Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Playas | La polémica de los vertidos de hidrocarburos

Indignación por la falta de respuesta estatal a los vertidos

Candelaria y Arafo mantienen cerradas sus playas | Se desconoce la procedencia del piche

11

Playas de Candelaria Andrés Gutiérrez

Los alcaldes de Santa Cruz de Tenerife, Arafo y Güímar muestran su preocupación por la falta de respuesta de las administraciones supramunicipales respecto a la procedencia de los vertidos de hidrocarburo que causan el cierre de las playas de la capital y del Valle de Güímar. Una actitud que deriva en poca o nula colaboración con los municipios, cuyas administraciones están resolviendo el problema de la presencia de piche en sus costas coordinándose entre sí y aplicando medidas de forma conjunta. En el caso del regidor santacrucero, José Manuel Bermúdez, llega a pedir al Gobierno de Canarias que active el Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (Plateca).

Indignación por la falta de respuesta estatal a los vertidos

El Gobierno central es la administración con mayor grado de competencia en materia litoral. Sin embargo, fue el Ejecutivo regional el que realizó la vigilancia marítima con la embarcación Mar canario el domingo pasado. Labor en la que «la única contaminación que detectó en el mar» consistía en «una bola de alquitrán enredada entre basuras», que se encontraba en las proximidades del Puerto de Granadilla. Desde la Subdelegación de Gobierno se esperaba aún a conocer los resultados de las muestras tomadas el día 31 de agosto por la Salvamar Tenerife. En todo caso, las analíticas permitirán determinar «las características de la contaminación, pero no se sabrá la procedencia de la misma».

Indignación por la falta de respuesta estatal a los vertidos

De momento, y ante el silencio oficial de los Ejecutivos regional y central, los ayuntamientos afectados proceden a no recomendar el baño cuando se detecta la presencia de piche, optan por cerrar las playas y acometen la limpieza de las zonas contaminadas con hidrocarburo empleando tanto recursos personales como materiales propios.

«Nadie nos ha informado de nada de lo que está sucediendo»

GUSTAVO PÉREZ - Alcalde de Güímar

decoration

«Nadie nos ha informado»

Gustavo Pérez, alcalde de Güímar, puso sobre la mesa el hecho de que «nadie nos ha informado de nada de lo que está sucediendo» con la presencia de las manchas que llegan hasta la costa güimarera. «Lo que han hecho es pedirnos cuenta de qué hemos hecho», explicó el regidor güimarero. Este municipio cerró el pasado 31 de agosto todas sus playas, medida que levantó el 3 de septiembre por la mañana. Apenas 10 horas después fue cerrada al baño la llamada Playa de la L al reproducirse la contaminación por piche. En la actualidad, desde la mañana del lunes vuelve a estar en uso público, pero colocaron la bandera amarilla para que el usuario se bañe y permanezca en la zona con precaución.

Otra de las consecuencias que cita Gustavo Pérez es la afección económica a la actividad del entorno del litoral de El Puertito de Güímar. La misma está centrada en la restauración desde el tramo que abarca de la playa de la L –la zona con más tiempo cerrada– hasta la Plaza de Las Indias.

«Echo de menos una coordinación supramunicipal en este asunto»

JUAN RAMÓN MARTÍN - Alcalde de Arafo

decoration

«Echo en falta coordinación»

En la misma línea se pronuncia el alcalde de Arafo, Juan Ramón Martín, quien reivindica el papel desarrollado por los ayuntamientos en esta crisis. «Estamos realizando las analíticas nosotros, por nuestra cuenta, con el agravante de que cuando llegan los resultados ya no se corresponden con la realidad del momento porque tardan en llegar», apunta el regidor. El municipio tiene cerrada la única franja litoral de la que dispone apta para el baño, la Playa de Lima. «Cerramos porque estaba afectada la Playa de La Viuda», colindante pero en territorio del municipio de Candelaria. De hecho, hoy se mantiene cerrada porque la Villa Mariana hizo lo propio con sus zonas de baño el lunes. «Echo de menos una coordinación supramunicipal, teniendo en cuenta que estamos ante un problema que afecta a varios municipios», apostilla.

