Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buenavista del Norte

El Cabildo de Tenerife licita por 1,6 millones el nuevo embarcadero de Masca

La esperada obra, que tiene un plazo de ejecución de seis meses, se tramita por el procedimiento de urgencia para acortar plazos

El actual embarcadero de la playa de la desembocadura del barranco de Masca aprovecha un pequeña roca. E. D.

El Cabildo Insular de Tenerife anuncia la esperada licitación por 1,6 millones de euros del nuevo embarcadero de la playa de Masca, en Buenavista del Norte, una infraestructura clave para el traslado de los senderistas que recorren el barranco. El atraque se clausuró desde hace más de tres años y medio por cuestiones de seguridad. El área de Gestión del Medio Natural, que dirige la consejera socialista Isabel García, aprobó recientemente el trámite de urgencia para acortar los plazos de una actuación que, una vez adjudicada, requerirá al menos seis meses de trabajos. Las empresas podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 4 de octubre.

El recorrido por el cauce del barranco de Masca está funcionando desde marzo, «pero la experiencia no se puede completar con la salida al mar porque el embarcadero continúa cerrado», explica García. La reforma de este pequeño atraque es «primordial», a juicio de la consejera insular, «y por ello el Cabildo ha abierto un proceso de licitación para la ejecución estas obras para ofrecer la posibilidad de salir a los caminantes por el mar y no tener que regresar barranco arriba». La ruta de ida y vuelta es muy dura y requiere un buen estado de forma.

La mejora de esta infraestructura marítima «ampliará las posibilidades en el sector del turismo activo y permitirá retomar la actividad a las empresas de desplazamientos por el mar desde la playa de Masca hacia el Sur de la Isla», indica Isabel García, quien detalla que la adecuación y mejora del embarcadero contempla su ampliación hasta una superficie de 114 metros cuadrados, «a partir de la roca existente, colocando un paramento vertical de hormigón, así como la ampliación de la plataforma rocosa mediante piezas prefabricadas de hormigón armado». Además, se procederá a la demolición de la pasarela actual, sustituyéndola por otra estructura ligera.

Una estructura «esencial»

Hace seis meses, el presidente del Cabildo tinerfeño, Pedro Martín (PSOE), tildó de «esencial» la ejecución de la obra del embarcadero que ahora sale a licitación y, además, anunció que se trabajaba en la creación de un segundo punto de atraque, en Punta de Teno, para que los excursionistas puedan decidir en el futuro si se marchan del barranco hacia el Sur o hacia el Norte. Esta infraestructura aún está en una fase de planificación. Una vez construido el nuevo embarcadero de Masca, su gestión quedará en manos del Ayuntamiento de Buenavista, que espera también por la nueva conexión marítima con la Isla Baja, en la zona de La Ballenita.

Martín dijo entonces que el complementario embarcadero de Teno será «un proyecto respetuoso con ese espacio, que evitará ocupar zonas que no sean estrictamente necesarias y que tendrá como principal objetivo generar una alternativa de actividad económica y de ocio para el noroeste de Tenerife». El alcalde de Buenavista, Antonio González Fortes (SSP), subrayó la importancia que tienen para su municipio el sendero y el embarcadero de Masca, que forman parte de «un modelo diferente de gestión y de disfrute de la naturaleza». Una propuesta turística que ahora espera por un segundo embarcadero en Punta de Teno para poder cerrar el círculo.

Cerrado desde febrero de 2018

El angustioso rescate de ocho senderistas alemanes que quedaron atrapados en medio de un grave temporal en la playa de la desembocadura del barranco de Masca el 25 de febrero de 2018 fue el detonante del cierre del embarcadero, que cumplirá cuatro años en febrero de 2022. Años de accidentes, evacuaciones, heridos y varias víctimas mortales llevaron a la entonces alcaldesa de Buenavista del Norte, Eva García (PSOE), a firmar el decreto que ordenó el cierre del sendero del barranco y prohibió la utilización del viejo embarcadero. El barranco se reabrió, de forma limitada y controlada, en marzo de 2021. Si se cumplen los plazos, el nuevo embarcadero podría estar disponible a partir del verano de 2022.

Compartir el artículo

stats