solidaridad | La carrera de La Laguna a Granadilla por una buena causa

90 kilómetros por los pacientes de Crohn

El isleño José Francisco Tejera hará dos maratones

en un solo día para visibilizar esta enfermedad

90 kilómetros por los pacientes de Crohn

90 kilómetros por los pacientes de Crohn / E. D.

E. D.

«Voy a darlo todo por correr los 90 kilómetros para visibilizar la enfermedad de Crohn». El tinerfeño José Francisco Tejera hará dos maratones en un mismo día por esta causa solidaria.

“Lograr aquello que has soñado te hace feliz, pero, sobre todo, te hace feliz recordar el esfuerzo empleado para lograrlo”. La frase de Rafa Nadal reluce impresa en el dorsal de la camiseta del II Reto Amigos del Crohn, que llevará la madrugada del próximo viernes al sábado José Francisco Tejera, tinerfeño de 50 años aficionado al atletismo, que correrá desde Padre Anchieta (La Laguna) hasta la Cueva del Hermano Pedro, en Granadilla.

Su titánico desafío de 90 kilómetros, equivalente a correr un maratón tras otro sin descanso, tiene como objetivo dar visibilidad a la enfermedad de Crohn, una dolencia crónica que causa una gran inflamación del aparato digestivo que deriva en diarreas intensas, cólicos abdominales, sangrados y, en los casos más avanzados, úlceras, desnutrición y bloqueos intestinales que pueden causar la muerte. Familiares y amigos de Juan Francisco Tejera la sufren y por eso se ha volcado tanto en la causa. Según las estimaciones de los expertos, en la actualidad afecta a más de 20.000 isleños, aunque muchos aún no lo saben dado que los síntomas se suelen confundir con otras patologías.

José Francisco Tejera trabaja como jefe de almacén en la distribuidora de bebidas Incabe, en el Polígono de Güímar, y dedica todo tu tiempo libre a entrenarse para esta prueba. Sus días se dividen entre largas sesiones de gimnasio con ejercicios de fuerza y trabajo aeróbico por asfalto y montaña hasta sumar un centenar de kilómetros a la semana.

La idea de crear un grupo de Amigos del Crohn y hacer un desafío de esta envergadura surgió a principios del año pasado, cuando la tía de su pareja falleció a causa del Crohn. Tenía 47 años. «Decidí rendirle un homenaje porque me conmovió mucho la valentía que tuvo para luchar con una enfermedad tan dura como esta y su tesón para lograr que le fuera diagnosticada”, subraya. Rosa, recuerda con emoción, «peregrinó durante años por distintos especialistas con un conjunto de síntomas que convirtieron su vida en un infierno hasta que por fin pudo saber qué era lo que le estaba pasando». Fue Rosa precisamente la que hizo el dibujo en acuarela que llevará José Francisco Tejera a modo de logotipo en la camiseta del reto, dibujo que además se ha tatuado en el brazo izquierdo.

La primera edición del reto se celebró el 23 de julio de 2020. José Francisco unió entonces la ciudad de los Adelantados con Granadilla de Abona por la carretera general. El recorrido fue de 85 kilómetros, cinco menos que este año, y los completó en 12 horas. «Fue absolutamente agotador. El sol me castigó mucho porque corrí al sol todo el día. Encima tampoco había podido entrenar porque acabábamos de salir del confinamiento. Estuve a punto de tirar la toalla, pero seguí para honrar la memoria de Rosa y lograr que el Crohn se conozca y se avance para encontrar una cura», rememora José Francisco.

