Admite que en el desarrollo de los dos primeros años del mandato ha habido fricciones entre los socialistas y su socio de gobierno, CC, pero «tenemos un acuerdo y no ha pasado nada, de momento, que me haga incumplir lo que hablamos». Espera adjudicar el servicio de agua en pocos días y que en verano se licite el de limpieza. Sostiene que la pandemia en el punto de inflexión en la manera de hacer política.

Entra en el último mes de esta etapa como alcalde. ¿Satisfecho?

Eso lo deben valorar los vecinos. Hay realidades, estamos cumpliendo. No es una justificación, pero el covid ha limitado nuestro radio de acción para que Güímar esté en el lugar que le corresponde.

PSOE y CC cogobiernan con el acuerdo de compartir Alcaldía. ¿Qué día tendrá lugar el relevo?

Comenzamos el 15 de junio de 2019. Entiendo que sería a continuación de ahí.

¿El PP le ha ofrecido apoyo externo si no entrega la Alcaldía a Gustavo Pérez?

La misión de cualquier partido de la oposición es intentar gobernar. Claro que querrán buscar esos acuerdos, pero lo cierto es que tenemos un acuerdo con Coalición Canaria y no ha pasado nada, de momento, que me haga incumplir lo que él y yo hablamos.

¿Hay diferencias en el PSOE de Güímar sobre ese relevo?

En estos dos años ha habido cierta tensión en el gobierno, pero no se me ha llegado a manifestar de forma directa algo distinto a lo que se acordó. Puede haber algún comentario aislado, porque algunas áreas son más provechosas que otras políticamente.

¿Le han planteado desde instancias superiores del PSOE que no entregue la Alcaldía?

Ellos se llevan por lo que les indico. Entiendo que confían en mí, en mi criterio y en lo que estamos haciendo. Tiene que haber cierta libertad para tomar las decisiones que consideremos oportunas.

¿Qué área asumirá como primer teniente de alcalde?

Estoy tan involucrado en lo que estamos haciendo que no nos hemos sentado para hablarlo.

¿No se han sentado para hablar del relevo?

No. Aquí no hay tiempo ni para cortarse las uñas, día tras día. Pestañeas, y estamos a mitad de semana; pestañeas dos veces, y ya estamos en la semana siguiente.

¿Qué le pide a Gustavo Pérez tras el relevo?

(Cinco segundos de reflexión) Que su manera de obrar siga siendo la misma. De esa forma, las cosas no tienen por qué ir mal.

¿Cómo definiría el desarrollo del pacto con CC en estos años?

En todos hay rivalidad, pero quienes lo dirigimos no chocamos. Cuando tenemos que discutir, que lo hemos hecho, llegamos a entendimientos. Todas las áreas están interconectadas, eso obliga a alcanzar acuerdos entre ambos grupos. Reconozco que me veo obligado a actuar de mediador, pero para mí es una unión temporal que trabaja conjuntamente para sacar el municipio adelante.

¿Percibe que la secretaria municipal ha tenido un gran papel en estos dos años?

Sin duda. Desde el principio me he dejado guiar por ella, atendiendo a su profesionalidad, experiencia e ímpetu porque el municipio avance y mejore. Una prueba son la cantidad de obras y proyectos que Güímar está llevando a cabo. Me ha ayudado y me ha enseñado. Con eso me quedo.

¿Ha levantado reparos?

Hemos intentado evitar la práctica que se daba en este Ayuntamiento. Pero hay que diferenciar aquellos que la ley contempla para los servicios indispensables. Telefonía o la gestión de residuos y limpieza viaria, por ejemplo. Ahí está justificado utilizar esta figura.

Hablando de servicios indispensables, ¿cuándo se resuelve el concurso del agua?

Este mes de mayo se anunciará la adjudicación. Hasta ahora no ha salido por la complejidad que tiene informar una concesión de 72 millones de euros. Queríamos ser lo más exquisitos posibles y actuar con garantías. Hay que hacer las cosas muy bien.

¿Qué ha pasado con el caso del servicio de basura?

También la complejidad de un servicio en el que aspiramos a tener un modelo envidiable en Canarias nos ha llevado a retrasarnos. Apostamos por un servicio novedoso, integrado, con presencia de la quinta fracción y con un modelo de un rendimiento tremendo mediante el uso de mucha tecnología... La idea es que en verano se inicie la licitación. Es indispensable que la parte jurídica termine de informar y de forma favorable.

De este tiempo como alcalde, más de la mitad se lo ha pasado en pandemia.

Nos cambió la vida y hubo que redefinir nuestra manera de hacer política. Potenciamos los servicios sociales buscando mecanismos para paliar las necesidades de muchas familias que para sobrevivir utilizaban la economía sumergida, no nos escondamos. Encomiable la labor del concejal y del grupo de gobierno. En julio de 2020, el número de ayudas en emergencia social eran más del doble que las de todo el año anterior. Ideamos el que creo que fue el primer mercado solidario de la Isla, con productos no perecederos y perecederos, con especial implicación de Mercadona. También potenciamos el tejido empresarial con subvenciones. Todo se complicó, pero nos toca gestionar.

¿Por qué ahora sí a la central hidroeléctrica en los barrancos?

Cierto que la Audiencia Provincial condenó a cuatro empresarios a restaurar este espacio. He sido crítico, como lo hubiera sido cualquier alcalde, con la gestión de Industria, pero logramos que hubiera informe, aunque diga que no se puede restaurar. La Audiencia ahora cambia la obligación de restaurar por la de indemnizar y el Gobierno canario emplea 120.000 euros para valorar cómo se cuantifica el daño para indemnizar a Güímar, que es el damnificado, como pedimos en un recurso de súplica aprobado en pleno. Ahora, queda entreabierta la puerta de restaurar a través de una empresa pública. Cierto que se plantea desarrollar el proyecto en dos canteras judicializadas, por lo que toca comunicar a la Audiencia lo que se pretende y que determine si no hay incompatibilidad.

¿Ha presentado denuncia por el incumplimiento de la sentencia de los áridos?

No, formalmente no ha habido una denuncia. En los oficios que hemos enviado empleamos una literatura contundente porque necesitábamos que actuaran cuanto antes. Lo han hecho y aparece Red Eléctrica con mucho impulso en un momento en el que no nos podemos olvidar de la situación económica. Con la central hidroeléctrica vamos a restaurar este ámbito degradado. En lo personal, creo que es el momento de enfocar el tema desde otro punto de vista.