Las esculturas de Romén y Tegueste que forman parte del conjunto escultórico en bronce Los menceyes guanches, fueron retirados ayer de la Plaza de la Patrona de Canarias debido al “riesgo grave e inminente” de desmoronamiento de la acera, hundida parcialmente por la acción del mar.

La zona, balizada desde el pasado lunes por la erosión de la pared donde se encontraba el mencey Romén, era controlada por técnicos municipales y en la mañana de ayer se registró hundimiento progresivo de la acera, por lo que el Consistorio, una vez las condiciones del mar lo permitieron, actuó de urgencia retirando las esculturas de los guanches Romén y Tegueste en torno a las cuatro de la tarde.

La Plaza estuvo cerrada al tráfico, acotándose la zona del paseo más cercano a las estatuas de los guanches, prohibiéndose el tránsito de personas tanto ahí como hacia San Blas.

Previsiblemente, hoy se reabrirá la circulación en la Plaza de la Patrona de Canarias, prohibiendo el estacionamiento en el lateral más próximo a los guanches y el tránsito de personas el paseo por esa zona y hacia San Blas.