Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puertos de Tenerife | El futuro de las comunicaciones marítimas en la provincia

Gobierno canario y Cabildo condicionan el futuro de Fonsalía a un macroestudio

El documento evaluará mantener la situación actual, construir el proyecto de Guía de Isora, ampliar el Puerto de Los Cristianos, adecuar el de Granadilla o adaptar Santa Cruz

12

Pedro Martín y Sebastián Franquis durante la rueda de prensa, ayer. Andrés Gutiérrez

El Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife acuerdan la elaboración de un estudio para definir el futuro del Puerto de Fonsalía en base a cinco alternativas: no hacer nada, ejecutar el proyecto existente, ampliar el Puerto de Los Cristianos y mejorar el viario puerto-ciudad o adecuar el Puerto de Granadilla o el de Santa Cruz para recibir el tráfico comercial de personas y mercancías procedente de La Palma, La Gomera y El Hierro. El documento, cuyo encargo se producirá en pocas semanas, debe estar finalizado a mediados del año próximo, según anuncian el presidente de la Corporación insular, Pedro Martín, y el consejero regional de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis. Ambos confirman la caducidad, el 22 de diciembre de 2018, de la declaración de impacto ambiental del proyecto inicial.

El estudio debe ser «lo más amplio posible» y abordar «en profundidad» las alternativas desde la perspectiva socioeconómica, mediaomabiental, territorial y de conectividad. «Este sería el principal proyecto de infraestructura portuaria que asumiría el Gobierno de Canarias», resalta Sebastián Franquis, quien recuerda que el presupuesto de la obra prevista asciende a unos 200 millones de euros. «Solo por eso, se requiere la elaboración de este estudio», enfatiza el consejero, quien solicita su comparecencia ante el Parlamento de Canarias para explicar la importancia del acuerdo alcanzado ayer entre el Gobierno autonómico y el Cabildo.

Otras circunstancias

«No se descarta ninguna alternativa, porque no hay ningún interés particular en que se haga la infraestructura en uno u otro lugar», aclara Pedro Martín. El presidente insular expone que, «en su momento», se estudiaron otros emplazamientos «y la mejor opción parecía ser Fonsalía. No existía el Puerto de Granadilla». En los 29 años transcurridos desde que se planteó la construcción del muelle en Guía de Isora han cambiado las condiciones y circunstancias, por lo que deja claro que la decisión sobre el futuro de las conexiones marítimas entre las Islas Occidentales resultante de evaluar las cinco propuestas tiene que responder a «un adecuado balance entre los intereses económicos y medioambientales de la isla de Tenerife».

Pedro Martín se muestra insistente en la búsqueda del «mayor apoyo posible» de la sociedad tinerfeña a través del estudio, análisis, valoración y «el consenso de la ciudadanía». Lo dice teniendo en cuenta que ese documento «definirá las conexiones marítimas entre las Islas Occidentales en los próximos 30 o 40 años».

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Viviendas y el Cabildo identifican varios criterios previos a la formulación de las alternativas al Puerto de Fonsalía. Entre ellos está el estudio de las necesidades de movilidad y tráfico marítimo actuales y futuras entre las islas de la provincia Occidental, su relevancia social y económica y los efectos ambientales en el territorio insular para desarrollar infraestructuras sostenibles. El estudio de alternativas también deberá tener en cuenta un análisis detallado de la afección a las carreteras entre las áreas metropolitanas, industriales y los diferentes puertos existentes, por desarrollar o por ampliar en la Isla.

  • ALTERNATIVAS AL COLAPSO DE LOS CRISTIANOS

    1. Alternativa cero

    No ejecutar ningún tipo de medida

    2. Fonsalía

    Pasa por retomar las obras del Puerto de Fonsalía, una instalación que ha sido objeto de polémica durante las últimas semanas

    3. Mejora de Los Cristianos

    En este caso se trata de analizar las posibilidades tanto de ampliar la instalación como de mejorar la red de comunicaciones entre el muelle y la ciudad.

