El Cabildo, a través del área de Acción Social, subvenciona en este ejercicio con 10 millones de euros para la emergencia social a los 31 municipios de la Isla y a las entidades de voluntariado que cubren necesidades básicas de la población vulnerable. La consejera Marián Franquet ha reunido de manera telemática a los representantes de los consistorios para avanzar las líneas de la convocatoria de ayudas. Este encuentro se suma a los anteriores con las entidades del tercer sector que distribuyen alimentos y bienes básicos para determinar, con datos objetivos, los criterios de reparto.

Franquet resume: «El Cabildo realiza esta aportación extraordinaria para dar respuesta a la situación excepcional como consecuencia de la crisis de la Covid-19». Y añade: «Nunca antes el Cabildo había destinado dinero a atender directamente la emergencia social en todos los municipios de la Isla. Empezamos a hacerlo el año pasado, con 3,8 millones de euros y este alcanzamos los 10 millones».

La convocatoria dirigida a los ayuntamientos contará con 6,8 millones de euros y podría estar en funcionamiento en agosto. El objetivo es poder planificar y adelantar procedimientos con la garantía de estas partidas económicas específicas. No solo para atender las necesidades de las personas sino también para contratar personal que refuerce la atención en el área social.

Flexibilización de plazos

La consejera hace hincapié en la flexibilización de los plazos de ejecución de las ayudas. «Somos conscientes de las dificultades de gestión de muchas corporaciones locales, sobre todo las de menor tamaño, por lo que el plazo de ejecución es amplio, desde mayo de 2021 hasta mayo de 2023, para que no se quede ni un euro sin invertir». Destaca la amplitud de elementos, bienes y servicios que se pueden incluir con el objetivo de cubrir todo el espectro de necesidades de las familias o personas en situación de vulnerabilidad social y que cada municipio adapte las ayudas a su realidad. Marián Franquet pide a los responsables que se organicen ya para presentar en plazo sus solicitudes.

Casi siete millones

Un total de 3,8 millones de euros serán distribuidos entre los 31 ayuntamientos para paliar las necesidad con destino a gastos de alimentación, higiene, bienes y servicios de carácter básico. Los municipios pueden utilizar hasta el 20% de la financiación para contratar personal que refuerce su área de atención social. Además, se habilitarán otros tres millones para ayudas a través de tarjetas de prepago y sus recargas. En concreto, un millón a nuevas tarjetas y dos a la recarga de las existentes. Ayuda para planificar el sistema donde no esté implantado, mejora en la eficiencia de los recursos públicos y dar a las personas el trato digno que merecen son las tres premisas. Esta línea va dirigida a sufragar gastos de alimentación, higiene personal, ropa y calzado, farmacia, utensilios domésticos o mobiliario básico e indispensable para el hogar. Por último, el IASS concede 220.000 euros para que los ayuntamientos distribuyan bonos de transporte interurbanos entre su población. De ellos, 20.000 serán para las entidades sociales que trabajan con personas migrantes en situación irregular. La consejera ha informado también de los tres millones para las entidades del tercer sector que atienden la emergencia social.

Trabajo para desempleados

Gestión del Medio Natural y Seguridad ha incorporado a 62 personas en paro acogidas al convenio del Proyecto Programa de Empleo de Transición Ecológica 2020 (PETE), para realizar trabajos de gestión y mejora en diversos espacios de la Red Natura 2000 y corredores ecológicos en la Isla durante seis meses. El Cabildo ha recibido la cofinanciación del Gobierno de Canarias y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) . «Ofrecemos una oportunidad de formación específica con el asesoramiento de nuestro personal», explica la consejera Isabel García. Cuatro personas se incorporan a La Tahonilla; diez a Mesa Mota; tres al vivero de Las Eras en Fasnia; dos a las oficinas en el Santiago Martín; siete al centro de trabajo en la zona norte con sede en El Trompo (La Orotava); cuatro al de Güímar; 10 al Parque Rural de Teno y nueve al Parque Rural de Anaga. El 33% de ellos son mujeres.