Un grupo de integrantes de la Asociación Mundo del Silencio –entidad sin ánimo de lucro y cuyos fines se basan en la defensa y protección del medio ambiente marino, su divulgación y conocimiento– procedió a sustituir la Cruz de Juanito, que presidía la entrada submarina de la Cueva de los Camarones. Se trata de una cavidad ubicada a unos 300 metros frente a la localidad del Palm-Mar, en la costa de Arona, y a unos 30 metros de profundidad. Este emblema, que se encontraba deteriorado por el paso del tiempo, fue emplazado en este lugar en memoria de varios submarinistas que fallecieron en la cueva.

Entre los homenajeados con la Cruz de Juanito, cuya sustitución se llevó a cabo coincidiendo con el primer día del año en curso, cabe recordar a quienes perdieron la vida en el lugar el 20 de noviembre de 1975. Eran los buzos Juan José Benítez Castilla, instructor de muchos submarinistas canarios y referente del mundo subacuático en la década de los años 60 y 70 del siglo pasado, y el francés Francois de Roubaix, un estrecho colaborador del comandante, explorador e investigador marino Jacques-Yves Cousteau y amante de las costas del Sur.

El 26 de abril del año 1984 perecían los submarinistas alemanes Henry Sarpentin (38 años), monitor de un club de buceo de Playa de Las Américas, y Jens Steiner (17), un alumno de vacaciones en Tenerife. Realizaban una inmersión en el entorno de la gruta junto a una decena de personas. El instructor quiso rescatar al alumno del interior de la cueva donde la arena en suspensión que había en su interior obligó a los siete buzos del Grupo Especial de Operaciones Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil que realizaron el rescate a aplazar la operación.

La cruz allí depositada ahora está fabricada en hierro, mide un metro de alto y tiene un peso aproximado de 80 kilos, está soldada sobre una base de 70 por 60 centímetros y fue realizada de forma altruista por Cerrajería Lolo, que se ha volcado con el proyecto. Además, con este gesto de reposición, Mundo del Silencio quiere recordar la peligrosidad de adentrarse en la Cueva de los Camarones. Muchos expertos la califican como una cavidad letal y de las más peligrosas de planeta. Este túnel volcánico supera los 60 metros de longitud y cuenta con varias ramificaciones que, al parecer, confunden a los exploradores.

En honor a Juan José Benítez

La Cruz de Juanito toma el nombre en honor a Juan José Benítez. Natural de Santa Cruz de Tenerife, tenía 29 años cuando falleció. Logró dos veces el título de campeón de Canarias de pesca submarina y de campeón de España por equipos en el concurso celebrado en Lanzarote en 1971. A partir de ese día, decidió cambiar el fusil de pesca por la cámara fotográfica. En 1973 es nombrado Deportista del Año en Canarias. Además del buceo, fue un amante de la música y recibió clases de los hermanos Álvarez y, de los 14 a los 18 años, tocó en los grupos Dinky Boys y Los Diabólicos. En 1974 compuso la banda sonora de Puzzle, un cortometraje experimental de los Hermanos Ríos, haciendo uso de su sintetizador, teclado muy poco conocido en la época. En la bossa nova encontró su estilo preferido y su mejor expresión musical.