El Plan Estratégico de Subvenciones de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Arona cuenta con más de 3 millones de euros para atender las necesidades sociales derivadas de la crisis generada por la pandemia del Covid-19. La Junta Rectora del Patronato de Servicios Sociales aprobó recientemente varios proyectos significativos que incluyen la prestación de servicios terapéuticos a personas mayores, con dependencia o discapacidad, además de personas sin hogar o jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Ese paquete de medidas forma parte del citado plan estratégico, que se financia con cargo al remanente de tesorería del Consistorio. Un documento que salió adelante «a propuesta del equipo de concejales socialistas que lidera Dácil León, que contó con el apoyo de todos los grupos de la oposición para su debate, votación y aprobación. Una importante propuesta a la que se abstuvieron el alcalde y su grupo de concejales afines», según informan sus promotores.

Las ediles de Servicios Sociales, Mayores y Promoción de la Salud, Elena Cabello y Pura Martín, explican que el citado plan estratégico se desarrollará entre 2021 y 2022, «a través de subvenciones directas que serán concedidas a distintas asociaciones vía convenio». Ambas remarcan que «la situación de extrema vulnerabilidad y riesgo de exclusión social provocada o agravada por la pandemia necesitaba este incremento de presupuesto para poder dar respuesta a las necesidades sociales más acuciantes y al aumento de demanda de servicios». 

Cabello y Martín detallan que «gran parte de los más de 3 millones de este plan se destinará a ampliar la partida de Ayudas de Emergencia Social». Otra parte servirá para reforzar proyectos que ya se desarrollaban en ejercicios anteriores, «como el transporte y atención integral a pacientes oncológicos; terapias de rehabilitación y centros de día de discapacidad; atención a jóvenes en exclusión y a mujeres que ejercen la prostitución; asistencia de emergencia en calle, o el proyecto para personas sin hogar Housin First. También se destinarán fondos a nuevos proyectos pensados en personas enfermas, mayores o dependientes que debido a la pandemia han empeorado y tienen dificultad para recibir terapias fuera de su domicilio.