Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas en Madrid sigue sin aclarar el futuro de la piscina de Los Silos

El Ayuntamiento aún espera la respuesta a sus últimas alegaciones contra un posible derribo

La piscina municipal de Los Silos, cerrada desde 2019. Carsten W. Lauritsen

La incertidumbre sobre el futuro de la piscina de Los Silos, cerrada desde el verano de 2019, sigue sin despejarse. Fuentes del Gobierno municipal (CC-PP) han confirmado a EL DÍA que aún no han recibido respuesta de Costas en Madrid a las últimas alegaciones que presentaron «en tiempo y forma», el pasado mes de agosto, para tratar de salvar in extremis esta emblemática instalación deportiva y de ocio, en uso desde 1968 y ahora en riesgo de desaparecer.

El Consistorio silense espera poder anunciar novedades en los próximos días, pero por el momento, Costas sigue sin concretar si seguirá adelante o no con sus planes de demolición de la piscina. Casi 2.400 personas han firmado, a través de la plataforma Change.org, para evitar que la instalación desaparezca, una demanda que también tiene el respaldo unánime del Cabildo de Tenerife y de los plenos de ayuntamientos de municipios como El Tanque y Buenavista, entre otros.

El Consistorio norteño aguarda por la resolución final desde hace más de un mes

Los Silos considera fundamental para sus intereses que esta instalación clave para el ocio, el deporte y el turismo en la Isla Baja no desaparezca, y así se lo ha hecho saber a Costas en Madrid. El municipio norteño está en pie de guerra desde que en julio se confirmaron las intenciones de derribo. Un proyecto de recuperación de la costa que en Los Silos consideran un ataque incomprensible a uno de sus principales atractivos, así como un despilfarro de dinero público sin justificación.

Un problema surgido en 2018

El origen del problema está en el mandato anterior, cuando el Gobierno local del PSOE no tramitó la renovación de la concesión de 1968. En el año 2018, la piscina de Los Silos pasó a ser de nuevo una propiedad de Costas, que de momento se ha negado en Madrid a renovar la concesión administrativa, pese a que la Dirección Provincial de Costas sí se ha mostrado partidaria de volver a la situación anterior. La alcaldesa silense, Macarena Fuentes (CC), ha reclamado de forma insistente que se tenga en cuenta el informe de los técnicos de Costas que trabajan en Canarias y que no se confirme «el atropello» que se plantea desde la península.

Con la concesión vencida y sin posibilidad de prórroga, el Gobierno de Macarena Fuentes inició los trámites para ejecutar las obras que exigía Costas, «que nos pedía devolver la piscina en perfecto estado», y solicitar un permiso de uso provisional mientras se tramitaba una nueva concesión. Con el apoyo del Cabildo se invirtieron 365.376 euros en los trabajos de mejora del vaso y del sistema de bombeo, así como en el proyecto de concesión y su estudio de viabilidad. Para el Gobierno silense, es «una tomadura de pelo» que tras la ejecución de esas inversiones, Costas se plantee gastar más de dos millones de euros en demoler la piscina y dejar al municipio y a la comarca sin un servicio clave.

El permiso provisional se pidió en marzo de 2020, por indicación de la Demarcación Provincial de Costas, pero la respuesta que llegó de Madrid en julio fue muy preocupante: «Su intención es devolver al mar lo que es del mar», lamentaba entonces la alcaldesa. «No sólo no tienen predisposición para renovar la concesión de unas instalaciones que han sido de los Silos desde 1968, sino que su intención es demoler la piscina. Es triste y lamentable», añadía Fuentes. Tras una «frustrante reunión» el 22 de julio en Madrid, el futuro de la instalación pasa por la respuesta a las alegaciones finales.

Compartir el artículo

stats