Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fepeco avisa que «la construcción parará» por la escasez de áridos

El presidente de la patronal asegura que el Cabildo y el Gobierno de Canarias han fracasado en la búsqueda de nuevas canteras

Cantera de áridos de Los Pasitos.

El presidente de la patronal de la construcción en Santa Cruz de Tenerife (Fepeco), Oscar Izquierdo, advierte de la falta de áridos para abastecer a este sector y lamenta que, a pesar de «los continuos avisos y advertencias» de los empresarios al respecto, «no hay manera de que el Cabildo de Tenerife y el Gobierno canario reaccionen con rapidez y eficacia a un problema de la máxima importancia en estos momentos». «Si no se resuelve el problema, la construcción se parará». Según Izquierdo, los áridos que más escasean son, precisamente, los de mayor calidad, los que se usan para la fabricación de hormigones, asfaltos, morteros y prefabricados estructurales.

La citada organización destaca la necesidad de habilitar, al menos, dos canteras de áridos en Tenerife en base a la demanda existente. Los empresarios recuerdan que este producto resulta «esencial e insustituible». De hecho, advierten de que se trata de la segunda materia prima más consumida por el hombre, después del agua.

El único espacio en explotación ahora es el de Archipenque, en Arico, y le queda un año de actividad

En estos momentos, en Tenerife solo existe una cantera en explotación. Se trata de la Archipenque, en el municipio de Arico, y se estima que le queda poco tiempo de actividad extractiva. Los constructores señalan que, ante esa realidad, sus empresas sufrirán desabastecimiento o se producirá lo que denominan un picoteo indiscriminado en diversos enclaves del territorio para poder obtener lo que requieren.

Según explicó en su momento Óscar Izquierdo, cuando se agote la cantera de Archipenque, «toda la producción de áridos de la Isla quedará en manos de las plantas de tratamiento de Residuos de Construcción y Demolición (RCD)». Pero, en opinión del presidente de la patronal, no se generan residuos, ni en volumen ni en calidad, suficientes para satisfacer la demanda.

Óscar Izquierdo piensa que el actual problema se debe a diferentes factores, como la maraña legal, la cantidad de organismos competentes y su burocracia infinita, las numerosas figuras de planeamiento superpuestas y también la falta de impulso político decidido.

Recalca que, a finales de la anterior legislatura, «se consiguió que el Cabildo iniciara la modificación del Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), para que se permitiera abrir canteras fuera de los ámbitos extractivos que figuran en el mismo». Admite que la corporación insular estableció una hoja de ruta que comenzó en diciembre del 2018 con el acuerdo plenario de modificación del PIOT y debería terminar en noviembre de este año». Pero, según el portavoz de Fepeco, «la nueva corporación ralentizó esa modificación de forma que, transcurridos dos años y medio, apenas se ha avanzado en la modificación».

Para la Presidencia de la Unión Europea, garantizar el suministro sostenible de áridos es un asunto fundamental, explica Izquierdo. Aclara que los estados miembros realizan autopistas, ferrocarriles, aeropuertos o viviendas, oficinas o instalaciones industriales por valor de 93.000 millones de euros y da trabajo a 18 millones de personas. Esa actividad necesita que cada año se produzcan 2.700 millones de toneladas de áridos en casi 25.000 explotaciones gestionadas por unas 16.000 empresas de toda Europa.

Óscar Izquierdo lamenta que en Tenerife no se ha podido desarrollar una nueva cantera desde mediados de los años 90. Por eso reclama disponer de espacios que ofrezcan materia prima de calidad y con un plan de restauración aprobado y avalado.

Compartir el artículo

stats