Al menos ocho vuelos han tenido que ser desviados desde el aeropuerto Tenerife Norte - Los Rodeos hacia el de Tenerife Sur debido a la baja visibilidad en la zona de Guamasa. Una espesa niebla ha impedido que las aeronaves pudieran tomar tierra y AENA ha informado del desvío de dichos vuelos al Reina Sofía.