El Cabildo de Tenerife exige al Gobierno de España la ampliación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta al menos el 30 de septiembre. Este fue el principal acuerdo del Debate sobre el Estado de la Isla, un pleno especial para abordar los desafíos que afronta Tenerife. La petición prioriza que los ERTE se amplíen en el principal motor de la economía tinerfeña: el turismo.

También hubo acuerdo a la hora de pedir la derivación a la Península de los migrantes que son atendidos en los dos campamentos de La Laguna, en Las Raíces y Las Canteras. Empleo e inmigración, más la pandemia y sus devastadoras consecuencias durante el último año, marcaron una discusión soporífera durante seis largas horas. El diagnóstico del Debate sobre el Estado de la Isla es unánime: «Tenerife está mal». Las posibles soluciones difieren, según la óptica política. Desde el gobierno a la oposición con los matices de Sí Podemos Canarias, que siempre apoya desde fuera. Y se nota.

El desarrollo de cada grupo

Después de la repetición de lo ya discutido sobre el presupuesto (45 minutos, 60 con el receso) o el discurso del presidente, Pedro Martín, para poner en situación (una hora), cada grupo desarrolló su posición. La mañana se va entre datos y cifras del desempleo, la destrucción del tejido productivo o los niveles de pobreza y personas sin hogar en la Isla. Nada es nuevo, pero no por ello menos negativo.

Pedro Martín anuncia la aportación de nueve millones más de fondos propios para empleo con la idea de llegar “a todos los municipios” y señala que, sumado a la inversión de 9,3 del 2020, la cifra llegará a casi 20 en dos años. Insiste en un plan de choque con los 31 ayuntamientos de la Isla, que «no se había hecho nunca», por un importe de 9,3 millones. E insiste en que el Cabildo vuelve a dar este año 3,8 millones a las corporaciones locales para emergencia social.

Empleo, Acción Social, Turismo, Sector Primario e Inversiones en todos los ámbitos de forma transversal. Fueron los ejes del discurso del presidente. El Plan de Modernización administrativa, el de Reactivación de la Isla al inicio de la pandemia y un Presupuesto 2021 “expansivo” son los grandes pilares de la actuación del equipo de gobierno en este año. Según el equipo formado por PSOE y Ciudadanos, con el apoyo externo de Sí Podemos, claro está. Pedro Martín recuerda que las partidas destinadas a Acción Social han tenido «un notable incremento», con un montante que supera los 250 millones de euros. “Siempre planteamos las políticas sociales como elemento fundamental de la gestión. Con más razón, en una situación de crisis que deja patentes las dificultades y carencias de una parte de la población”. Incide el presidente insular en la atención a los mayores o en la coordinación con el tercer sector como claves. Martín intenta ser abanderado del consenso pero acaba revirado contra la oposición, sobre todo con Carlos Alonso (CC) y en menor medida con Zaida González (PP). Cree que le tienden la mano en la forma, pero en el fondo ”ponen palos en las ruedas”.

El portavoz nacionalista, Carlos Alonso da forma por su parte a un discurso bien estructurado sobre tres palabras “muy duras” que definen para él la situación actual de Tenerife: muerte, paro y hambre. CC propone un decálogo de medidas y recuerda que ya en enero pedía la renovación de los ERTE. “Entonces fue rechazada”. Quedaron aprobadas las relacionadas con la atención de la emergencia social, la creación de empleo y el apoyo a las pymes y sectores económico. Los nacionalistas vieron rechazadas sus iniciativas sobre los mayores, la recuperación del turismo, el apoyo al sector primario y las ayudas a los ayuntamientos.

Hay un momento de todos contra Alonso en el que recuerdan “las corruptelas de CC” en sus décadas de gobierno insular. El expresidente tiende la mano como respuesta y Martín recoge el guante conciliador. O eso parece. Porque el tono de consenso que abandera se acaba pronto. Rememora entonces cuando CC no ha tendido la mano «para ir todos juntos y podía haberlo hecho»: Plan de reactivación de la Isla, “cuando se abstuvieron”; la enmienda a la totalidad del presupuesto este año o su ausencia en la Junta del Consejo Insular de Aguas “con la idea premeditada de bloquear las cuentas para crear problemas al gobierno”.

La portavoz de Sí Podemos Canarias, María José Belda, no parece estar ni con unos ni con otros. Se centra en el fenómeno migratorio en su discurso. Es evidente su poca sintonía con Ciudadanos, que se supone socio. A ella se dirige en su discurso el presidente, esta vez sí conciliador. Belda resalta el factor de la conectividad desde su idea del transporte aéreo como servicio público y acusa de que les copian. Martín da un amplio recorrido por las conexiones desde y hacia Tenerife. Con crítica incluida al alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y su “intento de reavivar el pleito insular” con este argumento. Belda valora al respecto: “Estaremos atentos a cualquier irregularidad” y alude al caso Casinos.

La socialista Marián Franquet, siempre beligerante, mantiene esta vez un cierto tono monocorde. En la línea de la apariencia de que todos tienen un papel asignado y a él se aferran. Pero sin demasiado entusiasmo, casi como quien cubre el expediente. Desde el PP, Zaida González defiende sus posiciones con la sensación resignada de que “todo está perdido de antemano”. Pero no fue así.

Las votaciones

El no debate da paso a las votaciones y el escaso auditorio ve con sorpresa cómo se aprueban 43 de las 50 propuestas presentadas, diez por grupo político. Fue rechazada la del PP para que los excedentes del campo –tira más de 150 toneladas al mes por el sobrante del parón turístico– se repartan entre los más necesitados a través de tarjetas o bonos de alimento. Parece que “eso ya se hace” desde el argumentario del grupo de gobierno. Para los populares “no se trata de dar dos cajas como con la cuota 0 de los colegios el año pasado”. Martín rechaza que se reduzca a eso. No se acepta un único responsable de Turismo como propone el PP. Siete noes de 50.

El apoyo unánime lo reciben 24 iniciativas. De la FP Dual de Digitalización a la educación pública de 0 a 3 años (Ciudadanos) a las subvenciones para tallerers de verano inclusivos (PP). Y del bienestar animal, la discapacidad y el alegato antidesahucios del PSOE al parque público de viviendas o las subvenciones para la transición energética de Sí Podemos. Sin esa unanimidad se aprueba el no al fascismo con el voto en contra del PP y la retirada de la hélice del crucero Canarias del Muelle Norte (esta vez hay sí popular). La mayoría de propuestas no competen directamente a Cabildo. Cuestión de pedir.