La patronal del sector de la construcción en la Isla y la provincia, Fepeco, ha arrancado el compromiso del Gobierno de Canarias para, tal y como ya ocurriera con el Cabildo, garantizar «dos años de obra pública» en Tenerife. Las previsiones apuntan a unos 800 millones de euros de inversiones en mejora, rehabilitación y ejecución de nuevas carreteras en toda las Islas. Buena parte se harán realidad en Tenerife como el cierre completo del Anillo Insular, el tercer carril de la Autopìsta del Norte, la TF-5, o la circunvalación a La Laguna. Así se lo han hecho llegar el presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres, y el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, al máximo mandatario la entidad empresarial, Óscar Izquierdo.

Este paquete de actuaciones en infraestructuras viarias esperan ambas partes «que se convierta en un importante motor de generación de empleo y riqueza en la economía local». Izquierdo, en su valoración más tangible del encuentro, señala: «Ha sido una reunión muy útil para ir de la mano en cuanto a la traducción en economía y empleo de esta obra pública en marcha». En la parte del discurso más emocional se muestra rotundo: «Este sector, y lo digo con orgullo, ha ganado la batalla a la pandemia en cuanto a mantenimiento de empresas y generación de empleo».

Izquierdo valora: «La construcción mantiene viva la economía canaria en este momento porque crea y conserva el empleo». Ofrece datos que demuestran que ha aguantado bien durante la pandemia como que hoy tenga los mismos afiliados que en julio de 2019. Añade: «Todas las expectativas nos dicen que vamos a seguir siendo la locomotora y el arrastre de otros sectores de la economía».

Simplificación de leyes

Óscar Izquierdo, ha pedido, entre otras cosas, la derogación de leyes de urbanismo y territorio que «enmarañan y retrasan absolutamente todo» y la modernización de la administración, que a su juicio tiene procedimientos del siglo XIX en pleno XXI. Propugna «una simplificación legislativa y administrativa», lo que implica «la derogación de leyes que se contradicen» o llevan a «interpretaciones personales». Insiste en que «hay expedientes que tardan hasta dos años en resolverse y eso no puede ser». A este respecto, Franquis asegura que «tomará nota», pues no le corresponde a su Consejería la decisión de eliminar leyes aprobadas en el Parlamento de Canarias, tal y como solicita la patronal con el objetivo de que «todo funcione más rápido». Izquierdo apunta: «Podríamos crear cuatro veces más de actividad económica si las licencias de obra se dieran en tres meses en vez de en 18». Franquis reconoce, por su parte, que «el de la construcción fue un sector que, durante esta crisis, siempre ha dado la cara y nunca planteó cerrar la actividad económica y eso nos ayudó a mantener viva las constantes vitales».

El consejero desvela que «humildemente, le he dicho al presidente de Fepeco que, desde la Consejería de Obras Públicas hemos contribuido a que ese sector crezca con las inversiones en infraestructuras públicas. En estos dos últimos años de Gobierno hemos aportado en torno a 530 millones de euros en las licitaciones de la Consejería». Franquis añade que, además de esos 530 millones ya comprometidos, la planificación de proyectos que se redactan ahora para ser licitados en la segunda parte de la legislatura es «muy optimista», ya que se programan obras que supondrán esa inversión global cercana a los 800 millones en obras de carreteras.

18 proyectos

Detalla el consejero que «tenemos en marcha 18 proyectos que se redactan ahora y van a recibir el gran volumen de la inversión pública a licitar en los próximos dos años». Y si no hay más proyectos, valora. «es porque no había ninguno elaborado; el esfuerzo de estos dos primeros años ha sido sacar los que no estaban redactados».

Franquis ha informado a Fepeco de que muchos de los proyectos que se redactan –con una duración media de unos diez meses– «abordarán de manera definitiva problemas crónicos de las vías más transitadas de Tenerife, como el cierre definitivo del Anillo Insular por el norte, el tercer carril de la TF-5, la ampliación de la TF-1, la circunvalación de La Laguna u obras en el Puerto de Santa Cruz». La intención es empezar con la licitación a mediados de 2022.

Dos ideas de Izquierdo para concluir. Por un lado, que «esta es la respuesta por fin a 30 años de reclamaciones ». Por otra parte, «la petición de un equilibrio exquisito entre las dos grandes Islas y sus capitales. No puede ser que Las Palmas sea la capital económica y Tenerife un pueblo grande».

Más de 3.500 formados en pandemia

El Patronato de la Fundación Laboral de la Construcción (FLC), organización conectada con Fepeco, ha celebrado su reunión semestral. Fueron aprobadas las cuentas correspondientes a 2020 y se presentó la Memoria de actividades del año pasado titulada 'Comprometid@s contigo'. Quedó aprobada una renovación de la estructura organizativa para hacer frente a los nuevos retos del sector y a una etapa «en la que la construcción va a recuperar su papel protagonista», aseguran sus dirigentes. La transformación digital y la innovación son dos de las claves fundamentales en el futuro. A pesar de la situación tan compleja vivida el pasado año debido a la crisis de la Covid-19, el balance de la FLC fue positivo. Formó en 2020 a nivel nacional a un total de 71.833 trabajadores y trabajadoras de la construcción, impartió cerca de 3.320.000 horas de formación, y desarrolló 8.337 cursos. En Tenerife, la entidad impartió formación a 3.664 profesionales del sector, a través de 249.119 horas y 358 cursos. Cabe destacar que el 63,2 % de las personas formadas en (2.316 alumnos/as) eligió formación relacionada con la Prevención de Riesgos Laborales (PRL).