El Gobierno de Canarias adquiere el compromiso de culminar la elaboración del Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones (PGRI) de la Isla de Tenerife antes de final de año. Lo asegura Víctor Navarro, director de Planificación Territorial, Transición Ecológica y Aguas del Ejecutivo regional. Evitó concretar más el plazo porque a día de hoy existen hasta seis informes diferentes que terminar y evaluar antes de la redacción definitiva. Navarro rechaza el supuesto ultimátum de Bruselas con fecha, el 21 de febrero de 2021, pero reconoce que “ha existido siempre u evidente riesgo de sanciones de la UE, pero no ahora sino desde hace por lo menos una década”.

Navarro recuerda que el en su día anunciado traslado de competencias de los cabildos al Gobierno de Canarias para elaborar estos planes fue descartado por motivos jurídicos que podrían haber derivado en una anulación posterior y un retraso aún mayor. Pero sí es el Ejecutivo regional el responsable de redactarlos una vez que, como en el caso de Tenerife, se hayan superado todos los trámites ambientales, en junio pasado, y durante el verano tuviera lugar la aprobación inicial en el Cabildo.

Navarro recorre la historia del proceso. Comienza en un lejano 2010 cuando Bruselas plantea que todas las cuencas hidrográficas deben tener sus planes de inundaciones culminados en 2015. Sin embargo “sólo fue a partir de 2018 cuando se impulsaron las redacciones”, apunta.

La única isla con el plan terminado –en el primer ciclo, el inicial, porque hay varias categorías– es La Gomera. Pero para Europa da igual ya que concibe el Archipiélago como una sola cuenca hidrográfica. O sea que hay que aprobar los siete en paralelo. Los de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote están en este momento más avanzados. Hay un evidente riesgo de que la UE imponga sanciones, aunque no es algo nuevo. Todo este proceso pasa antes y después por el Gobierno de España –del Reino de España para Bruselas–. Navarro acaba como empieza: “Antes de final de año estará culminado el PGRI de Tenerife”.

Ya ocurrió en su día con los planes hidrológicos y se repite la historia. El pasado marzo, antes de la pandemia, los cabildos delegaban en el Gobierno de Canarias. Febrero de 2021 es el umbral para tenerlos todos elaborados porque el de El Hierro está menos avanzado y se espera acabarlo para esa fecha. La Gomera ya aprobó el de primer ciclo, mientas el resto sigue en el enredo de la información pública, las alegaciones o la declaración del impacto ambiental.

Aviso más reciente. La Comisión Europea envió el pasado 30 de octubre un ultimátum a España para que actualice los planes de riesgo de inundaciones para las demarcaciones hidrográficas de Canarias excepto La Gomera, una obligación que debería haber cumplido ya desde 2015. La carta de emplazamiento da dos meses a las autoridades para reaccionar a las preocupaciones expuestas por Bruselas, que avisa en un comunicado de que si no cumple con la primera sentencia llevará a España ante la Justicia europea. Los retrasos son una posibilidad pero si se repiten de forma continuada se convierten en una peligrosa tendencia. Tenerife reclama un plan.

El sentido del plan. Acciones coordinadas, medidas, mapa de zonas de riesgo o definición de competencias Son algunas de las líneas maestras de un plan que sólo Canarias no ha completado entre todas las comunidades autónomas españolas. La directiva europea distingue tres fases: evaluación del riesgo, mapeado y planes de gestión. La evaluación del riesgo da lugar a la identificación de áreas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación (ARPSI). En Canarias se han detectado 155, 33 en Tenerife donde se han producido episodios de tan triste recuerdo como la gran riada de Santa Cruz el 31 de marzo de 2002.

En segundo ciclo sin tener el primero

El Cabildo de Tenerife, más en concreto el Consejo Insular de Aguas, trabaja ahora en un plan de inundaciones más completo, el de segundo ciclo, tras delegar el del primero, el que urge presentar a Bruselas, en el Gobierno de Canarias. Javier Rodríguez Melián, consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático de la Corporación insular, recuerda que “la FECAI decidió delegar la elaboración en la Comunidad Autónoma para evitar el descuelgue de alguna isla”. Así lo ratificó el pleno del Cabildo del pasado 31 de agosto. Rodríguez confía en que el documento esté culminado antes de esa fecha anunciada del 21 de febrero porque “así lo demuestran los resultados de las reuniones periódicas que tenemos con los técnicos del Gobierno de Canarias. Garantiza en este sentido uno de las premisas exigidas desde Bruselas: la coordinación entre las administraciones. | J.D.M.