

El presidente del PSOE en Tenerife incidió en que «no es un problema de debate político, sino de enfrentamiento personal». Pedro Martín dijo no ser «especialmente optimista, pero creo que todavía hay oportunidad» para reconducir la situación del gobierno municipal de Arona.

Compartir el artículo

stats