09 de octubre de 2020
09.10.2020

Asaga defiende que no es el momento de subir las tarifas del matadero insular

La presidenta, Ángela Delgado, asegura que añadir este sobrecoste es "ignorar la realidad"

09.10.2020 | 00:15
Ángela Delgado, presidenta de Asaga Canarias Asaja.

La Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga Canarias Asaja) muestra su rechazo a la subida de tarifas, reajustándolas al IPC sin actualizar desde el año 2008, que el Matadero Insular de Tenerife (MIT), sociedad participada por el Cabildo Insular de Tenerife, ha comenzado a aplicar, desde esta semana, a los productores locales para poder llevar a cabo el sacrificio de animales en la Isla. Un servicio esencial que garantiza el cumplimiento de las normas actuales de seguridad alimentaria a la hora de comercializar la carne.

Asaga Canarias lamenta la "desafortunada e inoportuna decisión" de incrementar el coste de este proceso, que le supondría al ganadero abonar dos céntimos por kilo de carne sacrificada al entender que no es el momento más propicio para que el sector asuma este incremento en el coste del sacrificio debido a la crisis económica actual en la que los productores se han visto perjudicados por el cierre del canal Horeca y las pérdidas en ventas. Así se lo trasladaron la presidenta y el secretario general de esta organización profesional agraria, Ángela Delgado y José Timón, respectivamente, en la reunión que mantuvieron ayer con el consejero Insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla.

Para la presidenta de Asaga Canarias, "añadir un sobrecoste a la carga de gastos a los que tiene que hacer frente el sector en estos momentos es ignorar su situación y perjudicar su actividad al reducir su competitividad frente a las producciones cárnicas importadas". Por otro lado, Asaga Canarias considera que el argumento que esgrime el consejero para justificar la subida de las tasas aludiendo que se va a contribuir a reducir el déficit del matadero, cifrado en 1,6 millones de euros anuales, no tiene razón de ser puesto que la cantidad que se recaudaría ascendería aproximadamente a 80.000 euros al año, lo que representa un 5% aproximado del déficit total.

Aunque la medida fue acordada por el Consejo de Administración del MIT, el pasado 8 de julio. Sin embargo, en la nota de prensa emitida el miércoles por el Cabildo de Tenerife no se menciona que ese mismo Consejo rechazó por mayoría su aplicación a partir de este mes de octubre. Asaga Canarias recuerda que "ningún matadero en Canarias es ni será nunca rentable porque el volumen de animales que se sacrifican en las islas es bajo comparado con el volumen que manejan los mataderos en la Península, con tasas inferiores a las nuestras que incluyen el transporte al matadero mientras que en las islas corre a cargo del ganadero".

Para que una empresa pública, como otras adscritas al Cabildo, deje de ser deficitaria tendría que reconvertirse bajo una nueva figura jurídica como la de Empresa Pública Empresarial (EPE) o cualquier otra forma viable que le permita financiar sus pérdidas. Tal y como está actualmente calificado el MIT, que es una sociedad anónima, se estaría incumpliendo, según el consejero, con la Ley General de Empresas Mercantiles.

Asaga Canarias espera que se pueda reconducir la aplicación de esta medida para evitar más daño económico a los ganaderos de Tenerife y preservar su rentabilidad en unas circunstancias tan críticas como las que se viven actualmente.

Críticas por su gestión

Pero Asaga no es la única voz discordante con la gestión del Matadero Insular de Tenerife. Hace menos de un mes, el grupo de CC-PNC del Cabildo de Tenerife pidió al grupo de gobierno que la corporación asuma directamente la gestión del Matadero Insular de Tenerife.

El consejero nacionalista, Antolín Bueno, señaló entonces que con esta petición se busca garantizar la continuidad de un sector estratégico como es la ganadería y aumentar la soberanía alimentaria.

"Somos conscientes de que la gestión del Matadero es deficitaria porque el nivel de sacrificio existente en la Isla no es suficiente para llegar al umbral de rentabilidad, por lo que la aportación del Cabildo es fundamental para equilibrar las cuentas, tal y como se ha venido produciendo desde los inicios de esta instalación, y como sucede en el resto de las islas del Archipiélago", añade la asociación agrícola.

En ese momento, solicitó crear un equipo de trabajo con representación de todos los grupos políticos del Cabildo, técnicos y los representantes del sector para estudiar y revisar de manera consensuada las tarifas de los servicios, de forma que permita a los ganaderos competir en igualdad de condiciones con las canales de importación, "sin poner en riesgo la economía y la pervivencia de la actividad y del empleo del sector. El nacionalista, asimismo, reclamó que el Cabildo asumiera el cien por cien de su gestión.

Javier Parrilla, consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, avanzó en una comparecencia oficial que en el presupuesto de 2020 del Cabildo incluyen fondos para acometer diferentes actuaciones. Una de ellas será sacar fuera de la instalación la Oficina de Expedición. "Ahora mismo está en el centro y con apenas 50.000 euros podremos trasladarla ganando un espacio en el interior", concretó. También está previsto realizar mejoras en el pavimento, así como en obras para poder conectar los residuos que generan los animales en los establos con la depuradora. Además, Parrilla también pretende mejorar las condiciones laborales de los trabajadores así como las instalaciones que utilizan en sus momentos de descanso. El consejero avanzó que estas actuaciones se desarrollarán a lo largo de este año "con cabeza", porque se trata de reformas que "no pueden esperar más".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España