El arquitecto Vicente Saavedra ha fallecido este miércoles después de una dilatada vida dedicada al diseño de algunos de los edificios más emblemáticos de los que goza hoy Tenerife. El genial arquitecto recibió a finales de 2020 la Medalla de Oro de Tenerife concedida por el cabildo insular, insignia que recibió de manera conjunta con su compañero y socio durante más de 40 años de profesión, Javier Díaz-Llanos.

Saavedra estuvo detrás de obras tan significativas como el astrofísico de Izaña, la Casa de la Cultura de Santa Cruz de Tenerife, las edificaciones turísticas de Ten-Bel, el Colegio de Arquitectos en Santa Cruz de Tenerife o las viviendas sociales de Añaza, La Hornera, Los Alisios y el Polígono de Ofra.

Su obra es considerada como la expresión local del brutalismo, pero la importancia que para Tenerife ha tenido la labor de estos profesionales excede la simple adscripción a un movimiento o tendencia. Su absoluto compromiso con la modernidad y el extraordinario rigor constructivo que han caracterizado su trabajo dieron como resultado un conjunto de edificios emblemáticos reconocidos como hitos en la arquitectura canaria contemporánea.

Urbanización Drago, en Ten-Bel

Luis Cabrera, Saavedra y Díaz-Llanos trabajaron en el desarrollo de la ciudad turística de Ten-Bel, durante el periodo 62-75, donde recogieron la experiencia de las viviendas modulares españolas, el funcionalismo escandinavo de Utzon y las arquitecturas del sol de Georges Candilis, Alexis Josic y Shadrach Woods concebidas para Toulouse-Le Mirail, así como las directrices teóricas de los CIAM y la propuesta de Alison & Peter Smithson para Berlin-Hauptstadt, 1958.

La manera en la que utilizaron el hormigón armado como elemento visible de las estructuras y el acabado de sus edificios supera cualquier comparación que pueda hacerse con otros colegas. La fuerza y contundencia de ese material alcanzó en sus manos ligereza y poesía, no sólo simple aspecto de modernidad. Sus construcciones fueron ejemplo de excelente diseño, buen oficio y sensibilidad hacia el entorno.

Colegio de Arquitectos de Santa Cruz de Tenerife.

Las geometrías angulares repetitivas sobre las que permanecen las huellas de los moldes de madera que se emplearon para dar forma al material manifiestan ritmos que no cansan, con sutiles cambios y texturas ricas en matices. Su estrategia para afrontar los encargos desde el método -y no desde el estilo- les permitió desarrollar una obra amplia y de gran calidad, en la que puede reconocerse el saber hacer de quienes son capaces de resolver brillantemente trabajos de muy diferente tipología y escala. Todo ello ha hecho de su trayectoria profesional un referente para generaciones posteriores de arquitectos, consolidando una manera de hacer que bien podría denominarse Escuela de Tenerife. 

Edificio Wildpret

Edificio Wildpret

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha lamentado, en nombre de la corporación insular, el fallecimiento del arquitecto Vicente Saavedra.

Martín ha destacado "su trayectoria consolidada a lo largo de muchas décadas, constante, infatigable y siempre lúcido" y recuerda que la huella de Vicente Saavedra permanece en edificios emblemáticos como el del Colegio de Arquitectos o la Universidad Laboral de La Laguna, en proyectos culturales como la exposición de escultura en la calle de Santa Cruz o "en su capacidad para vertebrar el espacio cultural y para poner en diálogo el arte y la arquitectura".

"La cultura es uno de los espacios sociales en los que resulta más complejo alcanzar la relevancia y el consenso", ha afirmado el presidente insular.

Agrega que para ello es preciso poseer una conciencia clara del momento, adquirir las claves que conforman una época y, a la vez, a partir de ese conocimiento de la tradición y del presente, disponer de la clarividencia para innovar.

"Y todo eso no sólo en una fecha concreta, sino a lo largo de una trayectoria sólida y amplia", refiriéndose a la trayectoria de Saavedra.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha expresado también su tristeza al recibir la noticia del fallecimiento de Saavedra. Así, señala el regidor capitalino: "Me entristece la noticia que se conocía en la noche de ayer, en la que se daba cuenta del fallecimiento del arquitecto Vicente Saavedra Pérez, un profesional que ha tenido que ver, en sus 60 años de trayectoria, al lado de su inseparable compañero, Javier Díaz-Llanos La Roche, en el paisaje y las edificaciones más importantes de toda la Isla, entre sus numerosos trabajos destacan las viviendas unifamiliares, muchas de ellas convertidas en viviendas sociales, edificaciones turísticas, oficinas, equipamientos, inmuebles industriales y de investigación".

El regidor recuerda algunos de los hitos por los que ha sido reconocido Saavedra como arquitecto. "Entre sus obras destacan los edificios astrofísicos de Izaña y los telescopios Themis e IAC, la Casa de la Cultura de Santa Cruz, la Universidad Laboral de La Laguna, los Casinos de la capital, Lago Martiánez y Playa de Las Américas, las edificaciones turísticas de Ten-Bel y las viviendas sociales de Añaza, La Hornera, Los Alisios y el Polígono de Ofra".⁣ Y recuerda también que recibió en 2019 la Medalla de Oro del Colegio Oficial de Arquitectos esta Institución, como muestra del máximo reconocimiento otorgado por la profesión, tras más de 60 años de dedicación continuada. En 2020, fue reconocido con la Medalla de Oro del Cabildo Insular, aprobada con la unanimidad de todos los grupos municipales".

El senador tinerfeño y expresidente del Gobierno de Canarias, el nacionalista Fernando Clavijo, también ha recordado al arquitecto fallecido a través de las redes sociales. Clavijo ha señalado que lamenta "profundamente la muerte de Vicente Saavedra, un arquitecto apasionado de su profesión y de las artes. Medalla de Oro de Tenerife, a él debemos una obra arquitectónica de relevancia, su tenacidad por integrar las artes plásticas en el paisaje y por sacarlas a la calle".

También ha querido mostrar su condolencias Carlos Alonso, portavoz nacionalista en el Cabildo de Tenerife y expresidente de la institución insular. Alonso ha señalado: "Vicente ya no está entre nosotros pero su obra, su genialidad, su personalidad siguen vivos. Quisiera que tuviéramos a muchos más Vicentes Saavedras en nuestra isla".