Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Rosario

Adjudicada la nueva red de agua potable de Radazul Bajo por 1,4 millones de euros

Es la mayor obra de renovación de la red de abastecimiento de agua en la historia del municipio | Ocho kilómetros de tuberías serán sustituidos y se reasfaltarán once calles

Una vista aérea de Radazul Bajo.

Una vista aérea de Radazul Bajo. e. d.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de El Rosario aprobó este jueves la adjudicación de la obra denominada Mejora de la red de distribución de agua de Radazul Bajo, por un importe de 1.385.120 euros y un plazo de ejecución de quince meses. El alcalde, Escolástico Gil, detalla que se trata de una obra «fundamental» al tratarse de la licitación pública para sustitución de la red hidráulica municipal «más importante en la historia de El Rosario».

La actuación se desarrollará en las calles Valdés, Cervera, Magallanes, Nava, Oquendo, Churruca, Pizarro, Bazán, Antequera, Robledo; en la avenida Colón, y en el tramo de la calle Juan Sebastián Elcano que conecta con la playa de La Nea. También contempla el reasfaltado de todas las calles mencionadas, incluidas en una separata al proyecto por valor de 306.538 euros en concepto de mejoras.

El alcalde destaca que es la sustitución de una red hidraúlica "más importante de la historia rosariera"

En la práctica, esta obra supone la renovación total de las conducciones de agua del principal núcleo del litoral del municipio, en el que viven más de 3.000 personas de forma permanente, a lo que habría que añadir una población flotante muy numerosa, sobre todo en época estival.

El regidor rosariero subraya que «el compromiso de este gobierno por la mejora del ciclo del agua y por alcanzar la máxima eficiencia en nuestras redes la llevamos demostrando desde que los vecinos nos dieron la responsabilidad de las tareas de gobierno en el pasado mandato».

En este sentido, el primer edil recuerda que «son múltiples las fugas que se producen en una red hidráulica ya obsoleta y era necesario prescindir de los parches y las reparaciones de urgencia y cambiar, de una vez por todas, la red de abastecimiento de agua».

La deteriorada red de agua de Radazul Bajo, a consecuencia de su antigüedad, de su irregular trazado y del propio uso, hacía aconsejable su renovación completa. La intervención incluirá la instalación de una nueva red de agua potable y la reposición de la capa de rodadura asfáltica de las vías al resultar dañada debido a la apertura de zanjas, así como la reposición de pavimentación de las aceras dado que las redes terciarias, que asimismo serán renovadas, discurren bajo ellas.

Esta obra, adjudicada a la UTE formada por las empresas AMC Construcciones y Contratas, Excavaciones Bahíllo y Constructora de Proyectos y Obra Civil 2012, se desarrollará en once calles de Radazul Bajo y se cambiarán ocho kilómetros de tuberías.

El proyecto de la obra rediseñará, sustituirá y controlará la explotación de la red de transporte de agua de unos 8.000 metros de longitud y que da servicio a 1.050 abonados que consumen bimestralmente una media de 16.543 metros cúbicos de agua que, en época estival, se incrementa hasta alcanzar los 33.938 metros cúbicos. Más en detalle, la iniciativa contempla la renovación de los tramos de la red de abastecimiento de agua potable a Radazul Bajo, aún en servicio, ejecutados en acero galvanizado cuando fueron construidas las primeras calles de la urbanización (Valdés, Churruca, Oquendo, Antequera, Bazán y Cervera), los cuales presentan deficiencias de importancia en cuanto a la resistencia del material, que se encuentra «en avanzado estado de deterioro y oxidación, mermando drásticamente su capacidad portante y de transporte».

Reforma de la red

También se reformará el trazado de la red que actualmente atraviesa, «de forma inadecuada», el interior de parcelas de las primeras urbanizaciones privadas: Las Acacias, Siglo XXI, Vistazul y Los Girasoles. La disposición actual de la red supone «un elevado riesgo ante fugas y roturas, comportando altos costes de reparación dada la complejidad que supone el desconocimiento de por dónde discurren dichas conducciones».

Además, se optimizará la conducción principal, instalada bajo la calle Juan Sebastián Elcano, cuya cámara de válvulas de regulación actualmente solo presta servicio para las tomas de incendio, el abastecimiento del edificio Atlanta y el riego del parque de Guadamojete y, por lo tanto, está siendo infrautilizada al no conectar con las calles Pizarro, Magallanes, Valdés y avenida Colón. Con la nueva obra pasará a prestar servicio en su totalidad.

Compartir el artículo

stats