Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP acusa al alcalde Marco González de ser «el peor enemigo» de Puerto de la Cruz

El popular Ángel Montañés lo acusa de ejercer de «testaferro del Cabildo y el Gobierno canario»

El presidente del Partido Popular de Puerto de la Cruz y concejal, Ángel Montañés. E. D.

El Partido Popular de Puerto de la Cruz considera que el alcalde de la ciudad turística, el socialista Marco González Mesa, es «el peor enemigo de la ciudad», y le acusan de actuar «con servilismo» ante el Gobierno del Cabildo de Tenerife (PSOE-Cs), liderado por su compañero de partido Pedro Martín. Para los populares portuenses, los últimos pronunciamientos municipales respecto al futuro auditorio del Parque San Francisco son «la crónica de una muerte anunciada», debido a la negativa conclusión a la que llega el grupo de Gobierno de Puerto de la Cruz (PSOE-ACP) «tras recibir los resultados del informe geotécnico contratado para continuar con la ejecución de esta esperada infraestructura cultural».

Los populares señala que hace algunos meses ya advirtieron de que el PSOE «estaba buscando una justificación para que no se desarrollara el ansiado proyecto de esta infraestructura cultural». Un augurio que basaban, según sostienen, «en las declaraciones vertidas por el alcalde en los medios de comunicación que ya adelantaban la inviabilidad de este proyecto por las posibles afecciones que se pudieran producir en la ermita de San Francisco».

Falta de inversión

Para el presidente del Partido Popular del Puerto de la Cruz y concejal en el Consistorio, Ángel Montañés, esto es «simplemente una estrategia del gobierno de Marco González para dar cobertura a la intención clara del presidente del Cabildo de Tenerife de no invertir ni un solo euro en este municipio».

Para el líder popular, «los socialistas ya habían dejado a las claras que este era otro proyecto faraónico para el municipio, impulsado por los gobiernos del Cabildo de Tenerife y el municipio en el pasado mandato, y que no formaba parte de la hoja de ruta de la formación de izquierdas».

El PP tacha de «malintencionada» la declaración vertida desde el Ayuntamiento portuense, «ya que si realmente quisieran ejecutar la obra no hubieran emitido una nota de prensa en la que adelantan un problema que no existe, dando argumentos al Cabildo insular para abortar el proyecto».

Desde el Partido Popular insisten en que el alcalde, Marco González, «es el peor enemigo de la ciudad y el testaferro de Cabildo y Gobierno de Canarias para no invertir en Puerto de La Cruz». Montañés se pregunta «por qué en cualquier punto del mundo se pueden ejecutar obras significativas junto a edificios de interés histórico, menos en nuestra ciudad, debido al criterio del alcalde».

Los populares lanzan una advertencia al Gobierno de PSOE y Asamblea Ciudadana Portuense (ASP): «No vamos a permitir que el socialista Marco González acabe con las ilusiones de los portuenses y trate de suplirlas con fiestas y actos lúdicos que no suponen más que un despilfarro de dinero».

Riesgo de daños a un BIC

El portavoz del Gobierno portuense, David Hernández, ha reconocido recientemente que el estudio geotécnico de la parcela advierte de que las futuras excavaciones que se tienen que hacer en solar antes de iniciar la construcción del nuevo Parque San Francisco pondrían en riesgo la estabilidad de la iglesia de San Francisco, que es Bien de Interés Cultural (BIC).

Este reciente informe señala que las vibraciones de la maquinaria para desmontar el terreno podrían obligar a paralizar o suspender las obras, por el riesgo de daños al citado templo, con el consiguiente perjuicio económico para los promotores de los trabajos, que son el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento portuense.

Compartir el artículo

stats