El Ayuntamiento de El Tanque ya prepara “un ambicioso programa institucional” para celebrar los 400 años transcurridos desde la constitución del primer ayuntamiento de la localidad, en 1621, fecha en la que el municipio tanquero inició una etapa al margen del Consistorio de la Villa y Puerto de Garachico.

El alcalde tanquero, Román Martín, detalla que ya se trabaja en la organización de los actos que conmemorarán, de acuerdo con las restricciones sanitarias vigentes en cada momento, cuatro siglos de historia local. Una etapa que arranca antes, en el siglo XVI en el noroeste de Tenerife, “que entonces albergaba una importante población y era una zona con abundancia de cultivos que necesitaban agua para su riego”. Con este propósito se construyó un pequeño estanque en los altos de Garachico, que fue el origen de El Tanque.

“En las proximidades de ese estanque surgieron dos núcleos de viviendas, el primero se llamó El Tanque y el segundo, que se formó en los alrededores de una edificación destinada al almacenamiento del grano, que se denominó El Granel”, recuerda.

Las primeras referencias escritas datan de 1605 y se conservan en el Archivo Diocesano

Esos dos núcleos fueron creciendo poco a poco hasta que adquirieron mayor relevancia con la creación de su propia parroquia, dedicada a San Antonio de Padua, “hijuela de la parroquia de San Pedro de Daute”. Además, existían otros dos asentamientos importantes en La Atalaya y Los Partidos de Franquis.

Martín explica que la importancia agrícola de esta zona tiene en Los Partidos de Franquis, caserío que cada año acoge el Día de la Trilla, un buen ejemplo de la abundancia de cultivos de trigo y cereal. “Además, esa zona contaba con una ermita desde el siglo XVIII y, como ponen de manifiesto Viera y Clavijo y los obispos Dávila y Cárdenas, sufrió con especial virulencia la erupción del volcán de Trevejo, que en 1706 azotó las tierras tanqueras y gran parte del municipio hermano de Garachico”. Lazos que vienen de lejos ya que “en 1626 se constata, por ejemplo, que vecinos de El Tanque formaban en una de las compañías del Tercio de Milicias de Garachico”.

En el siglo XVII se construyó La Alhóndiga, edificio destinado al almacenamiento comunal de varios tipos de cereal. Con sus fondos se compraban bienes, se hacían préstamos y entre sus paredes se reunían los vecinos. La Alhóndiga, a lo largo de sus historia, ha sido casa consistorial, colegio, prisión y parroquia.

“El alcalde de Garachico delegó sus funciones en 1621 en un nuevo edil para la zona de El Tanque y El Granel, lo que convirtió a Baltasar González en el primer alcalde de El Tanque. Pueblo del que hay referencias escritas desde 1605 y que se conservan en el Archivo Diocesano”, afirma Martín.