Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE readmite a Mena, alcalde de Arona

La magistrada concluye que el expediente disciplinario adolece de "un defecto de forma y de fondo"

El alcalde de Arona, Juan José Mena

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Arona ha anulado la expulsión del PSOE del alcalde del municipio tinerfeño, José Julián Mena, y condena en las costas procesales a la formación política.

La magistrada Nidia Méndez Martín concluye que el expediente disciplinario que el PSOE le abrió a Mena, y que desembocó en su expulsión, adolece de "un defecto de forma y de fondo", lo que supone la estimación íntegra de la demanda del alcalde y la nulidad de las resoluciones del partido sobre este asunto.

Observa que del pliego de cargo "se desprende" que el partido le hace responsable de la destitución del concejal de Urbanismo Luis García por pérdida de confianza y la consiguiente división del partido, y también de "menoscabar" la imagen de la formación, de "indisciplina" por no renunciar a su acta de concejal y de la "ingobernabilidad" de la agrupación.

Más allá de considerar las declaraciones "coherentes y sin fisuras" de los testigos que comparecieron en el juicio, tanto cargos orgánicos del partido como concejales socialistas, la magistrada señala que éstas se han de poner en consonancia con el resto de pruebas.

Y alude a que "la única prueba documental" que obra en el expediente "son noticias de medios de información", insuficientes, a su juicio, para expedientar a una persona, "máxime cuando no se sabe cuál es la fuente de las mismas".

De las declaraciones de varios testigos, la juez deduce que "es claro que existe una división importante" en el partido y que "parece achacable" a José Julián Mena.

Coincide con el Ministerio Fiscal, que ya se había solicitado la anulación de la expulsión de Mena, en que no se tomó declaración a ninguno de los concejales que testificaron en la vista oral durante la elaboración del expediente sancionador, pese a ser "una circunstancia interna del partido" y al haber "posturas de ambos lados".

"Lo propio" en este caso, abunda la magistrada, "hubiera sido tomar declaración a todos los concejales para determinar de una manera global los hechos imputados al demandante".

La juez deduce que "es claro que existe una división importante" en el partido

decoration

"Los meros recortes de periódicos no pueden suplir una prueba de cargo de tal magnitud y más sabiendo que existen dos bandos en este caso", añade.

La juez insiste en que con las declaraciones de testigos en la vista oral se pueden demostrar "algunos de los hechos" que se le imputan a Mena, pero al no constar en el expediente, "no pueden tomarse en cuenta", y añade que estas omisiones "no pueden subsanarse a través de este juicio".

Tal y como dijo el Ministerio Fiscal, "lo que no está no el expediente no existe".

En cuanto a las reuniones aludidas por los testigos para tratar de reunificar el partido, en las que supuestamente se le dieron instrucciones a Mena, apunta a la ausencia de actas de las mismas.

El juicio se celebró la semana pasada después de que en marzo de este año el mismo juzgado estimase las medidas cautelares pedidas por el alcalde y suspendiese los acuerdos de expulsión que habían adoptado la ejecutiva federal y el comité de ética y garantías del PSOE.

La expulsión de Mena y del concejal de Urbanismo Luis García se ratificó en diciembre del pasado año después de que el alcalde cesase al edil por supuestas irregularidades y se originase una división en dos del grupo de gobierno, de forma que de los 14 concejales del PSOE siete apoyaron a cada parte.

Compartir el artículo

stats