El Cabildo pone en marcha un proyecto para impulsar el compostaje comunitario en la Isla. La iniciativa Comunidades circulares está liderada por el Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, que dirige el consejero Javier Rodríguez Medina. Participan, además, la Universidad de La Laguna (ULL) y los Ayuntamientos de La Laguna, El Rosario, Tegueste y Tacoronte.

Se han delimitado 19 zonas de compostaje y vermicompostaje comunitario en diferentes puntos de los municipios citados y en la propia ULL. La idea es tratar biorresiduos procedentes de domicilios particulares, comedores universitarios, mercados de productos frescos locales, huertos urbanos agroecológicos y centros educativos. La iniciativa piloto persigue la implantación de los primeros ejemplos demostrativos de gestión integral de biorresiduos (fracción orgánica) a través del compostaje comunitario.

Rodríguez Medina explica que «se ha diseñado una estrategia para avanzar hacia el desarrollo de un modelo propio de gestión local y descentralizada de los biorresiduos adaptado a las características, necesidades y recursos de la Isla». El consejero remarca que Comunidades circulares busca «visualizar el ciclo de la transformación de los residuos orgánicos a la ciudadanía participante», que sigue la filosofía «de dejar de hablar de residuos y empezar a hacerlo de nuevos recursos». Recuerda que «entre el 47% y el 49% de los residuos que llegan al Complejo Ambiental de Tenerife son materia orgánica». Detalla que este proyecto arrancó en febrero pasado y se comenzará a ejecutar antes del verano, una vez concluya el periodo de captación y formación de las personas participantes. Esta iniciativa, que pretende extenderse al resto de los municipios de Tenerife, cuenta con un presupuesto global de 164.355 euros, de los que 37.716 son de la subvención estatal Ayudas Residuos 2020 y el resto lo abona el Cabildo.

El proyecto ha delimitado 19 zonas. Dos especializadas en vermicompostaje, en Tacoronte, y 17 en compostaje o combinando ambos sistemas: dos en Tegueste, tres en La Laguna, cinco en El Rosario y siete en la ULL. La idea es que participen 2.085 personas. La cantidad estimada de biorresiduos tratados es de 213 toneladas al año; otras 61,3 anuales corresponden al compost a producir.