El Ayuntamiento de Los Realejos ordenó ayer el cierre preventivo de uno de los dos carriles ascendentes de la avenida de Canarias, en su tramo superior, debido a la aparición de un pequeño hundimiento en el asfalto, con un diámetro similar al de una tapa de alcantarilla. La concejala de Urbanismo de Los Realejos, Laura Lima (PP), informó de que este pequeño hundimiento “fue detectado por la Policía Local y se avisó a la Gerencia Municipal de Urbanismo para realizar una inspección técnica. Ya se ha remitido el correspondiente informe a la empresa que en su momento ejecutó la obra de rehabilitación integral de esta vía, que aún está en garantía, para que a la mayor brevedad posible proceda a realizar las catas y estudios pertinentes”.

De manera preventiva y como medida de seguridad, desde la Concejalía de Seguridad y Emergencias, que dirige Carolina Toste (PP), se ha delimitado la zona aparentemente afectada para evitar el paso de tráfico sobre ella hasta su valoración definitiva. Permanecerá abierto el otro carril contiguo ascendente, por lo que no se requiere el cierre total de la vía. El Ayuntamiento realejero recomienda atender a las indicaciones y señalizaciones viarias en la zona.

La avenida de Canarias sufrió un hundimiento en febrero de 2013, cuando se produjo un socavón de unos 4 metros cuadrados y dos metros de profundidad. El problema se repitió el 8 de marzo de 2016. Ese segundo incidente obligó a revisar todo el subsuelo de la vía, donde se encontraron varias zonas inestables, por lo que se encargó una actuación integral en la zona que costó casi 5 millones de euros, financiados en un 90% por el Cabildo de Tenerife.

Las obras de la avenida de Canarias comenzaron en enero de 2018 y concluyeron en marzo del año 2019. La actuación incluyó la apertura de una gran zanja a lo largo de toda la avenida, entre Correos y el parque de San Agustín, para construir un túnel de canalización de aguas pluviales de 1,5 metros de ancho y 1,9 metros de alto.