Este año saldrá a medianoche para evitar el calor de la tarde. Partirá a las cero horas del próximo viernes al sábado de la rotonda de Padre Anchieta hacia la carretera de San Miguel de Geneto hasta llegar al Sobradillo. Allí enlazará la Carretera General del Sur hasta el Caserío de Icor, el pueblo fantasma de Arico que es Bien de Interés Cultural. Una vez deje atrás la soledad de las casas –muchas abandonadas– de este núcleo de medianías bajará hasta Las Eras para seguir por la costa el resto del trayecto hasta El Médano y llegar finalmente a la meta, en la Cueva del Hermano Pedro (religioso tinerfeño, fundador de la Orden de los Betlemitas). Según sus cálculos, completar los 90 kilómetros del recorrido le llevará entre 12 y 13 horas.

José Francisco no correrá solo

En la prueba no correrá solo. Lo acompañarán amigos, otros deportistas con los que entrena habitualmente y compañeros de trabajo que se sumarán en distintos tramos. Una de las amigas que lo acompañará es Vianney Morales, también aficionada al atletismo. «Mi meta no es mejorar mi tiempo ni romper ningún récord. Es que la gente sepa lo que es el Crohn y se sensibilice con quienes lo sufren. Lo he vivido en mi familia y es muy duro”, subraya.

El reto también recibe el apoyo de la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Canarias (ACCU). Durante los últimos meses, José Francisco ha logrado recaudar 1.300 euros en donativos para esta organización, que serán entregados en un acto que se celebrará el próximo 28 de julio, en el Parque Estelar Starlight de Güímar. Javier Herrera es el vicesecretario de ACCU Canarias y tiene Crohn. Su día a día se transformó y tuvo que aprender a gestionar malestares que merman su autonomía. «Para planificar cualquier cosa tienes que saber que habrá un baño disponible cerca porque no te puedes aguantar. Esto transforma tu vida social, laboral y tiene un impacto psicológico muy fuerte», destaca.

La inflamación causada por el Crohn puede afectar a cualquier tramo del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano. Esta enfermedad autoinmune, de la que se desconoce la causa, aqueja por igual a hombres y mujeres y se suele manifestar entre los 30 y los 50 años, aunque según detalla Herrera, en la última década «ha aumentado mucho su incidencia en edades más tempranas, incluso en niños».

Tanto el Hospital Universitario de Canarias como el de Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, y los grandes hospitales de Gran Canaria han creado unidades específicas para la atención de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal. El único tratamiento disponible consiste en bajar las defensas de los afectados para evitar que el fallo de su sistema inmune ataque al tubo digestivo y lo inflame o lo lesione. «Es un tratamiento agresivo, parecido a la quimioterapia, que te deja inmunodeprimido y hay que cuidarse mucho», recalca el vicesecretario de ACCU Canarias.

La fragilidad de la salud de un paciente de Crohn se pone en jaque cuando se produce un brote, que puede ser leve, grave o llegar a ser severo y requerir un ingreso hospitalario. «En un brote puedes llegar a ir 25 veces al baño en un día y te tienen que ingresar para nutrirte por vena porque no retienes nada en el estómago», asegura Javier Herrera. La asociación espera que la difusión del reto atlético de José Francisco Tejera los ayude a impulsar el proyecto ¡No aguanto más!, con el que buscan crear una red de baños accesibles para enfermos de Crohn en zonas comerciales abiertas de Canarias. «Uno de los problemas que más nos angustia es la necesidad continua, y a veces imprevisible, de ir al lavabo cuando estamos fuera de casa», afirma Herrera.

Medidas para los enfermos

Para eso, ACCU ha creado una aplicación móvil que geolocaliza bares y restaurantes solidarios, a los que se puede acceder con la credencial que emite la asociación. En Gran Canaria ya se han adherido más de un centenar de comercios y la semana próxima el proyecto será presentado a la Asociación de Comerciantes de La Laguna. En la misma línea, esta organización sin ánimo de lucro negocia con los ayuntamientos de las Islas para desarrollar una credencial que los enfermos de Crohn puedan utilizar en sus coches y les permita aparcar durante unos minutos en zonas de carga y descarga si tienen una necesidad urgente, evitando ser multados, como tantas veces les sucede.