Canarias siempre vivió al margen del refrán que apunta: año de nieves, año de bienes. Tampoco es que haya caído una gran nevada, pero El amaneció ayer vestido de blanco. Las bajas temperaturas registradas en la madrugada del sábado propiciaron la estampa navideña más esperada: un interminable manto de color blanco, aunque poco uniforme, cubriendo tímidamente más de la mitad del volcán. Las nubes que se arremolinaron a una altura intermedia durante casi toda la jornada no dieron muchas oportunidades a los curiosos, pero en las distancias cortas sí que se apreció uno de los fenómenos meteorológicos que más atención llaman en Tenerife.

No fue necesario cortar los accesos al Parque Nacional de las Cañadas del Teide, lo que posibilitó que muchos intentaran la aventura de llegar lo más cerca posible de la nieve. Y es que sin llegar al punto de saturación de las jornadas de mayor nevada en El Teide, ayer se convirtió en una misión imposible encontrar un hueco en el arcén. El acceso al parador también se llenó de vehículos y de personas que no quisieron perderse uno de los selfis más esperados del año. Otros optaron por abrir sus termos (café, Cola Cao, infusiones) para introducir algo de calor en sus cuerpos: en torno a las tres de la tarde la temperatura ambiente era de unos siete grados centígrados y los efectos de un viento helado obligaban a cubrir cabezas y manos con gorros, bufandas, guantes...

Dos vertientes, dos imágenes

El contraste entre lo ocurrido en la vertiente norte –en la imagen– y la ausencia de nieve en la cara sur era apreciable desde los alrededores de los accesos al Teleférico del Teide. Y es que en algunos puntos no había evidencias de las bajas temperaturas que se registraron en una madrugada en la que se llegaron a formar placas de hielo de un grosor pequeño.

Para la jornada de hoy, al igual que en el resto del Archipiélago, es probable que la inestabilidad afecte a las zonas altas, aunque solo se esperan chubascos de carácter ocasionales, y sobre todo en la primera mitad del día, en las medianías de Tenerife. Donde sí ha llovido en las últimas horas, superando en algunos casos los 80 litros por metro cuadrado, fue en distintas localidades de la Isla de El Hierro. Tenerife, con 12 litros por metro cuadrado, y Gran Canaria, con cuatro, son las Islas que en la jornada dominical pueden estar expuestas a pequeñas lluvias. Lo que sí soplará en El Teide, y en otras Islas, es un viento de componente sur que podría ocasionar algunas rachas de intensidad media. La nubosidad, pues, seguirá dominando la jornada de hoy.