A las 9:45 horas del martes está fijado el inicio de la vista que, en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Arona, dirimirá la petición de medidas cautelares contra su expulsión del PSOE solicitadas por el alcalde del municipio, José Julián Mena. La magistrada, Nadia Méndez, cita a las partes (el regidor y el Partido Socialista) para dar respuesta parcial a la demanda que el pasado mes de enero trasladó el presidente de la Corporación municipal al ente judicial.

El Comité de Ética y Garantías de la dirección nacional de los socialistas envió al alcalde de Arona, el 30 de diciembre pasado, el escrito en el que rechazaba sus últimas alegaciones a la expulsión del partido. Con ello, Mena agotó la vía orgánica para defender su permanencia en el PSOE. El 22 de enero, con número de registro 20210004481 y adjuntando copia, el regidor informó formalmente al Ayuntamiento de la presentación de la demanda civil que promueve en defensa de sus intereses.

Las direcciones nacional, regional e insular del PSOE expulsaron a José Julián Mena el 16 de noviembre por faltas valoradas como “muy graves”, entre ellas negarse a acatar la orden de estos órganos –de julio del año pasado– de entregar el acta de concejal. Tras conseguir una mayoría absoluta en las elecciones de mayo de 2019, el grupo de gobierno entró en una grave crisis política después de que Mena destituyera, el 22 de junio de 2020, a Luis García, concejal de Urbanismo. El regidor asumió el área desde el momento en el que también recuperó todas las competencias que tenía delegadas en la Junta de Gobierno Local, hecho registrado el 1 de julio del pasado ejercicio.

El pleno del Ayuntamiento de Arona celebrado el 26 de noviembre pasado iba a reconocer a Mena como concejal no adscrito –tras recibir la notificación de su expulsión por parte del PSOE–, pero el alcalde retiró el punto del orden del día. Se basó en un informe complementario del secretario que consideró improcedente desarrollar ese asunto al haber presentado el afectado alegaciones ante el partido. Una decisión y un informe que conllevó la presentación de una denuncia contra ambos por presunta prevaricación administrativa, por parte de seis concejales: Luis García y los cinco ediles del PSOE que le secundan.

En el pleno celebrado en enero tampoco pudo abordarse este asunto, al estar recusado el secretario por el citado García.

A las 12:00 horas del lunes, 8 de marzo, está convocado el pleno extraordinario pedido por la oposición para “dar cuenta al Pleno municipal de la condición de no adscrito de José Julián Mena Pérez”.