Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a diversas unidades vigilan las carreteras de acceso al Parque Nacional del Teide con el objetivo de prevenir cualquier tipo de incumplimiento, como las carreras de coches no autorizadas.

Este dispositivo que se puso en marcha el pasado fin de semana fue realizado tras diversas informaciones recibidas y relacionadas con posibles incumplimientos de las medidas sanitarias anti-covid en supuestas reuniones o aglomeraciones de un elevado número de personas.

Con estos dispositivos se trata de continuar evitando cualquier tipo de acción que pueda poner en peligro la salud de todos los ciudadanos en relación con los incumplimientos de las medidas sanitarias (uso de mascarilla, distancia de seguridad, reuniones de más de 6 personas).

En este caso se pretende proteger también la integridad física de los usuarios de las vías, ya que se había tenido conocimiento de la celebración de carreras de coches no autorizadas en esas vías de acceso al Teide, las cuales ponían en grave riesgo a todos los usuarios de la vía.

Durante el dispositivo fueron notificadas diversas propuestas de sanción por incumplimientos a diversas normativas, Ley de Seguridad Ciudadana, Reglamento General de Vehículos, Reglamento General de Conductores, entre otros.

La Guardia Civil ha informado que este tipo de dispositivos se continuaran realizando semanalmente por diversas zonas de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, y más concretamente por las vías de acceso al Parque Nacional del Teide.