Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vertidos en Tenerife | La contaminación marina pone en jaque a las playas isleñas

Candelaria mantiene cerradas sus playas por tercer día consecutivo

Capitanía Marítima aclara que no ha visto manchas en el primer comunicado oficial a los 11 días del inicio de la ‘crisis del piche’

Miembros de Cruz Roja recogen bolas de piche mezcladas con arena en las playas de Candelaria.

Miembros de Cruz Roja recogen bolas de piche mezcladas con arena en las playas de Candelaria. E. D.

Un equipo de cinco personas del Ayuntamiento retira las pequeñas bolas de piche que han aparecido en las costas de Candelaria. El municipio sureño mantiene cerradas por tercer día consecutivo todas las playas después de que el martes se detectaran restos de un vertido de hidrocarburos que mantiene en jaque desde el 30 de agosto las zonas de baño de la Isla. La alcaldesa candelariera, Mari Brito, espera reabrir las playas «lo antes posible, desde que se encuentren en condiciones óptimas de limpieza, higiene y salubridad». «Continuamos realizando un seguimiento a esta situación, que nos preocupa mucho, y seguimos manteniendo un contacto estrecho con las autoridades competentes», especificó la regidora.

Las zonas de baño de Candelaria son las únicas que se mantienen cerradas en la Isla por unas manchas de piche que entre el 30 de agosto y el pasado martes obligaron a adoptar diversas medidas de restricción en el baño en playas de otros tres municipios: Santa Cruz de Tenerife, Güímar y Arafo. Estas últimas han reabierto pero sus ayuntamientos se mantienen vigilantes, con el apoyo de los gobiernos estatal y canario, principales responsables del control de la contaminación marina.

El operativo de seguimiento no descarta que puedan llegar nuevas manchas a las costas tinerfeñas, pequeñas y dispersas como en jornadas anteriores, una vez que ayer acabaron las calmas en el mar que duraron una semana. El Gobierno central está utilizando los satélites de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) y los medios de Salvamento Marítimo, así como el Gobierno de Canarias el helicóptero del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) con base en La Guancha y el barco Mar Canario de Transición Ecológica, para seguir este nuevo episodio de contaminación en el mar que sufre Tenerife. A las manchas de piche se sumaron los vertidos de aguas fecales que obligaron a cerrar tres playas de Granadilla –El Médano, Leocadio Machado y Los Abrigos– el viernes y sábado de la pasada semana.

Satélite de la Agencia Europea de Seguridad Marítima.

Ayer, once días después del cierre de la primera playa por la llegada de piche –Roque de las Bodegas, en Anaga, Santa Cruz–, llegó el primer comunicado oficial de una institución pública con competencias en la contaminación marina. La Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife, dependiente del Ministerio de Transportes y Movilidad, informó de que en los últimos días se han realizado inspecciones en las costas de Tenerife, con las embarcaciones y el helicóptero de Salvamento Marítimo, «sin detectar manchas en el mar». La administración marítima española que vigila los vertidos en los mares, sirviéndose del satélite de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA), «tampoco ha detectado ningún vertido procedente de buques». Del mismo modo, otros órganos, como el Servicio Marítimo de la Guardia Civil o el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 1-1-2 del Gobierno de Canarias «han realizado actuaciones similares con el mismo resultado».

«Podemos afirmar que en los últimos días no se ha detectado ninguna mancha en el mar», concluye el comunicado de Capitanía Marítima, que asegura además que «mantiene una vigilancia continua para prevenir y luchar contra cualquier vertido procedente de buques en el mar». «No es objeto de la competencia de la Capitanía Marítima la investigación y sanción de vertidos al mar que pudieran proceder de tierra ni la lucha contra la contaminación en el litoral», detalla la nota, en la que el organismo estatal de control marítimo termina asegurando que continuará trabajando «de forma permanente» en la vigilancia de las costas «para prevenir y luchar contra cualquier vertido procedente de buques que pudiera producirse en el mar».

  • MEDIOS PARA EL CONTROL DE LA CONTAMINACIÓN MARINA EN TENERIFE

    1. Gobierno de Canarias

    Helicóptero del GES y el barco ‘Mar Canario’. Además el Ejecutivo regional dispone de un protocolo denominado PECMAR (Plan de Contaminación Marina Accidental).

    2. Gobierno de España

    13 embarcaciones, dos helicópteros y un avión. La administración marítima española también vigila los vertidos en el mar desde el satélite de la Agencia Europea EMSA

Mientras las autoridades esperan poder reabrir pronto zonas de baño tan importantes para el municipio candelariero como Punta Larga o Los Guanches, prosigue el rifirrafe político por la crisis del piche. El grupo CC-PNC en el Cabildo de Tenerife criticó ayer, a través de un comunicado, «la tardanza y descoordinación del PSOE y Ciudadanos» para buscar una solución a los vertidos de hidrocarburos que han afectado a cuatro municipios de la Isla y han obligado a adoptar restricciones en 16 playas. La consejera nacionalista Blanca Pérez defiende que «los primeros vertidos fueron a finales de agosto pero fue el miércoles cuando el Cabildo salió a pedir explicaciones, cuando tenía que haber estado liderando y buscando soluciones desde el primer día». «Esa tardanza demuestra el desconocimiento y el desinterés que tiene el PSOE sobre Tenerife».

Para Pérez, «estamos ante otro claro ejemplo de la falta de liderazgo y gestión del PSOE». En ese sentido, señala que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, uno de los municipios afectados, «pidió una investigación desde el 1 de septiembre». «Esa es la diferencia entre un alcalde como Bermúdez, que está pendiente de su municipio, y la de los consejeros del PSOE en el Cabildo, que no se sabe bien qué es lo que están haciendo».

Compartir el artículo

stats