16 de octubre de 2020
16.10.2020
Güímar

Desde 1999 constan vertidos peligrosos y la mala conservación del emisario

Lo certifica la Viceconsejería de Medio Ambiente en el marco del Programa de Vigilancia y Control

15.10.2020 | 22:11
Desde 1999 constan vertidos peligrosos y la mala conservación del emisario

La Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias certificó que ya en 1999 consta la existencia de vertidos contaminantes en el Polígono Industrial Valle de Güímar, así como defectos de conservación y mantenimiento del emisario submarino. Lo recoge el juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Güímar, Francisco Tuero, en el auto que emitió el pasado día 2 a través del que cita a 12 investigados para tomarle declaración en el marco de las diligencias previas abiertas por presuntos delitos continuados contra el Medio Ambiente y el presunto delito continuado de prevaricación.

La causa deriva de la denuncia presentada por Sí se Puede e Izquierda Unida Canaria (IUC) por vertidos contaminantes al mar, a través del emisario submarino, desde el Polígono Industrial Valle de Güímar sin contar con la preceptiva autorización y sin las medidas de control legales exigibles.

En el epígrafe que dedica el magistrado juez a los primeros incumplimientos en los Programas de Vigilancia y Control (página 14 del auto) refleja que la Viceconsejería de Medio Ambiente del Ejecutivo regional certificó los PVC realizados por el Servicio de Medio Ambiente de la Universidad de La Laguna (Semall) entre 1999 y 2010. Destaca que en abril del año 2000, el catedrático de Química Analítica y Director del Servicio de Medio Ambiente de la Universidad de La Laguna, Venerando González, "constató que los efluentes analizados superaban considerablemente los valores límite" correspondientes a los parámetros que miden el nivel de oxígeno en las bacterias, así como "sólidos en suspensión y sedimentables y, en ocasiones, en aceites, grasas y aluminio". Además, había "concentraciones significativas de fenoles, fosfatos, plomo, níquel, cobre y cinc".

Respecto a la inspección de julio de 2001 realizada al emisario submarino, se apreciaron "defectos de conservación y mantenimiento", incluida la obstrucción de difusores. Las analíticas realizadas por el Semall entre junio de 2009 y mayo de 2010 "reflejan valores máximos en PH, DB05, DQO, conductividad, sólidos en suspensión, aceites y grasas, cianuros, cromo, níquel y sulfatos que superan los límites fijados por las Ordenanzas del Vertido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España