Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Martín: «El Gobierno de España no ha estado a la altura con Tenerife Sur»

El presidente del Cabildo anuncia que mantiene contactos para buscar otros fondos que permitan diseñar y ejecutar la reforma integral que necesita el aeropuerto

Pedro Marttín, presidente del Cabildo de Tenerife.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, considera que «el Gobierno de España no ha estado a la altura» con el Aeropuerto Tenerife Sur. Alude a la aprobación ayer, por parte del Consejo de Ministros, del Documento de Regulación Aeroportuaria 2022-2026 (DORA II) sin incrementar los 3,5 millones de euros que AENA presupuestó para redactar el proyecto de la nueva terminal y sin incluir fondos para iniciar la obra antes de 2026.

Martín Domínguez define como «error» la decisión del Ejecutivo central y anuncia que «no nos vamos a quedar callados y no pararé en la exigencia de la inversión que necesita Tenerife Sur». Ya que la financiación recogida en el DORA II es insuficiente ante las necesidades que presenta este aeropuerto, sostiene que «habrá que buscarla en otro sitio». En esa línea, asegura que «ya estoy pidiendo reuniones en Madrid para seguir trabajando», con el apoyo del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y del consejero regional de Transportes, Sebastián Franquis.

Afirma que lo ocurrido demuestra una tremenda insensibilidad por parte de AENA

Su reproche al Ejecutivo de Pedro Sánchez se sustenta en la convicción de que «el Gobierno de España tiene que ayudarnos a resolver el problema que se ha generado por la falta de inversión en el DORA II». Un respaldo que Pedro Martín entiende «fundamental para nosotros». Pero la situación no cambia tras la reunión ministerial de ayer y la Isla tendrá que esperar al periodo 2027-2031 para comenzar a construir una terminal del siglo XXI. Salvo que prosperen las gestiones que anuncia Martín, quien reconoce que hasta ahora ha tenido «poco éxito».

«Este asunto no se acaba aquí», sentencia el presidente del Gobierno insular. «Esto no se va a quedar así, esperando los próximos cinco años», especifica antes de explicar que se mantiene en contacto con representantes del Ejecutivo central «para retomar este asunto. Habrá que buscar otras líneas de financiación».

Pedro Martín vio confirmado ayer su pesimismo de primera hora de la mañana, cuando declaró a Radio Club Tenerife que «tenemos difícil» lograr el objetivo planteado desde la Isla de conseguir financiación para mejorar el Aeropuerto Tenerife Sur. «Vamos a seguir batallando. En su momento, la privatización de AENA fue un error».

«No nos vamos a quedar callados y no pararemos exigiendo la inversión que se necesita»

Cuestión de beneficios

Tal medida fue aprobada por el Consejo de Ministros celebrado el 13 de junio de 2014, que presidió Mariano Rajoy. «El 49% es de empresarios privados, que piensan en sus beneficios», reflexiona el presidente del Cabildo, quien incide en que, desde entonces, «las obras que se hacen en los aeropuertos no las paga el Estado, sino las compañías aéreas a través de las tasas», lo que crea «un sistema terrible porque no se piensa en el largo plazo, que es lo que planteamos para Tenerife Sur».

En este punto, Martín rescata el argumento de que el aeropuerto ubicado en Granadilla de Abona es un conjunto de retazos «con inversiones sin criterio definido». Frente a eso, defiende «lo que nunca se ha hecho», y habla de estudiar las necesidades del complejo aeroportuario y de que «hagamos un proyecto que piense en los próximo 30 años». En este punto, recuerda que el proyecto con el que fue construido el Aeropuerto Tenerife Sur «era para Sevilla y se trajo deprisa y corriendo después del terrible accidente de Los Rodeos» (el 7 de marzo de 1977 se produjo la colisión en tierra de dos Boeing 747 de KLM y Pan AM y causó la muerte a 583 personas). Entre los parches siguientes, el presidente del Cabildo cita la segunda terminal, finalizada a mediados de 2009 y sin utilizar «porque se olvidaron de conectar las dos terminales, que es lo que se está ejecutando ahora».

La decisión del Consejo de Ministros de ayer «demuestra una tremenda insensibilidad por parte de AENA y que el Gobierno de España no ha estado a la altura de las circunstancias».

Otras vías de financiación

El efecto del caso omiso que AENA y el Gobierno de España hacen a la demanda de la patronal y de la representación social y política de Tenerife para proyectar y ejecutar las mejoras que necesita el Aeropuerto Reina Sofía puede ser subsanado. Lo señalan fuentes socialistas, que apuntan a que los 3,5 millones de euros que contiene el Documento de Regulación Aeroportuaria 2022-2026 son «iniciales». Coincidiendo con las manifestaciones del presidente del Cabildo de la Isla, Pedro Martín, indican que «hay fórmulas» para alcanzar el objetivo. Ello depende de la «ambición» del Cabildo y del Gobierno de Canarias. Desde el PSOE señalan alternativas como la de que tales administraciones «aporten o adelanten» la financiación que se requiere –con la garantía de su devolución a través del DORA III– así como que el propio Ministerio presupueste una partida destinada al Aeropuerto Tenerife Sur. Por el momento, en el DORA II aprobado ayer por el Consejo de Ministros solo se reflejan 3,5 millones de euros para redactar el proyecto de la nueva terminal de Tenerife Sur. Desde la Isla se reclaman entre 10 y 12 millones, teniendo en cuenta la envergadura de la obra que se requiere. En el citado documento no consta cuantía alguna para iniciar la construcción de la nueva terminal en la última fase de aplicación del DORA II. Desde Tenerife se pedían entre 80 y 120 millones de euros de los 400 que costará la edificación, al parecer. | J.A.M.

Compartir el artículo

stats