13 de octubre de 2020
13.10.2020

Los Rodeos afina un sistema de aterrizaje que acabará con los desvíos por la niebla

La empresa española Indra ultima las pruebas en el aeropuerto tinerfeño del GBAS, una instrumentación basada en el GPS que llevará a los aviones hasta la pista sin visibilidad

12.10.2020 | 21:37
Panorámica del aeropuerto Tenerife Norte-Ciudad de La Laguna en un día con niebla.

La empresa española Indra afina en el aeropuerto Tenerife Norte-Ciudad de La Laguna un sistema de aterrizaje por satélite que acabará con los desvíos de vuelos por la niebla. Se trata del Normarc GBAS, un GPS avanzado que guiará al avión hasta la pista sin necesidad de tener visibilidad. La dirección del aeropuerto de Los Rodeos asegura que las pruebas de la compañía de ingeniería española, que comenzaron hace más de un año en sus instalaciones, enfilan su recta final y que en un mes está previsto que se celebre una reunión para evaluar los resultados. Si los datos ofrecen fiabilidad y el sistema recibe el aval oficial, el aeropuerto tinerfeño lo incorporará. Será la solución definitiva a los perjuicios que provoca el mal tiempo en las operaciones de aproximación y aterrizaje de las aeronaves en Los Rodeos.

El Sistema de Aumentación Basado en Tierra (GBAS) se inspira en la tecnología GPS, que se utiliza de forma generalizada en el transporte, pero con un grado de precisión y desarrollo mucho mayor que los aparatos que ya llevan muchos vehículos. No solo servirá para guiar milimétricamente al avión en condiciones de muy baja visibilidad, sino que también traerá otras muchas ventajas. Las principales: el ahorro de combustible y la reducción de la contaminación acústica. Según informó Indra a la web especializada en el sector aéreo Flynews, las aeronaves podrán mantenerse a mayor altura más tiempo en su aproximación y realizar descensos más pronunciados y rápidos que reducen las molestias generadas a la población que vive cerca de los aeropuertos.

"Esto abre incluso la puerta a la construcción de nuevos edificios residenciales en áreas que hasta ahora no se consideraban habitables o a la reducción de las medidas de mitigación de ruidos existentes en este momento, que ya no serían necesarias", matiza la empresa española de alta tecnología a la mencionada web. Pero en lo que le interesa a Los Rodeos, "es el único sistema capaz de guiar el aterrizaje en condiciones de baja visibilidad". Las pruebas que se realizan en el aeropuerto tinerfeño van a servir, además, para ajustar sus sistemas de forma específica para las regiones ecuatoriales, con un clima parecido al del Archipiélago.

Un "salto cualitativo vital"

En el caso de Tenerife Norte, Indra desarrolla el proyecto para Enaire, el gestor de la navegación aérea en España. Una vez que se verifiquen sus resultados, el GBAS se irá instalando en otros aeropuertos al convertirse en el sistema de guiado de aviones más avanzado y preciso del mercado internacional. Manuel Luis Ramos, piloto jubilado que trabajó para compañías como Iberia y Binter y que tantas veces se enfrentó a la espesa niebla en los aterrizajes a Los Rodeos, asegura que si el sistema recibe el visto bueno será "un salto cualitativo vital". "Es la solución para acabar con los desvíos en el aeropuerto Tenerife Norte por el mal tiempo. Con él, siempre que se certifique su operatividad, se puede decir que las aeronaves podrán tomar tierra prácticamente en el cien por cien de los casos", subraya.

En realidad, el mal tiempo no afecta tanto a los vuelos de Los Rodeos como se piensa. Aunque ocurre con cierta frecuencia en la zona de La Laguna en la que está situado el aeropuerto, tenga gran repercusión mediática y ocasione inconvenientes a los pasajeros, la estadística dice que los desvíos no llegan a una de cada 100 operaciones que se realizan cada año en Tenerife Norte. El año pasado, el aeropuerto registró un tráfico de 5.840.483 pasajeros y 75.388 operaciones.

La diferencia con el ILS


El Sistema de Aterrizaje Instrumental (ILS) es el que utiliza en la actualidad Los Rodeos para las maniobras de aproximación y aterrizaje. Es una instrumentación sofisticada y que ha sido mejorada con el tiempo, pero no es perfecta. Según el piloto Manuel Luis Ramos, "con este sistema, si no tienes ves la pista a 400 pies (unos 140 metros), hay que abortar, meter motor, ascender y volverlo a intentar o ir a otro aeródromo". "El GBAS que se está probando ahora te llevaría a la misma cabecera de pista sin necesidad de tener visibilidad, además de con un grado de precisión nunca vista", matiza.

Una estación terrestre de GBAS cuenta con varios sensores GPS, una estación de procesamiento y una antena VHF para la transmisión de datos a las aeronaves, según apunta Flynews, que se hace eco de las pruebas que se realizan en Tenerife Norte para la puesta a punto del sistema. Para Indra, esta tecnología "permitirá a los aeropuertos incrementar su capacidad cuando el mercado se recupere". "Los sistemas GBAS son una de las tecnologías que los proveedores de servicios de navegación deberán implantar para adaptarse a la nueva realidad y mejorar la eficiencia de costes en el largo plazo", añade esta compañía española de tecnología con prestigio internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España