Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras portuarias

La burocracia frena el refugio de El Pris de Tacoronte

Este barrio de pescadores va camino de 57 años de espera por un dique que aporte seguridad

El futuro de la pesca en El Pris depende del refugio prometido desde 2015. En la actualidad quedan unos 19 pescadores en activo, un número que se reduce en invierno.

El futuro de la pesca en El Pris depende del refugio prometido desde 2015. En la actualidad quedan unos 19 pescadores en activo, un número que se reduce en invierno. E. D.

Los pescadores de El Pris, en la costa de Tacoronte, esperan por un refugio pesquero en condiciones desde el año 1965. En 2015 vieron más cerca que nunca este sueño, pero se mostraron escépticos ante el anuncio del Gobierno de Canarias y el tiempo les ha dado la razón. Seis años después de aquel compromiso de que El Pris tendría por fin un refugio, no se ha movido ni una piedra y el proyecto continúa bloqueado por la burocracia al menos desde 2019. En 2022, la espera sumará ya 57 años.

La ausencia de un dique de protección impide a los pescadores de El Pris salir a trabajar entre dos y tres meses cada año.

El alcalde de Tacoronte, José Daniel Díaz (NC), lamenta el retraso del refugio pesquero y afirma que continúa insistiendo para que el informe de impacto ambiental que falta para volver a licitar la obra «esté lo antes posible». El gobierno local de PSOE-NC-SSP espera desde 2019 por ese documento, que deben tramitar entre el Gobierno de Canarias y Costas, y sigue insistiendo ante Puertos Canarios y el Gobierno regional para que ese paso se dé más pronto que tarde. Díaz insiste en que no depende del Ayuntamiento norteño y no oculta su desazón al comprobar que los tiempos de determinados trámites se eternizan.

El compromiso de Rodríguez

José Daniel Díaz sí valora que el vicepresidente regional y consejero de Economía del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez (NC), haya asumido el compromiso de poner la financiación necesaria para el refugio de El Pris «en cuanto tengamos esa declaración de impacto». Un compromiso adquirido por Rodríguez en una reunión con los pescadores de El Pris.

En su visita el pasado mes de marzo a Tacoronte, Román Rodríguez dijo que «en cuanto se apruebe ese trámite, no habrá problemas para que el Gobierno financie la obra y los 19 pescadores de El Pris puedan seguir ejerciendo esta actividad con seguridad». Con el dinero asegurado, en Tacoronte no ven tan lejos la actuación que terminaría con las dificultades de maniobrabilidad existentes en la actualidad en condiciones de mala mar, que en muchas ocasiones les impiden salir a faenar durante varios meses al año.

Tras anunciarse en 2015 y modificarse posteriormente, en 2017, desde 2019 el proyecto permanece bloqueado mientras se redacta el nuevo informe de impacto ambiental del dique de unos 45 metros que debería proteger la rampa de varada y la zona de la grúa.

La obra se valoró en 2015 en 299.000 euros y contaba con un dique de 15 metros. El concurso quedó desierto y el Gobierno canario lo modificó y lo volvió a licitar, en marzo de 2018. El dique se amplió hasta 45 metros y contó con el doble de presupuesto: 600.000 euros. Salió a concurso y de nuevo ninguna empresa se presentó. El tercer proyecto era más ambicioso, con un coste de casi 2 millones de euros, pero aún no ha pasado el trámite de informe de impacto ambiental.

  • CRONOLOGÍA

    1965

    El sector pesquero de El Pris comienza a demandar la mejora del refugio para ejercer la actividad profesional con mayores seguridad y más meses al año.

    2015

    El Gobierno canario anuncia el inminente inicio de las obras de construcción del refugio pesquero. El concurso queda desierto

    2017

    El proyecto se modifica, se duplica el presupuesto y vuelve a salir a licitación

    2018

    Ninguna empresa se presenta al concurso, que queda desierto por segunda vez. Vuelve a replantearse la propuesta técnica

    2019

    El proyecto se cambia y se encarece por tercera vez en cuatro años.

    2021

    El refugio pesquero de El Pris sigue en trámite administrativo

Esta actuación es una demanda histórica que supondría una nueva vida para el maltrecho sector pesquero local, ya que permitiría a los pescadores salir a trabajar entre 60 y 90 días más al año. Dos o tres meses más para faenar supondrían una gran mejora para el sector y también para los restaurantes que venden pescado en la comarca. En la actualidad, los pescadores de El Pris apenas pueden trabajar unos 6 meses al año, pero con el refugio aspiran a salir a pescar entre 8 y 9 meses, incluso en invierno.

La única solución

Los pescadores llevan años insistiendo en que lo único que podría mejorar esta «difícil y peligrosa» situación es la construcción de «un pequeño espigón que proteja la bahía, la rampa y la grúa del fuerte oleaje que azota la costa del norte de Tenerife durante más de seis meses al año». Las inversiones para mejorar la rampa de varada o la grúa siempre son bienvenidas, pero la realidad es que si no se construye un dique «nada cambiará». Subrayan que «si al mar no se le para por fuera de la pequeña bahía con un espigón, seguirá entrando con fuerza e impedirá las maniobras de embarque y desembarque», tal y como ocurre desde siempre en esta zona del Norte.

Compartir el artículo

stats