    4. Resto de instalaciones

    Se plantea tanto adecuar el Puerto de Granadilla para que asuma el tráfico de pasajeros y de mercancías como utilizar Santa Cruz de Tenerife

Martín y Franquis no aluden a que la ejecución del puerto en Fonsalía haya sido descartada. Tras certificarse que la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto ha perdido su vigencia «se cierra una etapa», señala el consejero. «Estamos planteando que se haga una nueva evaluación de impacto ambiental del proyecto después de la realización de un estudio sobre las ventajas e inconvenientes de las alternativas para la conexión marítima de la provincia de Santa Cruz de Tenerife», subraya el presidente insular.

«Estoy convencido de que este asunto no va a formar parte del debate del congreso regional del PSOE a partir de ahora. Creo que con el acuerdo de hoy (por ayer) hemos encauzado bien la exigencia que teníamos todos por la sociedad tinerfeña», en alusión al debate social y político vigente sobre el puerto isorano, expresa Sebastián Franquis. El consejero admite la existencia de discrepancias en el seno del Gobierno regional y explicita que el proyecto de Fonsalía no forma parte del Pacto de las flores. «Es un acuerdo sólido que coincide con lo barajado entre las diferentes fuerzas políticas», apostilla.

El problema es Los Cristianos

Franquis vaticina que en un año «nos veremos para situar la respuesta más eficaz a los problemas que tiene el Puerto de Los Cristianos, que es el problema que hay en la actualidad». El consejero de Obras Públicas, Transportes y Viviendas anuncia el compromiso de trasladar a los sectores representativos de la sociedad tinerfeña el alcance del acuerdo con el Cabildo de Tenerife.

En su comparecencia pública, el presidente de la Corporación insular atribuyó a los anteriores gobiernos de Coalición Canaria (CC) el encargo de proyectos que dejaba caducar en su tramitación, algo que «no es razonable ni adecuado» porque «se ha gastado mucho dinero» en el proceso seguido con el Puerto de Fonsalía, por ejemplo. La declaración de impacto ambiental fue aprobada el 22 de diciembre de 2014 por el Gobierno regional, presidido por CC, y caducó el mismo día de 2018, también con la Presidencia de los nacionalistas.

Fepeco alaba la sensatez de la propuesta y la gestión

Óscar Izquierdo, presidente de la patronal de la construcción en la provincia, Fepeco, alaba «la seriedad del planteamiento, la oportunidad histórica del mismo y la valentía política» de Sebastián Franquis y Pedro Martín. A su juicio, «se empieza a ver racionalidad y cordura» en el debate sobre la construcción del Puerto de Fonsalía. Coincide con el consejero regional de Obras Públicas y con el presidente del Cabildo en que las infraestructuras requieren un análisis que exceda de la afección al medio ambiente –«a eso se llama fundamentalismo»–. Para Izquierdo, ambos políticos «han planteado muy bien» la necesidad de que el «macroestudio» tenga en cuenta «las ventajas y condicionamientos económicos, financieros, sociales, territoriales y de vertebración insular –con los estudios correspondientes– que esclarezcan sus verdaderas repercusiones». Para el presidente de Fepeco, «a eso se denomina una gestión política marcada por la pluralidad, concordia, acuerdo y consenso». Óscar Izquierdo llama la atención sobre «la premura con la que se quiere hacer este macroestudio». Desde su perspectiva, «es una demostración de que hay interés en buscar soluciones aceptables para todas las partes y no empantanarse en debates estériles, que lo único que sirven es para crispar el ambiente social, económico y político, además de retrasar indefinidamente las obras a ejecutar que, de eso, desgraciadamente, tenemos en Tenerife muchos ejemplos». La Presidencia de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife resalta que con plantear al tiempo alternativas y propuestas concretas «se está avanzando respecto a lo que se ha hecho históricamente en nuestra Isla: dilatarlo todo para su caducidad y no ejecución». Como conclusión, Izquierdo destaca que el acuerdo entre Gobierno canario y Cabildo «pone sobre la mesa la necesidad de saber escuchar, dialogar, ceder, acordar y proponer lo mejor para cada Isla y para Canarias». Hoy, la ejecutiva nacional de Nueva Canarias pedirá reorganizar el tráfico marítimo y terrestre, la mejora de los horarios de las navieras y de la accesibilidad por carretera al Puerto de Los Cristianos y utilizar el del Granadilla como complemento.

Compartir el artículo

stats