Es el regidor arafero el que también llama la atención sobre el hecho de que «somos los ayuntamientos los que nos coordinamos, los que contactamos entre nosotros para conocer la situación y determinar qué hacer en cada momento». Esto en medio de una situación de incertidumbre, porque «no sabemos de dónde viene, si se está investigando o no, qué previsiones hay para subsanar el problema...». Juan Ramón Martín espera una respuesta de las administraciones competentes, «mientras, los ayuntamientos actuaremos de manera preventiva y a nuestro criterio. Es lo que podemos hacer». Al tiempo, agradece la colaboración ciudadana, «porque es la población la que primero advierte de la existencia de la contaminación». Al tiempo, sigue a la espera de disponer de información oficial y fidedigna.

«Hemos trasladado nuestra inquietud para que se investigue»

MARÍ BRITO - Alcaldesa de Candelaria

decoration

«A la espera de información»

En Candelaria aún las playas permanecen cerradas. El gobierno municipal tomó la decisión de volver a dejar fuera de uso todo el litoral del municipio tras detectar más manchas de hidrocarburos en el agua y en la arena, «algo que venimos sufriendo desde la semana pasada, cuando el día 31 de agosto se localizó este problema en nuestra costa y se iniciaron las actuaciones vinculadas al cierre preventivo, la vigilancia y la limpieza activa del litoral». María Concepción Brito, alcaldesa de la Villa Mariana, se muestra más precavida: «Por la información de la que disponemos, se desconoce el origen de este vertido y, actualmente, estamos realizando esa observación continua y procediendo a la limpieza de las playas cuando la marea lo permite».

Preocupados por la situación, explica que «desde un primer momento hemos trasladado a las instituciones competentes nuestra inquietud para que se investigue y se conozca la procedencia de este vertido. Confiamos en que así se haga». Ayer, Brito dejó claro que, «de momento, las playas permanecerán cerradas hasta que cambie la situación y no se detecten restos de hidrocarburos y, por lo tanto, las mismas sean seguras para su uso y disfrute».

Mari Brito firmó ayer un decreto para el cierre cautelar de las playas «a la espera de conocer información sobre la procedencia y origen del vertido y ante el posible riesgo sanitario para los bañistas». La medida tiene por objeto «mantener las playas y lugares públicos de baño en las debidas condiciones de limpieza, higiene y salubridad». Durante la mañana se procedió al cierre y balizamiento de las entradas a todas las zonas de baño «y durante los próximos días se vigilará e inspeccionará el litoral para conocer la evolución de la situación», señalaba el gobierno local en un comunicado.

Los ayuntamientos de Candelaria, Arafo, Güímar y Santa Cruz han solicitado la información necesaria

decoration

Activar el Plateca

En Santa Cruz de Tenerife, la Playa de Valleseco ayer se encontraba en perfectas condiciones, pero el Ayuntamiento desconocía la procedencia de la mancha marrón que copaba esta zona marítima durante la tarde del lunes. El alcalde, José Manuel Bermúdez, remitió al Gobierno de Canarias hace varios días un informe en el que, además de pedir que active el Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (Plateca), indicaba de forma pormenorizada los múltiples cierres de playas que padece el municipios desde el 30 de agosto. A las 11:00 horas de ese día estuvo prohibido el baño en la Playa de Las Gaviotas. A las 17:00 horas ocurría lo mismo en Almáciga. Y así en los días sucesivos quedaron afectadas las playas de Roque de Las Bodegas, Benijo y Las Teresitas. Todas ellas han estado sujetas a la recomendación de no bañarse en algún momento entre el pasado 30 de agosto y el 3 de septiembre. El problema sobre el que llama la atención el alcalde de la ciudad es que se desconoce la procedencia del hidrocarburo y el trabajo desarrollado para aclarar todos los aspectos necesarios.

Juan Ramón Martín, Gustavo Pérez, María Concepción Brito y José Manuel Bermúdez insisten en la necesidad de que las administraciones competentes aporten luz a esta situación, de forma que se defina la actuación necesaria para resolver la problemática que está afectando al litoral de la capital de la Isla y a la costa del Valle de Güímar. Esta vez la contaminación no procede de los emisarios submarinos.

Compartir el artículo

stats