Después de un año recibiendo aplausos en diversos festivales, Turismo de Arona trae a la Isla el cortometraje Blood Brothers, rodado en Tenerife y Fuerteventura que contará al público la historia de dos hermanastros, Nacho Sebastia y Paolo Giorgio, unidos por el surf.

El director juega con la recreación de la infancia de los protagonistas con un look analógico dando pie a imágenes actuales de gran calidad fotográfica y escenas muy bien trabajadas. Una apuesta arriesgada que da atmósfera a esta historia que resume una relación fraternal en unos minutos.

Rodado en Tenerife y Fuerteventura con el patrocinio del Patronato de Turismo del Ayuntamiento de Arona, Blood Brothers comienza su andadura en 2019. La idea surgió durante el rodaje de unas escenas para otro proyecto de Diego Borges. Sin embargo, el director encontró inspiración en la especial relación de los actores.