Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ecologistas piden un mayor control y seguimiento a los vertidos en la Isla

Las playas de Candelaria permanecerán cerradas al menos hasta el lunes por las bolas de piche

Una pequeña mancha de piche en una playa de Candelaria.

Una pequeña mancha de piche en una playa de Candelaria.

Los ecologistas exigen un mayor control y seguimiento de todo tipo de vertidos al medio marino, tanto los que se producen en tierra como en el mar, para conocer su prodecendia y dimensión, y poder actuar de forma eficaz. Así se evitaría la incertidumbre de episodios de contaminación como el que en las dos últimas semanas ha obligado a tomar diferentes restricciones en 19 playas de Tenerife: 16 por manchas de piche en los municipios de Santa Cruz, Candelaria, Güímar y Arafo; y 3 por aguas fecales en Granadilla. Las autoridades competentes, los gobiernos estatal y canario y los ayuntamientos, no conocen 12 días después de los primeros cierres el origen de estos vertidos.

«Urgen los resultados de los análisis a los vertidos para avanzar en el conocimiento del origen de los mismos», aseguró Ben Magec Ecologistas en Acción, que recuerda la obligación de las administraciones de «hacer un seguimiento y control del impacto de los vertidos a corto y medio plazo en la biodiversidad y los ecosistemas afectados». La organización conservacionista asegura que a falta de una hipótesis sobre la última crisis de Tenerife, se deben mantener abiertas todas las posibilidades, incluso que el vertido de piche pudiera haber procedido de actividades en tierra, no solo en el mar a través de la limpieza irregular de las bodegas de buques o petroleros que cruzan las aguas internacionales entre las Islas.

Ben Magec Ecologistas en Acción apunta a «una confluencia de factores» en el episodio contaminante que mantendrá cerradas todas las playas de Candelaria hasta al menos el próximo lunes. «Se ha mezclado la aparición de piche disperso con la afección continua de los vertidos tierra-mar, con las aguas fecales y los consiguientes cierres de playas. Son problemas preexistentes, persistentes y graves a los que debe ponerse solución ya. Hay colectivos, como la Plataforma Isla Baja, que ponen propuestas sobre la mesa y son desoídas». Esta federación ecologista realiza cada año el informe Banderas Negras, con los casos más paradigmáticos –no los únicos– de España «donde aparecen playas de Tenerife que ahora se han vuelto a cerrar». Por ejemplo, en 2018 fueron bandera negra las playas de La Tejita y El Médano por vertidos continuados de aguas residuales. Esta última fue cerrada la pasada semana de nuevo por aguas residuales. Y el año anterior, todo Tenerife se llevó la bandera negra por verter más de 57 millones de litros de aguas negras al mar –cantidad equivalente al agua de 23 piscinas olímpicas– sin cumplir la legislación, el 96% de las generadas.

«Que dos de los 15 vertidos ilegales merecedores de una multa multimillonaria de la Comisión Europea a España estén en Tenerife y que el propio Cabildo insular haya reconocido la situación, no hace más que agravar la inacción al respecto, más cuando la población asiste a cierres intermitentes de sus playas por contaminación de Escherichia coli (bacteria de la microbiota del tracto gastrointestinal presente en las aguas fecales)», denunció en 2017 Ecologistas en Acción, que recordó que «el sector turístico, además de sufrir el problema, forma parte de su agravamiento por su alta demanda hídrica y el escaso compromiso de la gestión de sus aguas residuales».

Otro de los aspectos en los que los verdes creen que ha habido fallos en esta crisis es en la información. «Pedimos transparencia en la información de la que vaya disponiendo la administración». Un total de 11 días tardaron las autoridades competentes en emitir un comunicado oficial sobre la situación. Fue el jueves, cuando Capitanía Marítima, depedependiente del Ministerio de Transportes y Movilidad, informó de que en los últimos días se han realizado inspecciones en las costas de Tenerife, con las embarcaciones y el helicóptero de Salvamento Marítimo, «sin detectar manchas en el mar».

Pequeñas manchas siguen apareciendo en las playas del municipio sureño de Candelaria, las únicas que se mantienen cerradas en Tenerife y que seguirán así al menos hasta el lunes, según informó el Ayuntamiento candelariero.

Compartir el artículo

stats