El Rosario blindará su costa durante esta Semana Santa –que comienza el domingo– para hacer cumplir a rajatabla las restricciones del nivel 3 de alerta epidemiológica en la que se encuentra Tenerife. Esto se acordó en una reunión en el Centro de Coordinación Operativa de la Policía Local (Cecopal), en la que participaron concejales del gobierno rosariero, agentes de la Policía Local y miembros de Protección Civil y Cruz Roja.

La principal medida de este plan que se pondrá en marcha mañana sábado será evitar las aglomeraciones en toda la costa, toda vez que el nivel 3 acarrea la reducción del 50% de aforo en las playas, así como fomentar el acceso en transporte público por parte de los visitantes que quieran desplazarse a las zonas de baño hasta que se complete el aforo.

El dispositivo estará compuesto por cortes de tráfico en las entradas a Radazul, Tabaiba, Bocacangrejo y Varadero para permitir solo el acceso a vecinos; el control de aforo en las playas, que dispondrán de un punto único de entrada, y el cierre del charco de Tabaiba, debido a la imposibilidad de cumplir con los distanciamientos de seguridad por las obras de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales de este núcleo, en ejecución. En esta zona también permanecen cerrados por dichas obras el paseo peatonal entre Radazul y Tabaiba y el acceso a la costa por la calle Bélgica.

Las particulares características de las principales zonas de baño de El Rosario –playas en núcleos residenciales, con accesos rodados que finalizan en vías sin salida y con una afluencia masiva de visitantes, principalmente del área metropolitana– hacen “necesaria” la implementación de medidas de control de aforo para evitar aglomeraciones y asegurar la distancia de dos metros de seguridad, asegura el Ayuntamiento rosariero en un comunicado.

La primera teniente de alcalde subraya la “importancia” de que las administraciones públicas hagan “un llamamiento a la responsabilidad individual”. “Por eso, desde el Gobierno local de El Rosario pedimos que no se realicen desplazamientos masivos a nuestra costa durante esta Semana Santa”. La edil responsable de Seguridad Ciudadana valora que “el estricto cumplimiento de la normativa sanitaria hará posible evitar el aumento de los contagios por coronavirus y aliviar la presión asistencial en nuestros hospitales con el deseo de que en verano, con un mayor número de personas vacunadas, la situación mejore y podamos volver a una cierta normalidad”.