El área de Seguridad del Ayuntamiento de Arona, que dirige el concejal Francisco Marichal, ha retirado este viernes, 15 de enero de 2021, uno de los dos cayucos abandonados en la playa de Las Galletas, que ha sido trasladado a dependencias públicas para su posterior destrucción, una vez que sea posible.

Esta iniciativa se adopta después de que, en los últimos meses, el Gobierno del Estado no haya atendido los requerimientos y diferentes solicitudes de la corporación para que procediera a su retirada. Esto se debe al diferente tratamiento que da a las embarcaciones, en función de cómo alcanzan la costa: de si lo hacen remolcadas por Salvamento Marítimo o por sus propios medios. En el segundo caso se podrían considerar residuos abandonados en el litoral, lo cual facilita su traslado.

Precisamente, en esa misma línea se trabaja desde el área de Seguridad para proceder, lo antes posible, a la retirada del segundo cayuco.

Falta de respuesta del Estado

El concejal del área de Seguridad ha explicado que “es importante que el Estado de respuesta a los cayucos que llegan a la costa para que, ante la falta de respuestas del Estado, ”sus restos no queden al alcance de todos, ya que se trata, en muchos casos, de pruebas judiciales que deben estar en un lugar adecuado".

"Ante la falta de respuestas a los requerimientos y comunicaciones que hemos hechoptamos por la vía de otros municipios, acometiendo nosotros mismos la retirada, siempre en la medida y al ritmo que nos lo permita la Justicia”, decja claro Marichal.