El Ayuntamiento de Granadilla de Abona tendrá este año un presupuesto de 50,2 millones de euros, lo que supone un incremento de 6,3 millones –un 14,48%– con respecto al año anterior. El alcalde, José Domingo Regalado, dio a conocer ayer los principales pilares de las cuentas municipales: la cohesión y la reactivación social y económica y el desarrollo sostenible.

José Domingo Regalado resaltó la situación “excepcional” desencadenada por la pandemia, que “ha afectado duramente a muchas familias granadilleras y a sectores de nuestra economía local, por lo que se produce un aumento significativo del presupuesto”, siendo su cuantía “la más alta de la historia del municipio”, con el fin de “dar respuesta a las necesidades reales de la población”.

Más de 5,6 millones de euros están destinados a acciones sociales, con más de un millón de euros en ayudas para los más necesitados, aportaciones importantes a planes de empleo. Asimismo, destaca un mayor gasto educativo, inversiones en transformación digital e infraestructuras para mejorar la calidad de vida. Los presupuestos potencian las áreas sociales para mitigar los efectos de la crisis en los sectores más vulnerables. De ahí el fomento del empleo, cuya partida se incrementa un 25% con 500.000 euros; en educación, en la ascienden las becas al estudio hasta 420.000 euros; y en desarrollo económico, con las ayudas a autónomos, pymes y taxistas, hasta 429.500 euros.

Los pilares económicos son: asuntos sociales, con un gasto superior a los 5.600.000 euros en protección y promoción social; inversión, con un plan de infraestructuras para generar empleo de 3,8 millones; el Plan de Asfaltado en medianías y Los Abrigos, con un millón; mejora del Camino Real, con 99.000 euros, y de la red de abastecimiento de agua en El Médano, con 358.500; Plan de Mejora de Parques Infantiles, con 450.000 euros; construcción de cubierta de palco en el campo La Palmera, con 70.183 euros, y acondicionamiento del paseo de madera de El Médano, con 120.000 euros.