29 de septiembre de 2020
29.09.2020

Roberto Ucelay: "Tenerife y su sociedad no pueden soportar otro cero turístico"

El presidente del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife considera que "Torres debe ver la caravana como una herramienta de apoyo a la toma de decisiones"

28.09.2020 | 22:20
Roberto Ucelay, empresario hotelero y presidente del CEST.

En su segundo mandato al frente del CEST, a este empresario hotelero le toca afrontar el momento más delicado de la actividad. Pese a que lleva varios meses haciendo propuestas de solución, al tiempo que reclama su aplicación, sostiene que es posible salir de la crisis porque otros territorios lo hacen con lo que el Círculo plantea. Advierte que los test a los viajeros son esenciales, pero no bastan. Los índices sanitarios tienen que mejorar.

¿Sigue sin saber para cuándo los test en los aeropuertos y los puertos de Canarias?

El Círculo de Empresarios pide que se realicen test a los viajeros, no solo a los turistas. El motivo principal es que muchos proceden de zonas de la Península con alto índice de contagio. Tenemos la fortuna y la posibilidad de poder controlar a todos los visitantes y debemos hacerlo.

¿Y que la medida se aplique desde ya?

Propusimos al presidente que empiece a aplicarlo cuanto antes. Al ser de carácter voluntario y gratuito, muchos ciudadanos accederán a hacer los test, que deben tener una fiablidad y coste razonable. Esa es una medida, pero, además, planteamos que, tal y como se hace en los internacionales, se practique el registro digital sanitario a los vuelos nacionales. Pero vamos más allá. El CEST tiene una plataforma para emitir códigos QR que pusimos a disposición del Gobierno canario a través del presidente, Ángel Víctor Torres, y de la consejera de Turismo, Yaiza Castilla. Es una herramienta que facilita el rastreo rápido y barato del visitante y a los establecimientos su registro y el envío de los datos encriptados a la Consejería de Sanidad. Asimismo, informamos del interés del sector alojativo por realizar los test a los viajeros de salida, algo que ya estamos haciendo algunos.

¿Por qué estas medidas no se aplican en las Islas y sí en otros territorios europeos?

No entendemos que aquí no se hace mientras Madeira o Córcega exigen los test a los viajeros que llegan y, quien no lo tenga, hay habilitada una carpa para hacerlo. Mientras espera por el resultado, permanece aislado; si fuera positivo, tendría que cumplir el protocolo en un lugar seguro y agradable. Desde que Madeira empezó el 1 de julio con estas medidas su registro es de cero fallecidos. Hablamos de una plaza que tuvo 1.400.000 turistas de llegada el año pasado y que en julio se encontraba al 33% de su actividad, o sea, más que cero. Aquí estamos llegando al cero turístico, otra vez. Ni emocional ni económicamente estamos preparados para eso, ni el sector privado ni el público. Tenerife y su sociedad no pueden soportar otro cero turístico; por supuesto, tampoco lo está Canarias.

Ustedes sitúan el inicio del problema en junio...

El control sanitario se ha perdido en Canarias desde el 22 de junio, el día en que se levantó el estado de alarma. Hay marco jurídico que sustenta la aplicación de las medidas que proponemos. El Gobierno canario tiene herramientas para empezar a hacer test y registro sanitario a la llegada de los viajeros de forma voluntaria y gratuita para estos. Ahora mismo el filtro es cero. Por eso, si el test tiene una fiabilidad del 70% es más que lo que hay; si fuera del 90%, mejor. Eso sí, a un coste razonable, que los hay.

¿Percibe que las autoridades son conscientes de que urge tomar decisiones?

Con la caravana queremos que el presidente Torres vea el respaldo social de Tenerife, en espacial del Sur -cuya dependencia de la actividad turística es alta-, y que tenga constancia de que hay una importante voluntad social de respaldo a estas iniciativas. Además, debe considerarla una herramienta de apoyo a la toma de decisiones en el sentido que le planteamos.

Se habla mucho de los corredores seguros...

Se trabaja de manera intensa en ese sentido y con los seis países de referencia para nuestro turismo: Alemania, los cuatro nórdicos y Gran Bretaña, pero de nada servirá que los viajeros extranjeros vengan con sus test realizados en origen si Canarias mantiene los datos epidemiológicos que tenemos ahora. Con el nivel de ingresados en las UCI y de fallecidos que registramos, nunca tendremos un corredor seguro internacional que funcione.

Parece que solo se habla del mercado extranjero, pero, ¿y el corredor sanitario con la Península?

No está previsto. De Madrid viene una docena de vuelos cada día, con entre 2.000 y 2.500 personas, pero no hay corredor seguro ni está previsto. Recordemos que en el territorio nacional hay zonas que están entre los de mayor índice de contagios. Lo ideal es que todo el mundo viaje con un test realizado a la salida porque es la forma sana y segura de viajar, pero no tiene sentido poner eso en marcha en los vuelos internacionales si en los españoles no hay control. Por eso insistimos en que se hagan los test desde ya y de forma voluntaria, ya que el Gobierno no quiere imponerlo, aunque pueda hacerlo.

Pero el turismo no depende solo de los test.

Depende de la situación sanitaria. Si tenemos las UCI saturadas y un índice de fallecidos importante será muy difícil que tengamos el turismo que necesitamos.

Las cosas así, parece justificada la incertidumbre que reina respecto a la temporada de invierno.

Sí, viene una temporada de invierno de la que hemos perdido una gran parte de las reservas en los últimos dos meses de este verano. ¿Por qué? Canarias, a fecha de hoy, no es un destino seguro, lamentablemente. No porque lo diga una persona u organización pública o privada, no, hablan los datos. Cualquier compañía y touroperador comienza preguntando la cifra de contagios por cada 100.000 habitantes. Lamentablemente, aquí no cumplimos.

¿El tiempo pasa y la situación se complica por días?

Al presidente Torres y al vicepresidente Rodríguez les recordamos que el sector turístico aporta a la economía canaria una media de 850 euros por viajero, de la que el Gobierno regional recauda el 7%, es decir una media de 59,5 millones de euros por cada millón de visitantes. Cifremos el precio de los test en 20 o 30 euros, el dispositivo por millón de turistas le costaría al Ejecutivo unos 30 millones de euros. Los números siguen siendo positivos para el Gobierno en recaudación obtenida desde el sector.

¿Qué espera el presidente del CEST de la caravana que se celebrará mañana?

Que esta movilización sirva de apoyo para que el presidente Torres y su Consejo de Gobierno del jueves tomen la decisión de implantar ya los test voluntarios a la llegada de viajeros en los aeropuertos y puertos. Quien quiera acudir tiene en www.cest.org las normas y los horarios de la travesía autorizada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España